India

FATEHPUR SIKRI, la ciudad abandonada. India


Fatehpur Sikri, una ciudad abandonada pero hermosa, situada a unos 40 km de Agra. Las leyendas en torno a ella varían mucho según quién las cuente, porque no se sabe a ciencia cierta lo que ocurrió. Por este motivo no deje que alguien le haga de guía, lo más probable es que se invente lo que le cuente. Eso sí, ¡con mucha imaginación.

Esta ciudad mogol fue construida por el emperador Akbar, utilizada durante 17 años, y abandonada probablemente por las sequías. Se dice que el emperador escogió la colina de Sikri tras haber consultado al jeque Salim Chistie, santo nacido en ese lugar, que profetizó a Akbar el nacimiento de tres hijos. Otros dicen que el mismo hijo de Salim Christi, de seis meses de edad, se inmoló para reencarnarse en las entrañas de la emperatriz y darle un hijo. Sea lo que sea, dos años después el emperador tuvo su primer hijo y Akbar inició en Sikri la construcción de una mezquita y un palacio. Los nobles de la corte vivían en las cercanías y así apareció una nueva ciudad. En 1573, tras la conquista de Guyarat, Akbar le puso el prefijo de Fatehpur que significa Ciudad de la Victoria; pero doce años después la corte abandonaría el lugar repentinamente.

Lo primero que nos encontramos al llegar es un mercado bullicioso, lleno de gente, olores y especias. No es una ciudad completamente abandonada; o puede que viniera gente a vivir debido al tirón turístico de Fatehpur Sikri.

La Mezquita y el Palacio Imperial constituyen una obra maestra única que hay que visitar descalzo, a pesar de lo caliente que está el suelo. Primero en la mezquita nos pusieron un gorro para poder entrar y un chico se ofreció a enseñármela en español para poder practicar el idioma. El joven me estaba contando que a través de las celosías de alabastro que decoran la mezquita, yo puedo ver a los que están afuera pero ellos a mí no. Se me ocurrió asomarme por uno de los agujerillos y también había otro indio asomándose desde fuera que al verme gritó “¡Muchaaaa caloooor!”, evidéntemente salí de la mezquita partiéndome de risa.
Cruzando la enorme plaza, nos encontramos con la tumba de Sheikh Salim Chishti, de mármol blanco.

El Palacio Imperial de Fatehpur Sikri está formado por una serie de pabellones y amplios patios rectangulares unidos entre si, agrupados en terrazas en la cima de la estrecha colina de Sikri. Al igual que la mayoría de los palacios indios de la época se compone de una zona para mujeres, una zona para hombres y una zona pública. Aquí destacan los siguientes edificios:
Diwan-i-Aam: Amplio patio con un magnifico pabellón que se utilizaba para las audiencias públicas del emperador.

Diwan-i-khas: O pabellón de las audiencias privadas. Destacando el Eje central sobre soportes esculpidos.

 

El Panch Mahal: Pabellón abierto de cinco alturas que domina el patio Pachisi, donde se cree que las reinas de Akbar y sus sirvientas se reunían para jugar al “parchis”, de donde la viene el nombre.

 

A finales del siglo XVI Fatehpur Sikri, entre el olvido por un lado y las sequías por otro, quedó en un estado de lamentable descuido, hasta tal punto que se hizo territorio de animales salvajes.

 

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Comentario: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>