España

And the Winner is…

Esther , que se lleva una cámara SONY DSC – S650. ¡Enhorabuena!

Ibi. Alicante

No ha sido fácil escoger una sola fotografía y  me hubiera gustado que pudiera ganar más gente. Muchas gracias a todos los que habéis participado y a los que habéis seguido el concurso a través de Facebook y Flickr, sin vosotros no hubiera podido salir adelante el primer concurso de Mis viajes por ahí. Visto el éxito, habrá más y mejores en un futuro.

La instantánea está tomada en Ibi (Alicante), en donde el día de los Santos Inocentes se celebra una curiosa y fotogénica festividad:  el día de los ENFARINATS.
Según Esther, meterse en esta fiesta como fotógrafo es como ir a la guerra, tienes que protegerte bien, pues primero tiran harina y huevos a discreción, y te pueden rebozar bien si te metes por medio. Ahí se suele decir el dicho ese de “qui no vulga pols que no vaja a a la era” (quien no quiera harina que no vaya al granero). Después de los huevos y la harina, van los “cohetes borrachos”, que eso sí que asusta, pero si estás cerca puedes sacar mucha foto de reportaje
Así que hay que ir cubierto como ellos, hasta arriba: con gorro, orejeras y pantalones cerrados por abajo para que no entren los “cohetes borrachos”… dejando sólo el espacio justo para asomar el ojo por el visor de la cámara. La cámara hay que hermetizarla todo lo que se pueda y así con todo sigue entrando harina en el objetivo. Pero como podéis comprobar, vale la pena meterse en esta fiesta hasta dentro. Los fotógrafos lo disfrutamos mucho.

Ibi. Alicante

No están locos, pero lo parecen. Al menos, un día al año: el 28 de diciembre, dedicado a los Santos Inocentes. Son “els Enfarinats”, y la ciudad, bajo su caprichoso dominio, cambia sorprendentemente de ritmo.
Bien de mañana, els Enfarinats (los enharinados) se reúnen junto a la iglesia. Desde allí emprenden una carrera hasta el ayuntamiento, que dista unos 200 metros: en ella, necesariamente, ha de ganar el alcalde de els Enfarinats. En la meta se encuentra el otro grupo protagonista de la fiesta, la oposición, produciéndose el primer enfrentamiento -jocoso, como todo en este día- entre ellos. Antes, se ha llevado a cabo un acto fundamental: el traspaso de poderes del Ayuntamiento real al burlesco.
El grupo de els Enfarinats está compuesto por 14 hombres casados; la de casado es una condición absolutamente indispensable. En cuanto al número, es bastante cerrado. Ellos mismos reconocen que no es fácil que nadie entre en el grupo, ya que está basado en una amistad de muchos años y ese es mérito que no se adquiere de la noche a la mañana.
La fiesta, cuyos orígenes históricos no están claros, dejó de celebrarse en los años cincuenta. De entonces acá, Ibi ha pasado de ser un pequeño pueblo de apenas 3.000 habitantes a los 20.000 que tiene en la actualidad.
Después del paréntesis, en 1980 se recuperó la Dançà y, al año siguiente, els Enfarinats. Todo ello, en principio, por obra y gracia de un grupo de amigos que se reúne durante el año y participa activamente, no sólo en esta fiesta, sino también en la de Moros y Cristianos.

Para más información sobre la festividad, pincha aquí.

Ibi. Alicante

Entradas relacionadas

10 comentarios

Deja un comentario

Comentario: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>