Bulgaria

VELIKO TARNOVO, Bulgaria

Con Bucarest llegamos al último tramo de Rumanía y nos adentramos en el siguiente país dentro de nuestro recorrido: Bulgaria. Esto significaba volver al alfabeto cirílico que tantos días habíamos utilizado en Ucrania, solo que esta vez no habría que esforzarse tanto para entenderse con la gente, en Veliko Tarnovo la mayoría de los jóvenes aprende inglés. Más aún cuando se trata de una ciudad universitaria: uno de cada seis habitantes es estudiante. Nosotros además nos encontramos una chica que hablaba español, se trataba de la recepcionista de nuestro hostal (Hostel Mostel, 7,5€ la noche y 1€ adicional si solicitas que te recojan en la estación), una joven que con haber pasado unos meses en Argentina y unas semanas en España, le había sido suficiente para aprender el idioma. Siempre he pensado que la gente de esta zona (Rumanía, Moldavia, Bulgaria…) tenían especial habilidad para aprender idiomas.

DSC02492

Una vez en la habitación del hotel, como la compartíamos con más personas, un estadounidense me preguntó extrañado que por qué viajábamos un grupo, que si lo habitual no era viajar solo por Europa como él bien estaba haciendo. Entonces me acordé de un capítulo de Friends, aquella serie de TV que se desarrollaba en Nueva York, en el que varios de sus personajes tenían una historia de juventud, que aunque falsa, utilizaban para ligar. Comenzaba siempre con “Te voy a contar lo que me ocurrió un verano en el que viajé de mochilero por Europa…”. El aire romántico del viajero solitario volvía irresistible a su narrador.
En fin, no creo que haya una manera más normal que otra de viajar por Europa, pero en el hostal había otro norteamericano que también viajaba solo. Yo creo que ambas maneras de viajar son igual de válidas, de hecho también he viajado sola (con Ganesh), pero nunca se me ocurrió preguntarle a los demás que por qué no lo hacían.

DSC02488

Muy cerca teníamos la fortaleza amurallada de Tsarevets (unos 2€ la entrada). Esta gran construcción se asienta en una colina que ha sido compartida a lo largo de los siglos por tracianos, romanos y bizantinos y fue construido en gran parte entre los siglos XII y XV. Desde la puerta principal si se camina hacia la izquierda se puede ver la roca de la ejecución, desde la cual se empujaba a las almas condenadas. Al sur, una bandera búlgara gigante ondea desde las ruinas del Palacio Real. En lo alto está la iglesia patriarcal, cuyo interior está decorado con unos murales modernistas que no te esperas antes de entrar. Terminamos nuestra visita subiendo a la Torre Baldwin, desde la que se tienen unas vistas espectaculares de Veliko Tarnovo y sus casas colgantes.

DSC02472

DSC02477

DSC02482

Ya que se trata de un lugar turístico, no podían faltar los tenderetes con souvenires típicos como matrioshkas y productos fabricados a base de rosas. Yo me compré una crema para las manos que recordaba a estas flores.
Comimos en el restaurante Shtastliveca situado en la calle Nezavisimost. Curiosamente, nos trajeron los siete platos que habíamos pedido por barba y demostraron una habilidad asombrosa distribuyéndolos. A ninguno nos habían puesto lo que habíamos pedido, pero no nos dimos cuenta hasta que ya estábamos terminando. De todos modos estaba todo muy bueno. Como curiosidad, en los restaurantes tanto en Rumanía como en Bulgaria, cuesta mucho decidir el pedido.  La carta contiene recetas que por su explicación, resultan todas apetitosas y se reparten a lo largo de decenas páginas. Es para volverse loco… de hambre. Lo mejor es pedir varias cosas para el centro si sois unas cuantas personas.

DSC02508

Con el estómago lleno nos dirigimos por un sendero hasta el monumento Asenevs que rememora la fundación del reino búlgaro en 1185. La estatua representa a cuatro reyes búlgaros: Asen, Petur, Ivan Asen y Kaloyan; y desde aquí se obtiene una panorámica sobre río.
Además, en Veliko hay numerosas iglesias, sobre todo en el casco antiguo Asenova como la iglesia bizantina de San Dimitar, a la que se accede a través de un puente peatonal que sale desde la fortaleza.

DSC02523

Una vez que anochece, se proyecta un espectáculo de luces en la fortaleza Tsarevets que nos tuvimos que perder porque cayó una descomunal tromba de agua.
Aún lloviendo, pero con una intensidad que ya permitía salir a la calle, nos fuimos a tomar algo al Melon Club, un bar de rock muy bien decorado de la calle Nezavisimost. ¡Los domingos hay jazz en directo! A alguno le hicieron los ojos chiribitas al ver los más que asequibles precios de las bebidas: 0,40€ los chupitos y 1€ la jarra de cerveza. Al cabo de un rato, alguno terminaría trabándose la lengua y cambiándole el nombre a este pueblo por el de  “Veliko Taberno”. Más tarde acudimos a una discoteca cercana, la Organza Club, en cuya entrada, unos mastodónticos porteros nos cachearon la ropa y el bolso en busca de armas. La música era una mezcla de Camela, melodías tradicionales búlgaras y organillo Casio, pero todos bailamos aquella noche con muchas ganas, había sido sin duda un gran día.

Ver mapa más grande

DSC02486

 

Entradas relacionadas

21 comentarios

  • David dice:

    Hola¡ Me llamo David y me encanta el blog¡ Estoy mirando las entradas que hay de Bulgaria porque en julio visitaré el pais estableciendo el campamento base en Sofia. Yo tb soy de los que le gusta viajar solo, nunca digo que no a una buena compañia, pero disfruto muchisimo y exprimo al maximo el viaje si lo hago solo. Este verano en 20 dias viajaré por Copenhague, Sofia, Bari y Dubrovnick. Un super saludo y gracias por toda la super informacion que nos das en el blog¡

  • Biliana dice:

    Se me saltaron las lágrimas… has estado en mi bella ciudad a la que no veo desde el 2009…
    Me alegro mucho que te haya gustado! Gracias por haberlo escrito!
    Un besazo!

  • Vyara krasimirova dice:

    Hola Inés!
    Me llamo vyara, soy Búlgara(de sofía) aunque mi padre es de la parte griega de macedonia, vivo en valencia.
    Me encanta tu blog, a mi también me encanta ver culturas y paises nuevos, me encanta tu blog por que enseña un punto de vista objetivo de los países que visitas eso permite a la gente saber como son en realidad y dejar atrás los prejuicios que se tiene sobre ellos.
    Un saludo desde valencia.

  • Patricia dice:

    ¡Hola! próximamente viajaré a Rumanía y Bulgaria, y estoy sacando bastante información de tu blog 🙂
    ¿Podrías decirme cómo viajaste de Bucarest a Veliko Tarnovo? estaba mirando los trenes pero solo hay uno directo al día y el horario no me viene muy bien. ¿Sabes si hay buses? Gracias 🙂

  • Inés dice:

    Bienvenida Mikaela, me alegro mucho de que te haya gustado mi relato. Viniendo de alguien como tú que vive en el lugar, significa aún más. Espero que sigas leyendo el blog y avisa si vienes por España. Un abrazo!

  • Mikaela Bogdanova dice:

    Hola!
    Yo soy una bulgara y soy de Veliko Tarnovo. Me alegro mucho de que le gust`o nuestra ciudad y en general nustro pais. Me encantar`a conocerle y estoy segura de que voy a seguir leyendo su blog!
    Saludos desde Bulgaria.

    • Ruben dice:

      Hola Mikaela:

      He estado viendo este foro, porque el Domingo, iré a visitar VELIKO TARNOVO, ya que estoy viviendo en Byala, especifico, el Byala que está entre RUSSE, y Veliko.

      Llevo unas tres semanas recorriendo un poco Bulgaria, y me encanta porque se parece mucho a mi tierra en España, Asturias. Tan verde, con tanto arbol, montañas, ríos, incluso muchas y diferentes variedades de animales.

      En fin, me he visto este maravilloso, blog, FELICIDADES a Ines o todas aquellas personas que hacen posible que los demas podamos tener tan valiosa información.

      Si quieres, tu puedes guiarme por Veliko Tarnovo, cosa que te agradecería mucho, ya que me gustaría ver todo lo posible, estaré ahi, como te digo, el Domingo, y me gustaria poder ver a parte de la fortaleza, y alguna iglesia, tambien poder ir a lo que aqui se dice de JAZZ en directo. Y que me pudieras recomendar que poder ver tambien bonito el LUNES, ya que me quedare a dormir en Veliko el Domingo para continuar visitando lugares el Lunes.

      Un saludo, y si puedes contestarme antes del Domingo, te lo agradecería.

      Gracias

    • cristina dice:

      Hola Micaela, somos una familia que en breve viajamos a Bulgaria. Cuando lleguemos a Veliko buscamos una persona que hable Español y que nos acompañe un día de Veliko a Kazanluk y allí poder traducir alguna conversación con algunos luthiers (violín) de esa ciudad.¿conoces alguna persona? Un saludo ,desde Madrid.
      Cristina.

  • Inés dice:

    Ander fon, a veces me olvido de sacar de paseo a Ganesh, y no me lo perdona. En la siguiente parada, Sofía, se le vuelve a ver 😉

    Víctor, no eres el único que deja a Bulgaria en segundo plano. No suele ser el primer lugar en el que pensamos para pasar las vacaciones a pesar de que tenemos vuelos directos desde España y que pertenece a la UE, por lo que no hace falta visado ni pasaporte para los españoles. He viajado de todas las maneras y creo que cada una tiene sus cosas buenas. Un grupo numeroso no suele salir bien, pero en nuestro caso como nos gustaba lo mismo, no me puedo quejar. Además podíamos dividirnos para hacer diferentes cosas. Viajamdo sola he acabado hablando conmigo misma pero también han sido los viajes en los que más cosas alucinantes me han ocurrido. Un saludo, amigo!

    Manuel, yo también quiero mandarlo todo paseo e irme a ver mundo… ¡pero ya!

    Girola, si el grupo es muy heterogéneo puede salir fatal… que si uno sólo quiere ir de compras, que si otro pasa de visitas culturales… Obviamente con la pareja es todo más facil 😉

    M.C me alegro de que conozcas Veliko gracias a este artículo. Anímate a visitar Bulgaria y nos cuentas. Un saludo, viajera!

  • M.C. dice:

    A mí viajar sola no me gusta porque puede resultar a ratos aburridos. Sólo he viajado una vez sola y aunque no estuvo mal, prefiero viajar con mi pareja que tenemos los mismos gustos.
    Bonita ciudad! Si no fuera por blogs como el tuyo ni sabría de su existencia! 😉
    Saludos

  • Girola dice:

    Viajar en grupo es pesadísimo. Se pierde mucho tiempo, la gente tiende a desperdigarse y a salirse del programa, fastidiando a los demás. Viajar sola me resulta agotador porque no tengo sentido de la orientación, prefiero viajar con mi pareja. Tenemos los gustos parecidos, nos interesan las mismas cosas, nos complementamos con los idiomas y nos cansamos a la vez.

  • Manuel Garcia Fernandez dice:

    Me ha encantado el articulo,como nos describes la ciudad y además con esas fotos mejor que mejor, dan ganas de olvidarse del trabajo, mandarlo todo a paseo y largarse de viaje.
    Un saludo

  • Víctor dice:

    ¡Me han encantado las fotos del artículo Inés! Bulgaria es uno de esos países que siempre he dejado en segundo plano y seguramente cuando lo vea me enfade por haberlo hecho.

    Al respecto del viajar solo, es cierto, ahora que lo dices, que la mayoría de los CouchSurfers americanos que he conocido viajan siempre solos por el mundo, pero en Europa somos más de viajar en grupo. Yo personalmente prefiero lo primero, pero no entiendo como países donde la gente joven se independiza pronto (como Escandinavia) también son de viajar en grupo. ¡Me entran ganas de hacer una encuesta!

  • ander fon dice:

    Lo cerca que está Bulgaria y lo lejos que parece. He echado en falta al elefantito

  • Inés dice:

    Xixerone, creo que el Mostel fue el mejor alojamiento del viaje. Es un hostal muy mono y hay buen ambiente. Se puede ir solo y conocer gente 🙂

    Antonio, no me suena ese lugar, si es que te metes en cada sitio… La comida genial, vaya, en Europa del este se come rebién. Pero no sigas su costumbre de tomar un chupito extrafuerte antes de comer, con la tripa vacía. Un saludo!

    Paco, gracias, me alegro de que te gusten!

    Helena, más de uno no, todos, jajajaja.

    Kaye, sí, fue un buen lugar para comenzar nuestra incursión en Bulgaria. Un saludo.

    Fran Soler, estuvo curioso. Como peudes ver hay distintos ambientes, el del bar de rock en el que se hacen conciertos, hasta la típica con gorilas en la puerta. Yo soy más de lo primero pero claro, queríamos ver como se cocía el ambiente búlaro en eso momentos. Saludos.

  • fran soler dice:

    Qué lugares tan desconocidos e interesantes nos muestras Inés. Y comida y bebida a precio de risa. Por cierto, me hubiera encantado entrar a esa discoteca para palpar el ambiente Búlgaro.
    Un saludo.

  • Kaye dice:

    Woha!!! tiene que ser una autentica pasada (o al menos tus fotos lo describen así).
    Completamente precioso 🙂

  • Helena dice:

    La verdad es que con la cerveza a ese precio estoy segura de que más de una cayó…
    Un saludo 😉

  • Paco Sales dice:

    Un lugar precioso que todavía realzas más con tus buenas fotografías y explicaciones del lugar que visitas, es un placer el seguirte en tus viajes, un fuerte abrazo para ti

  • ¡A mi me encantó Veliko Turnovo!

    La antigua capital búlgara tiene atractivos de sobra. Quizá algo no conocido, por si alguien pasa por la ciudad, sea un edificio de la antigua época comunista en el centro de la ciudad, donde el ambiente sigue siendo el mismo que hace años, con despachos comunes para varias personas llenos de montañas de papeles.

    Y de la comida qué decir… Suscribo todo lo que has escrito. Recuerdo unas albóndigas de carne y verdura espectaculares como primer plato.

    ¡Un beso y a seguir así!

  • xixerone dice:

    Me encantó Veliko Tarnovo! y además compartimos alojamiento. El Mostel es una pasada!

    Yo, al igual que el norteamericano, fui solo a Bulgaria, y la verdad es que me lo pasé genial.

Deja un comentario

Comentario: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>