España

Sigüenza: fin de semana de Turismo Rural


teatro en la plaza mayor de sigüenza

En estos momentos estoy en la sala de estar de mi casa escuchando los martillazos y el tracatrá de las taladradores de las obras que tengo enfrente. Por el patio, un sinfín de ruidos de mis vecinos, música caribeña, platos, niños gritando… Pero me tengo que abstraer al fin de semana pasado para poder narrarlo. En Sigüenza pude por fin recordar lo que es un deleite para los sentidos, la ausencia de ruidos sobrantes, el silencio. Anteriormente también disfruté de este placer en los Pueblos Negros de la misma provincia de la que hablamos, de Guadalajara. Creo que me voy a aficionar a las escapadas rurales de fin de semana a fin de recargarme las pilas para afrontar el ajetreo de la ciudad. Pero no penséis que tranquilidad es sinónimo de aburrimiento, hay muchas cosas que se pueden hacer cuando te vas de turismo rural. Acompañadme a la ciudad medieval de Sigüenza.

castillo de siguenza

Llegamos un viernes por la tarde a esta localidad. Aunque sólo habíamos estado una hora de viaje desde Madrid, se notaba que la temperatura había descendido con creces. Me dijeron que cómo no iba a ser así, si estábamos a más de mil metros sobre el nivel del mar. Tuvimos una calurosa acogida en La Casona de Lucía: tortilla de patatas casera, jamón serrano y vino blanco que nos habían preparado Ángeles y Mª Angelines. Los desayunos con los que me levantaron también fueron espectaculares. Una de las conclusiones que puedo destacar de mi breve experiencia en este tipo de turismo, es que las casas rurales cuentan con todo tipo de comodidades y generalmente están decoradas de una forma acogedora. Viajar a una casa rural, no consiste únicamente en alquilar un establecimiento entero con los amigos –que también– sino que existen muchas otras posibilidades. Os recomiendo leer el post “Turismo rural: cinco mitos desmitificados” de Xixerone para tener una visión diferente. En Toprural podéis encontrar este tipo de alojamientos (tanto alquiler completo como por habitaciones) en diez países europeos.

Sigüenza significa “la que domina el valle” por encontrarse en un lugar estratégico sobre la calzada romana de Henares que enlaza Mérida con Zaragoza. Su cultura milenaria fruto de diferentes civilizaciones puede respirarse por sus calles. Los visigodos levantaron una ciudadela sobre los restos romanos y  en el 712 serían los musulmanes los que construirían su alcazaba en este mismo lugar en donde se quedaron hasta el s.XII.
Comenzamos el recorrido en la calle de la Sinagoga. Conviene parar a mirar los letreros de las calles pues cuentan parte de su historia.

calle de la sinagoga siguenza

 

Lugares de interés en nuestra visita:

 

Sigüenza Medieval:

En 1124 Don Bernardo de Agen, un obispo aquitano conquistó la ciudad. Unos años después se creó el principal eje que une la catedral con el castillo. Aprovechando el trazado musulmán, el medieval tendría calles estrechas y con curvas que bajarían desde el castillo. Estas callejuelas albergarían a comerciantes y artesanos y a la judería. En cambio, los albañiles, canteros y vidrieros vivirían en torno a la catedral mientras se estuviera construyendo.

-El Castillo, hoy en día convertido en un parador nacional (cuando entré se estaba celebrando un congreso de neumología). Al estar en lo alto de un cerro, conviene pararse a observar las vistas desde el castillo.

castillo de sigüenza

vistas-desde-el-castillo-de-sigüenza

 

La Catedral. Se empezó a construir en el s.XII como fortaleza defensiva, pero como se tardaron varios siglos en terminarla, podemos ver en ella diferentes estilos arquitectónicos. No os perdáis el Altar Mayor, la Sacristía de las Cabezas y La Capilla de Santa Catalina en donde se encuentran los restos del Doncel, bajo una estatua de alabastro con mucho detalle (fijaos en su expresión, las venas de la mano, las páginas del libro…). Se pueden contratar visitas guiadas por 4€.

catedral de sigüenza

 

-La Casa del Doncel, edificio gótico que ha sido rehabilitado por la Universidad de Alcalá de Henares y abierto al público para su visita. Los salones están decorados con cenefas mudéjares, separados por bellos arcos de yeserías de este estilo. En el piso superior se encuentra situado el Archivo Histórico Municipal.

la casa del doncel

 

Iglesia románica de San Vicente, construida en el s.XII en honor al patrón a quien se encomienda la conquista de la ciudad.

 

Portal Mayor, una de las ampliaciones de la muralla en la que podemos ver a la virgen de la Victoria. Hay varias parecidas a ésta.

portal-mayor-sigüenza

 

Plazuela de la Cárcel, en donde construyeron viviendas sociales sobre los retsos de la antigua posada El Sol de la que aún quedan los arcos.

plazuela de la carcel siguenza

 

La Plaza Mayor, aquí se encuentra el ayuntamiento de Sigüenza (frente a la catedral), aunque pertenezca a la Sigüenza renacentista, aquí se celebran mercados medievales e incluso teatrillos como el que podéis ver en la foto incicial.

 

Tras este recorrido lleno de historia fuimos a visitar al señor Canfranc Lucea (C/ Seminario 12) , una de esas personas que tiene un oficio tan antiguo como escaso, el de cincelador. Con mucho sentido del humor, nos mostró como realiza sus cuadros realistas a golpe de cincel, todo un trabajo laborioso que impresiona al verlo. Utiliza láminas de oro, plata, latón o cobre que una vez talladas pinta con ácidos, cianuros, amoniacos, nitratos y sales metálicas. Todo un trabajazo que merece la pena ver.

cincelado-canfranc-luceacincelado-canfranc-luceacincelado-canfranc-luceaCanfranc Lucea working

¿Dónde comer en Sigüenza?

Una de las cosas en que Sigüenza es especialista, es en gastronomía a base de suculentos platos castellanos. Destacan el cabrito y el cordero, las migas, los hongos, los productos de caza… (vamos, platos que necesitan digerirse con una buena siesta). Pero también existe el tapeo y la cocina creativa:

Restautante Calle Mayor: elaboraciones con verduras de la huerta, carnes de cordero y cabrito y postres elaborados con miel, moras y menta fresca. Especialidades: revuelto de boletus edulis, foie y huevos de corral, cabrito asado y besugo escabechado a la antigua.
C/Mayor 21

Asador Medieval: un restaurante de decoración medieval en donde tienen éxito los enormes platos de cordero o cabrito asado, cochifrito, cabrito al ajillo o cochinillo asado estilo de Sigüenza.
Portal Mayor, 2

El hotel-restaurante El Doncel, cuenta con varios premios gastronómicos como El Primer premio cocina creativa del S.XXI, entregado por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, en mi opinión, muy merecido.  Una cocina creativa y moderna que juega con productos de la tierra y otros productos difíciles de encontrar en los mercados. Genial el carpaccio de trucha, las setas con foie o el corzo con chocolate.
Paseo de la Alameda, 1

Pastelería Atrio: elaboran de manera artesanal Yemas Seguntinas,  Doncelitos, Seguntinos y los famosos Bizcochos Borrachos. Mi favorito es el Doncelito, que está delicioso.
Plaza Obispo Don Bernardo 2

 

Y para tomar unas copas…  L’Antigua (junto al restaurante El Doncel)

doncelito atrio

 

Una manera de “bajar la comida” es ir a dar un paseo por el parque Natural del Río Dulce, escenario de míticas secuencias de Félix Rodríguez de la Fuente en donde vimos buitres volando. Pero eso es otra entrada…

 

rio dulce


Entradas relacionadas

12 comentarios

Deja un comentario

Comentario: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>