España

Un día de safari por Cazorla, JAÉN

cuaderno de viajes

“Si a un guarda se le cae una moneda en el campo: la huele el jabalí, la ve el ciervo y la escucha el muflón.” Durante nuestro paseo por el Parque Natural de Cazorla pudimos observar estos animales en su hábitat; además de ardillas, truchas, buitres y hasta un jabalí cuando el sol comenzaba a ponerse (son animales nocturnos). Estoy acostumbrada a que cuando visito una zona natural me expliquen que existen ciertas especies animales sin más expectativas que encontrármelos en pintura en los paneles explicativos… o como mucho me he podido topar con un zorro o una cría de serpiente. Pero en Cazorla, o mejor dicho, en el Parque natural Sierras de Cazorla, Segura y las Villas, pude cazar en un solo día todo tipo de animales con mi cámara. Éstos no se asustan de los vehículos por lo que pueden verse cerca de la carretera y si vas en un 4×4 asomándote por el ventanuco del techo para sacar el objetivo, te sentirás como si de verdad estuvieras formando parte de un safari… y todo esto sin salir de la provincia de Jaén.

Ganesh también estuvo aquí

Ganesh también estuvo aquí

El parque de Cazorla es con 2.100.000 ha. (equivalente a la provincia de Vizcaya) el mayor espacio protegido de España y el segundo parque natural más extenso de Europa, después de la Selva Negra en Alemania. Hace 230 millones de años, las sierras en las que estamos hoy eran el mar de Tethys. Las placas africana e ibérica se acercaron haciendo que el suelo se plegara formando estas montañas. Por eso no te debe extrañar toparte en estas latitudes con fósiles de animales marinos, como un enorme ammonites que tuve la suerte de encontrar. Por otra parte, su diversidad en cuando a paisajes (bosques de acebos, desiertos, elevadas cumbres, barrancos…) merece la pena verse con calma. Por mi parte, os contaré lo que hice en una sola jornada, que como veréis, dio bastante de sí. Pero se trata de una muy pequeña porción de todo lo que contiene este parque natural.

 

Fósil de ammonites de Cazorla

Negativo de fósil de ammonites encontrado en el Parque Natural de Cazorla

Comenzamos a ascender y pronto divisamos el castillo de Cazorla que cuenta la leyenda de Tragantía:
En los sótanos del castillo de Yedra, en Cazorla, bajo la torre del homenaje habita una mujer con cuerpo de serpiente. Se dice que aparece en la noche de San Juan para comerse a los niños de la localidad: los herederos de aquellos que la relegaron a su estado de monstruo. El origen de la leyenda se remonta a tiempos de la reconquista, cuando las tropas cristianas asediaban el castillo. El gobernador musulmán de la fortaleza guardó en los sótanos a su hija hasta que pasase el ataque, pero falleció a consecuencia de una flecha que le atravesó el cuello. La joven, una vez agotadas las provisiones, se alimentó de los pequeños animales de aquel lugar umbrío. Un día descubrió sus piernas llenándose de escamas hasta quedar de cintura para abajo convertida en serpiente. Su maldición vuelve en cada noche de San Juan para vengarse. Con su aparición, el miedo se transmite a los niños de Cazorla, que temen escuchar su canción:

“Yo soy la Tragantía,

hija del rey moro.

El que me oiga cantar

no verá la luz del día,

ni la noche de San Juan”

castillo de La Iruela

castillo de La Iruela

Seguimos en dirección a las Buitreras del Chorro, en donde el fuerte viento no impidió que nos acercásemos a admirar el barranco que ahí se extiende. En las piedras apuntadas encontramos un hueso que había dejado un quebrantahuesos, emblema de las sierras de Cazorla, Segura y las Villas, fruto de su labor de repoblación de esta especie que fue extinguida en la zona en los años 20.

barranco en Cazorla

Barranco Cortados el Chorro vistos desde las Buitreras del Chorro

Buitreras del Chorro

Buitreras del Chorro

hueso partido por un quebrantahuesos

hueso partido por un quebrantahuesos

Por el camino, cabras hispánicas, gamos, muflones y ardillas se dejaron ver, y los más habilidosos pudieron fotografiarlos. No obstante, en abril es habitual encontrarse un cuerno de gamo porque se les caen como si fueran dientes de leche. Pero rápidamente les vuelven a crecer y en septiembre ya están listos para la berrea. La velocidad del crecimiento y el tamaño final depende de si se ha alimentado bien o no el animal. Puede que como yo os hayáis preguntado… ¿Cómo puedo distinguir un ciervo de un gamo? La solución es fácil: si mueve la oreja es ciervo y si mueve la cola es gamo.

gamo del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y las Villas

gamo del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y las Villas

gamo cruzando la carretera en Cazorla

gamo cruzando la carretera en Cazorla

A continuación conocimos la charca en la que nace el río Guadalquivir. Los excursionistas se peleaban por hacerse fotos en el lugar, que aunque no tenga nada de espectacular, es la cuna en la que se forma un río que llega a ser navegable. Yo nunca había visto el inicio de un río, así que también tomé mi foto, aunque sin éxito a la hora de evitar domingueros en ella (con todos mis respetos).

nacimento del río Guadalquivir

nacimento del río Guadalquivir

Procedimos a hacer la llama ruta de “Los tejos milenarios” en el que se encuentra el tejo más antiguo de Europa. No se sabe a ciencia cierta su edad, pero los biólogos aseguran que tiene en torno a 2500 años. Normalmente estos árboles tienen una forma piramidal, pero éste ha resguardado las raíces del sol letal de Andalucía creando un paraguas con sus ramas para darle sombra. El motivo de que haya sobrevivido tanto tiempo sin haber sido atacado no se conoce, quizá haya sido considerado en la antigüedad como un árbol sagrado. También le llaman “árbol de los celtas” porque utilizaban su madera para fabricar arcos y flechas. Hay que tener cuidado, sus frutos son venenosos y solía decirse que cuando un pastor se tumbaba bajo un tejo, éste moría a su sombra. El caso es que era bien sabido que se trata de un vegetal peligroso, por eso quizá la culpable de estas muertes fuera la víbora hocicuda. Menos mal que no vi una…

tejo de 2500 años de antigüedad en la ruta de los Tejos Milenarios

tejo de 2500 años de antigüedad en la ruta de los Tejos Milenarios

Majanos de piedras que marcaban las divisiones de montes para el control y la explotación forestal

Majanos de piedras que marcaban las divisiones de montes para el control y la explotación forestal

En este sendero nos encontramos con la arenaria alfacarensis, una de las plantas endémicas de este parque natural, junto con el geranio y la violeta de Cazorla entre otros. Esta planta de diminutas flores cubre una roca haciendo que ésta sea blanda como una almohada. Pero no la toques, basta rozar una zona para que se seque. Otra de las peculiaridades de este sendero son los majanos de piedras que marcaban las divisiones de montes para el control y la explotación forestal con aspecto de un hito, pero a lo grande.

arenaria-alfacarensis

arenaria alfacarensis, planta endémica del Parque Natural de Cazorla

Llegó la hora de comer: bocatas de jamón y un vaso de vino acompañados de conversaciones viajeras en el Puente de las Herrerías. Por el camino vimos algún árbol frutal, lo que significa que este lugar estaba habitado por personas. Durante los años 60 y 70 mucha gente se trasladó a los pueblos a trabajar. Pero los que se quedaron hacen que el 20% del territorio del parque sea de carácter privado. Por otra parte, la Guardia Civil mató en el año 1952 al último “maqui”, término que designa a los guerrilleros que, tras la Guerra Civil española, se enfrentaron al régimen de Franco refugiándose en las serranías.

Tras este descanso, nos dirigimos al valle del río Borosa a caminar por el sendero de la Cerrada de Elías; a la derecha del cartel que vemos aquí… o en el quinto pino. Tras unos 800 metros por una agradable vereda de quejigos, encinas y madroños llegamos a unas pasarelas de madera que había que cruzar. Temí que se cayera porque nos paramos demasiados a fotografiar la belleza del río sobre este puente. Si os decidís a hacer esta ruta, estad atentos a la vegetación porque aquí crece una planta carnívora, la pinguicula Vallisneriifolia.

quinto pino

muestra del sentido del humor de los lugareños

Sendero de la Cerrada de Elías por el valle del río Borosa

Sendero de la Cerrada de Elías por el valle del río Borosa

Sendero de la Cerrada de Elías en el Parque Natural de Cazorla

Sendero de la Cerrada de Elías en el Parque Natural de Cazorla

sistema de autodefensa de los pinos para infecciones localizadas

sistema de autodefensa de los pinos para infecciones localizadas

Cuando nos estábamos marchando, la jornada nos despidió con estas espectaculares vistas del mar de olivos al atardecer.

atardecer en Cazorla

atardecer en Cazorla

 

Datos de Interés:

Turisnat: rutas guiadas en 4×4
Hotel Spa Sierra de Cazorla****: establecimiento ecológico (utiliza huesos de aceituna como combustible) y está acreditado con la Carta Europea de Turismo Sostenible
Web del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y las Villas.
Fotos de Cazorla y la provincia de Jaén

Entradas relacionadas

13 comentarios

Deja un comentario

Comentario: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>