Mundo

Concurso Mis viajes por ahí: ¡Gana un Kindle con tu anécdota!

Kindle

 

Se acercan la Navidad y he pensado que a alguno de vosotros le gustaría recibir un regalo en estas señaladas fechas. Para ello he organizado un concurso de microrrelatos de viajes en el que el ganador se llevará un Kindle Touch de Amazon por gentileza de Top Rural.
Os cuento las condiciones para participar, ¡es muy sencillo! Sólo debéis haber vivido alguna anécdota divertida, curiosa o surrealista en uno de vuestros viajes y contárnoslo en Facebook.

concurso para ganar un Kindle Touch Amazon

 

Condiciones para participar en el concurso ¡Gana un Kindle con tu anécdota!

—El participante deberá darle a “Me gusta” a la página de Facebook Mis viajes por ahí.

—Los microrrelatos no deben superar las 200 palabras y deben tratar sobre una anécdota curiosa o divertida ocurrida en un viaje.

—Tiene que ser verídica… ya bueno, eso no lo puedo comprobar, pero si nos ponemos a inventar anécdotas deja de tener gracia.

—También deberán estar escritos en primera persona. Mejor contar lo que habéis vivido vosotros mismos que no el vecino del 5º.

—Los microrrelatos se escribirán en el muro de Facebook de Mis viajes por ahí.

—Las fechas para participar son del 23 de noviembre al 23 de diciembre.

—Alrededor del 26 de diciembre publicaré en este blog la lista de microrrelatos finalistas.

—Como no me gustan los concursos de dar la brasa a la gente para que te voten o te pongan “megusta” en Facebook, he decidido que el relato ganador se hará por jurado. Y como no tengo un grupo de señores letrados con barba para que opinen sobre la calidad de los trabajos, el jurado soy yo. (Se aceptan patas de jamón o cualquier alimento como soborno). El fallo de  jurado (o sea, el mío) se hará público durante la segunda semana de enero.

¿A qué estáis esperando para participar? Seguro que tenéis muchísimas anécdotas con las que reírnos o maravillarnos. Los viajes, desde luego, son una auténtica fábrica de experiencias únicas. Echad mano de ese anecdotario viajero, quién sabe, igual os sirve para ganar este Kindle. 🙂

Entradas relacionadas

32 comentarios

  • mariana dice:

    me parese muy interesante esta pajina

  • JS Hotels dice:

    Fantástico aliciente para participar! 🙂

  • Hola Inés,
    He colgado la primera de mis anécdotas como comentario en la entrada de Facebook en la que mencionas el sorteo del Kindle. Espero que sea eso a lo que te refieres cuando dices que hay que colgarla en el Muro. Si no, dime y la cambio. ¡Quiero ese kindle, y quiero que todo esté perfecto! Tengo otra en mente, como has dicho que se pueden colgar varias…

  • Nina dice:

    ¡Hola!
    Mi anécdota es de cuando viajé por el Reino Unido con una amiga.
    Desde Stirling, habíamos cogido un tren a Edimburgo. Estábamos teniendo una conversación bastante encendida cuando, repentinamente, oímos un fragmento de grabación a bastante volumen y mala calidad que parecía ser alguien cantando (“Spiderpig, spiderpig, does whatever Spiderpig does. Can he swing from a web? No, he can’t, he’s a pig…”). No pudimos evitar quedarnos calladas, escuchando, cosa que los demás viajeros debieron agradecer, porque nos pusieron caras de “ya era hora de que cerrarais el pico”.
    Volviendo a la grabación, no podía evitar pensar que me sonaba un montón, aunque no sabía por qué, teniendo en cuenta que estaba en inglés y yo, de aquella, no controlaba gran cosa. No hacía más que pensar en Homer Simpson, y se lo dije a mi amiga.
    Así quedó la cosa hasta que, en nuestro último día en Londres, decidimos ir al estreno de la “Simpson movie” y nos encontramos a Homer cantando el ahora mítico “Spiderpig” que tanto nos había llamado la atención. Nos miramos, chocamos los cinco y nos echamos a reír a carcajadas. Salimos del cine pensando que el inglés ya no se nos resistiría más.

  • Ahí va mi relato, Inés. Te lo puse también en Facebook, pero así te queda también en el blog 🙂

    Esta historia es de 2008, año en el que visité New York en julio. Allí conocí a mucha gente de todas partes del mundo y de España. Con algunos todavía mantengo el contacto.

    Pues bien, unos meses más tarde, en diciembre, fui a Madrid a ver el rally, y a pasar algo de frío. Tras ver la carrera intentaba buscar aparcamiento en pleno centro de la ciudad, sobre las 10 de la noche del sábado (tarea imposible, lo sé), cuando paré en un semáforo en rojo al lado de la Plaza Mayor. Miro por la ventanilla, y en la acera ¡veo a una chica que había conocido en New York meses atrás! Grito su nombre para saludarla, y de la que se acerca ¡me dice que es su cumpleaños! Estaba de camino a un bar cercano, en el que lo celebraba.

    Así que tras dar unas vueltas, dejé el coche en un parking y fui hacia el bar del cumpleaños, que resulta que estaba al lado del hostal en el que me hospedaba.
    Para que después digan que las casualidades no existen. El mundo es muy pequeño 😀

  • Ummmmm….. Tendré que rebuscar en mi memoria… Alguna “anecdotilla” digna de mención debe haber por aquí!!
    Un saludo!!

  • Genial la idea. Y quien viaja seguro que tiene un montón. Voy a ver si me decido por alguna.

  • Creo que me apunto al sorteo!! lo escribiré en tu facebook ;))

    Saludos!!!

  • Emilia Mejia dice:

    Hola!
    Tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs de Turismo y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

    me respondes a munekitacate@gmail.com

    besoss!
    Emilia

  • Antonio dice:

    Enhorabuena o más bien gracias, Inés, por la posibilidad de ganar este premio. Voy a pensar en alguna anécdota curiosa. Se me ocurre una de Samburu, en Kenia. A ver cómo me sale y la publico en tu FB.

    Abrazos.

  • Tengo por aquí unos guijuelo bien ricos, aunque no veas si va a salir caro ganar el concurso XDDDD

    Vamos a ello 😀

  • Mariapilar dice:

    Llevábamos meses planeando el viaje a Malta. Salimos de casa de madrugada. El avión salía del aeropuerto de Girona a las 7 así que teniamos que madrugar. Nos encontramos la carretera en obras porque la están desdoblando, y calculamos mal la gasolina. A la altura de Manresa ya estabamos en reserva y buscando como locos una gasolinera a las 4 de la madrugada. Paramos a un chico para que nos indicara, pero llevaba una borrachera del 15. Acabamos en la policía local. Luego tuvimos que correr como locos, por una carretera en obras, ¡para habernos matado!
    Al llegar al aeropuerto, agobiados porque llegábamos tarde, corrimos a pasar el control de seguridad y dirigirnos hacia la puerta de embarque cuanto antes. Ya sabéis lo engorroso que es: sácate el abrigo, el cinturón, deja todas tus cosas en una bandeja para pasar el arco. Todos nosotros pasamos sin dificultad, pero, detrás nuestro, otra pareja se dispusieron a pasar. Paso ella, ningún problema. El llevaba las
    manos a la cintura, al pasar el arco el policía le hace señas para que levantara los brazos, el hombre los levanta y, tal como los levanta el pantalón se le cae al suelo dejando ver unos calzoncillos ¡de lo más decorado! Inmediatamente, el policía le hace señas para que se volviera a subir los pantalones, el pobre hombre, al ir a agacharse para subirse el pantalón, se le escapa un pedo de los que hacen afición oiga. Nosotros, que estábamos recogiendo nuestras cosas para salir corriendo y viendo el panorama, empezamos a reír y reír los cuatro que casi perdemos el avión. La pobre señora muerta de la vergüenza, el policía tapandose los ojos y disimulando la carcajada y a nosotros se nos caían las cosas partidos de la risa.
    Ya no pudimos hacer nada más aquel día sin acabar muertos de risa.
    Por cierto, Malta, una preciosidad de país.

  • ana espejo dice:

    Mi mejor anécdota,de muchas que tuve,fue cuando fui de viaje a Mexico a la Rivera Maya,primer viaje con mi novio.Al cuarto día de estar alli,nos tocaba la excursión de Cancún e Isla Mujeres;ibamos para nadar con los delfines…una vez alli,yo superilusionada,mi novio supercagado tanto q en el momento q le tocaba nadar con los delfines el pobre asustado porq el delfin queria impulsarlo,mareo tanto al delfin q lo lanzo tan rápido q perdió el bañador en medio de esa piscina…todo el mundo partio de la risa y no os cuento cuando lo vimos en el tipico video q graban para venderlo de recuerdo jajajajaja

  • Elvis Paredes dice:

    Esta en valdivia (Chile) dandomelas de don Juan e invite a una chica a conocer una cascada escondida entre los bosques nativos de CHILE, entonces como ni yo sabia donde era, solo indicaciones, nos metimos por una quebrada donde escurria una vertiente, de pronto se sintio unos maullidos de pequeños gatitos escondidos entre la maleza, de pronto un rugido estruendoso que hizo eco en todo el lugar de un puma nos hizo correr como los mil demonios, y desde entonces para mi fue la cascada perdida en un paraiso que es Chile.

  • Gloria dice:

    Viena 1977. Eramos jóvenes y estábamos recorriendo Europa, de Interrail, cuando se nos antojó ir a Budapest aprovechando que estábamos en Viena y desde allí había tren directo. Como era un domingo y la embajada estaba cerrada, pensamos que el visado obligatorio lo podíamos sacar en destino, ya que no era más que un mero trámite administrativo. Tomamos el tren y viajamos tranquilamente hasta que vino el revisor y nos pidió, además del billete, el visado. Cuando le dijimos que lo íbamos a pedir al llegar a Budapest, nos dijo que de eso nada, que en su lugar nos teníamos que bajar en la primera parada y volver a Austria inmediatamente. La siguiente parada resultó ser un pueblo en pleno territorio de Hungría, y allí, avisados por el revisor, nos estaban esperando varios militares armados y con perros. Después de registrarnos nos obligaron a sentarnos en el andén, con los perros a la altura de nuestras caras como peligrosos delincuentes, hasta que al cabo de una hora nos facturaron en el primer tren que pasó de vuelta. Era la época del telón de acero.

  • Elisabet dice:

    Hola Inés,
    si te pasas por el blog he dejado un regalito, espero que te guste!

    Un saludo,
    Elisabet

  • Arol dice:

    marchando una pata de jamoooooooonnnn!!!! jajajaja
    te dejaré mi anécdota seguro, ahora mismo me pongo a pensar en una

  • Rosa dice:

    Empezando a crear, que me viene muy bien para los reyes esas Kindle.

  • ana maria moreno dice:

    el viaje mas interesante fue el de fin de curso hace 32 años, yo vivia en el campo,en la provincia de Caceres, y nunca habia salido a una gran ciudad, y por suerte mis padres me dejaron ir.
    fuimos a Mazagon en Huelva, nunca olvidare cunado ibamos en el autobus y vi el mar, sencillamente impresionante.
    fue una semana magica, visitando Huelva, Ayamonte, Sevilla, era todo magico, con la añoranza de mis padres, que nunca me habia separado de ellos, y entonces no habia moviles, pero resulto increible.
    la convivencia de los 50 niños y niñas ideal, con alguna trastada nocturna, como era de esperar, pero nunca lo olvidare

  • Carlos dice:

    Muy buena idea Inés.

    Las anécdotas suelen ser la parte divertida de los viajes. Precisamente acabo de publicar uno con unas cuantas.

    …A ver cómo lo resumo en 200 palabras, pues soy de los que les gusta describir con todo detalle lo sucedido pues hay que poner al personal en situación.

  • Potrinski dice:

    Muy buena idea lo del concurso Inés 🙂
    Mi pregunta es si puedo escribir más de un relato. Ya sabes, a más relatos más opciones!
    Otra pregunta, ¿un erasmus cuenta como viaje?

  • Ander Fon dice:

    Se me antoja un poco escaso lo de las 200 palabrejas. Veremos qué se puede hacer.

Deja un comentario

Comentario: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>