Bosnia-Herzegovina

Qué ver en SARAJEVO, Bosnia-Herzegovina

 edificio de la guerra

Qué ver en Sarajevo

 Sarajevo ha sido siempre un lugar abierto a los viajeros y durante la historia han sido muchos los que se han acercado a ella: se trataba de un punto muy importante de intercambios comerciales lo que hacía que viniera gente de todo el mundo. La capital de Bosnia-Herzegovina es una ciudad que habla sobre todas sus etapas históricas a través de sus paredes: El barrio turco con sus caravasares nos muestra el legado del imperio bizantino y otomano. La cara occidental por parte de los romanos, venecianos y austrohúngaros puede verse en ciertos edificios y avances tecnológicos como los tranvías: curiosamente Sarajevo fue la segunda ciudad del mundo tras San Francisco en adquirir este medio de transporte ya en 1885 cuando Bosnia y Herzegovina pertenecía al Imperio Austrohúngaro.

 nube de azucar

La trágica historia reciente se narra a través de los suelos y paredes marcados por la guerra de Bosnia, los enormes cementerios que desfilan por las colinas y municiones recicladas en bolígrafos y llaveros que se venden en las tiendas de souvenires.
Pero lo que de verdad se escucha más alto es el presente a través de una población que aunque no olvida se muestra muy optimista. Hasta altas horas de la noche verás los parques, las terrazas o los clubes de moda llenos de gente con ganas de socializar y pasarlo bien. La gente parece evitar quedarse en casa, sino que parece que intentan aprovechar cada día en la calle.

vida nocturna

 

Vamos a hacer un recorrido por una de las ciudades que más me ha cautivado de Europa: 
 

El Fuerte Amarillo y los cementerios de la guerra.

Desde el Fuerte Amarillo se tienen vistas a la ciudad y a los gigantescos cementerios blancos de la guerra de los Balcanes; un pasaje trágico en la historia de la ciudad que terminó con la vida de miles de personas en los años 90.
Casualmente estuve aquí en Ramadán. A la gente no parecía intimidarles las vistas sino que los bosnios musulmanes vienen al lugar con comida preparada que comienzan a comer cuando los cañonazos y las llamadas a la oración desde los minaretes anuncia que llega el atardecer.

 tumbas de sarajevo

 

El barrio turco Baščaršija

La bienvenida al barrio turco te la da la Fuente de los Viajeros Sebilj en una plaza con mucha vida repleta de tiendas y café y es que en cada plaza de la ciudad no falta su fuente de agua potable para que los visitantes se sientan como en casa –o al menos así me sentía yo-. El barrio otomano está lleno de comercios de objetos tradicionales como juegos de café -los bosnios bromean sobre su fuerte carácter, dicen que se debe al café recio que ingieren a menudo-, alfombras, lámparas o y todo tipo de objetos decorativos con el lobo con cara de hacer trampas, mascota de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sarajevo 1984.
Es obligado: buscar rarezas en la tienda de antigüedades de la calle Kazandziluk 22 y tomarse un cevapi (un plato típico bosnio a base de carne y cebolla con salsa de yogurt) en el antiguo caravasar o simplemente pasear por éste el alma de Sarajevo.

fuente de sraajevo

barrio otomano

tienda de sarajevo

 

La biblioteca bombardeada

El Ayuntamiento situado junto al río es un símbolo de Sarajevo. Este edificio de estilo neomorisco de 1896, fue la sede de las autoridades de la ciudad y después de la Segunda Guerra Mundial se convirtió en la Biblioteca Nacional. Durante el bombardeo de 1992, se destruyeron el 90 por ciento de los libros y manuscritos irremplazables. Actualmente se encuentra en reconstrucción.

biblioteca sarajevo

Vedran Smailović tocando en la parcialmente destruida Biblioteca Nacional de Sarajevo, en 1992.

 

La casa del mayor tozudo de Bosnia

Al otro lado del río un edificio de estilo otomano nos cuenta la historia del hombre más cabezota de Bosnia. Para construir el Ayuntamiento era necesario derribar la casa Inat kuća  que se encontraba en su lugar. Pero había un problema, no había manera de convencer a su dueño para que abandonara su domicilio. Por mucho que le ofrecieran grandes cantidades de dinero, él se negaba rotundamente a irse. Así que las autoridades decidieron emplear una solución muy original; trasladaron piedra a piedra el edificio para reconstruirlo exactamente igual al otro lado del río. Hoy en día es un restaurante de cocina tradicional. 

 inat kuca

 

La Jerusalén de Europa

También es llamativa la diversidad en cuanto a religiones, no he visto en ninguna otra ciudad que en menos de 400 metros cuadrados puedas encontrar una iglesia ortodoxa, una iglesia católica, una mezquita y una sinagoga.
La mezquita de Gazi Husrev-bey es la más importante del país. Financiada en 1531 por Gazi Husrev- Beg, gobernador de Bosnia en la época, se le considera el mayor mecenas de Sarajevo: hizo posible la construcción de gran parte del centro histórico así como otras mezquitas o la universidad. Curiosamente en el recinto está enterrado su esclavo al que liberó llegando a convertirse en su mejor amigo. Junto a la mezquita destaca una alargada y alta torre, la única torre que da la hora lunar en Europa. Los otros edificios religiosos más representativos son la catedral del Sagrado Corazón de Jesús (que se parece a Notre Dame de parís); la sinagoga de Ashkenazi que es la más grande de Europa o la antigua Iglesia Ortodoxa construida en el siglo XVI, entre otros.

torre lunar

 

Marcas de la guerra

Paseando por Sarajevo te encontrarás con frecuencia unas marcas rojas en el suelo: son las Rosas de Sarajevo y señalizan los lugares donde impactaron los morteros durante el asedio al que fue sometida por las tropas serbias entre 1992 y 1996. Otros de los elementos que te recuerdan la triste historia reciente son el edificio sin reconstruir de la céntrica calle Mula Mustafe Bašeskije -no queda claro si a modo de monumento recordatorio o por falta de presupuesto- o el mercado Markale, lugar de una masacre que se llevó la vida de 68 personas y otras 200 resultaron heridas. Hoy podemos leer en la pared los nombres de todas las víctimas mientras los campesinos venden todo tipo de frutas y verduras.

ulica korutova
municiones recicladas

rosas de sarajevo 

 

El Puente Latino

El Puente Latino es el lugar donde el terrorista Gravrilo Princip asesinó disparando al archiduque Francisco Fernando heredero del Imperio Austrohúngaro y a su mujer embaraza cuando se dirigían a al hospital Sarajevo, hecho que fue el detonante de la Primera Guerra Mundial.
Bueno, en realidad el lugar exacto fue la esquina de la calle frente al puente justo donde lo indica una placa conmemorativa.

 puente latino

 Si quieres ver más fotos de Sarajevo, haz click aquí.

Entradas relacionadas

27 comentarios

Deja un comentario

Comentario: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>