Estados Unidos

Hell’s Kitchen, de barrio marginal a barrio in de Nueva York

 Taxis en Hell's Kitchen

Hell’s Kitchen (o Clinton, como también se conoce a este barrio neoyorquino ubicado en la zona oeste de Manhattan) tiene una historia cuanto menos interesante. Incluso su nombre nos pica la curiosidad. El apelativo Hell’s Kitchen (cocina del infierno) tiene un origen desconocido, pero hay toda clase de teorías al respecto. Lo que sí sabemos es que este barrio de moda fue un área con un alto índice de criminalidad en el siglo XIX y principios del XX, otro de los puntos “calientes” de la ciudad junto a Five Points. Pero eso fue hace mucho tiempo, y ahora Hell’s Kitchen o Midtown West es uno de los paraísos inmobiliarios de Nueva York, con alquileres por las nubes y con varios residentes ilustres. Es un sitio seguro, pero aún conserva ese aire un tanto frío y “desalmado”, con sus edificios bajos y de tipo industrial.

Tour de compras por los Outlets de Nueva York: Si estáis pensando en renovar vuestro vestuario, podéis estar seguros de que la excursión merece la pena:
Reserva

 

Muelles o Piers en Hell's Kitchen

Una de las cosas que más me gusta de Hell’s Kitchen es su animado ambiente. Me he alojado en varios hoteles en la zona, entre ellos el Skyline Hotel y el Yotel, y siempre he quedado contento. Aunque el Skyline está a unos ocho minutos de la estación de metro, el precio compensa. Imagínate dar un paseo por el muelle (the pier) y disfrutar de las visitas de New Jersey después de todo el día haciendo turismo. Es una gozada a cualquier hora del día. Y si quieres ver Manhattan en todo su esplendor, nada como los cruceros Circle Line que salen de Pier 83, ¡las vistas del skyline son espectaculares!

 CircleLine

Además de su puerto, Hell’s Kitchen es un barrio para comérselo. La oferta de restaurantes es abrumadora y lo bueno es que a pesar de ser una zona in, hay muchos sitios en los que puedes para comer rico a buen precio. Las avenidas 8th y 9th son las más concurridas y turísticas, pero en ellas encontrarás mucha variedad. La 9th Avenue, por ejemplo, es conocida por sus (baratos) restaurantes tailandeses, pero hay de muchos otros tipos. Si te apetece comida mexicana, pásate por Cantina Rooftop, un restaurante situado en la azotea del edificio (rooftop) donde disfrutarás de unas vistas y un ambiente muy New York. ¡Los margaritas no decepcionan!  Para los amantes de los deportes, también hay varios bares en los que puedes ver partidos de diferentes disciplinas, por lo que siempre hay ambiente. Como ves, comer en Nueva York no es problema alguno, ¡hay para todos los gustos!

Hell's Kitchen en la 9th Avenue con la 52nd Street

¿Cansado de las multitudes? Paséate por las avenidas 11th y 12th, mucho menos turísticas y más “locales”. No hay mucho que ver o hacer por esa zona en particular, pero sentirás que estás en un auténtico barrio neoyorquino. Y ya que estás pasando un día tranquilo, ¿por qué no visitar el Intrepid Museum? Si no te gustan los aviones ni los barcos, no hace falta que vayas, pero si eres de los míos o tienes pequeños en casa, merece la pena. Lo más llamativo es que el museo está ubicado en un antiguo portaaviones, lo que lo hace más especial si cabe.  

Hazle justicia a Hell’s Kitchen y descubre sus rincones. Seguro que no te defraudará.

Eric de Nuevayork.com

 

 

Entradas relacionadas

3 comentarios

Deja un comentario

Comentario: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>