Mundo

Consejos para ser voluntario en África

voluntariado africa

Niños de la comunidad de Muguti – Uganda

 Hola, soy Miguel y desde hace un tiempo me interesé por conocer destinos no tan masivos en la ruta del Mochilero, y hubo un continente que siempre me llamó por encima de muchos otros. Se trataba de África, y no solo por ver leones y elefantes, sino por conocer un continente que a menudo es descrito como un país a pesar de tener 52 naciones, a explorar las fascinantes culturas locales y a conocer un modo de vida del que poco o nada sabía.

Para un colombiano viajar a África es especialmente interesante, pues posiblemente es el único área del mundo (aparte de Sudamérica) en donde se puede saltar de país en país sin necesidad de tener visado previo, solo pagándolo al llegar a cada frontera. Una gran ventaja para un pasaporte que no es de los más populares del mundo.

Desde que llegué a África he trabajado en algunos proyectos como voluntario, conocido muchos otros y a través de las historias compartidas por otros viajeros he llegado a conocer y he aprendido de muchos más. En este artículo te compartiré lo que he aprendido en estos meses, si ya te picó el bichito del viaje, ¡ojalá el del voluntariado también haga lo mismo!

 

¿Por qué trabajar como voluntario en África?

El este de África no es un destino como Europa, Sudamérica o el sudeste Asiático, acá no existe el ¨gringo trail¨, el ¨beaten path¨. La mayor parte del turismo es tipo safaris o parques naturales donde los turistas pagan enormes cantidades de dinero por un par de días, muy distinto al estilo barato y desprogramado que tanto le gusta a la comunidad mochilera. Todo el área es mucho menos turístico, hay muchos menos hostales backpackers, tours masivos o páginas llenas de atracciones en Tripadvisor.
Siendo un destino mucho más virgen no es tan fácil de explorar al estilo mochilero, saltando de hostal en hostal y atravesando países con grupos de viajeros que se conocen por el camino.

Después de siete meses en el este de África he comprobado que la mayoría de extranjeros vienen por asignaciones laborales o exclusivamente como voluntarios (y con tiempos fijos), escapan unos días para descansar en la costa o explorar un poco el país antes de volver a su trabajo o a sus países, con tiempos tan limitados es complicado conocer gente en el camino.

Pero donde se cierra una puerta se abre una ventana. Couchsurfing está creciendo cada vez más y las opciones para trabajar como voluntario por el tiempo que se desee son muchas por todo el este de África: al contrario que en otros lugares del mundo, África es perfecto para mezclar voluntariado, hostales y couchsurfing.

voluntario africa

Mis compañeros voluntarios durante mi tiempo en Mbale – Uganda

 

 

¿Dónde conseguir proyectos de voluntariado?

Hay algunos sitios en Internet excelentes para encontrar los mejores proyectos (no pagos) para trabajar como voluntario, en conjunto puedes conseguir fácilmente cien proyectos por país. Comparto tres excelentes reviews de otros bloggers latinos respecto a los mas importantes websites.

Review de Helpx
Review de Wwoof
Review de Workaway

Adicionalmente (y como comentaré en los siguientes puntos) es muy fácil encontrarse con grandes proyectos una vez estas en África, ¡la gran mayoría no necesita que reserves con más de una semana de anticipación!
En este post en mi blog puedes ver una descripción de mi trabajo las primeras semanas en Mbale – Uganda.

niños africa

 

¿Necesito pagar antes de irme de voluntario?

Esta es (lastimosamente) una de las primeras dudas que saltan a la mente cuando se piensa en voluntariado. La sencilla realidad es que NO se necesita pagar, personalmente odio la idea de pagar por el derecho de ser voluntario, si lo que quieres es donar tu tiempo, capacidades y esfuerzo, ¿cómo puede ser que tengas que pagar también?

No puedo generalizar, pero tanto en Sudamérica como África sobran los proyectos donde tienes que pagar, esto se debe a que ser voluntario es cada vez más popular y mucha gente quiere explorar esta opción en sus vacaciones. Esto hace que sea un poco más razonable, pero con frecuencia se trata de locales oportunistas que quieren generar unos buenos pesos aprovechándose de la buena intención de los interesados. Reciben enormes cantidades de dinero y gastan menos del 10% en los proyectos por los que aparentan preocuparse tanto.

Muchos tienen miedo de saltar a un área del planeta que apenas conocen y consideran necesario pagar para que alguien se asegure de su seguridad, transporte y logística en general. Algo comprensible. Pero si tu intención es pagar al menos trata de comparar otros precios de proyectos similares: por cada organización honesta que sólo quiere facilitarte tu experiencia hay otra que sólo quiere generar ganancias.

Es el caso de una amiga española que trabajó como voluntaria en Perú y pagó 2.000  Euros por hospedaje, logística y demás cosas. Semanas después se enteró que los gastos eran menos de la tercera parte: la mayor parte del dinero iba a parar a la cuenta del hijo de la dueña del proyecto… investiga  que los precios son justos y no dejes que te pase lo mismo pues te aseguro que hay también muchas organizaciones como ésta en África.

Finalmente ten en cuenta que algunos proyectos te pedirán una tasa fija diaria para gastos de comida y hospedaje, estos gastos normalmente no superan los 5/7 dólares al día. Y además de estas hay muchas otras que no te pedirán dinero en absoluto.

voluntariado kenia

Mi familia adoptiva en un proyecto en el oeste de Kenia

Pero antes de nada, no olvides llevar un buen seguro de viajes

Yo recomiendo el seguro de viajes de Mondo: ofrecen una serie de productos para que no pases el mal rato de tener que analizar cuál le conviene más (si tendrá o no las coberturas que necesita, si será suficiente, etc). Ellos hacen el rastreo por ti y en función de tu tipo de viaje te recomiendan el seguro más adecuado (según el destino, la duración, el tipo de viajero, presupuesto, etc). También se pueden incluir otras garantías como cancelación, deportes de aventura o material informático. Para más información, puedes mirar aquí y obtendrás un 5% de descuento.

el mejor seguro de viajes

 

¿Necesito reservar antes de viajar?

 
Podrá sonar como una pregunta tonta, pero como mencioné anteriormente, en África es común alternar los viajes con un poco de voluntariado. Por ende se vuelve bastante difícil planearlo todo con anterioridad. La ventaja es que son muchos los proyectos que reciben a sus voluntarios con aviso de unos pocos días. Dado que no hay ningún compromiso de permanecer un número fijo de días o semanas.

En mi primer proyecto avisé cuando ya me encontraba en ese pueblo, así que el líder del proyecto simplemente llegó a recogerme y a mostrarme mi nuevo hogar. Sin embargo el ¨guesthouse¨ donde me encontraba en el pueblo inclusive tenía listado ¨volunteer placement¨ en sus servicios (y no es el único lugar que lo hace), ¡tan solo un día después de haber llegado ya tenía cuatro ofertas de trabajo!

 

¿Qué tipo de voluntariados son comunes?

Teniendo decenas de proyectos por país registrados en paginas como Workaway y Helpx, las ofertas son suficientes para acomodar a cualquier interesado.

Trabajar enseñando o jugando con niños es de lejos el tipo de voluntariado más popular en el continente. Debido a la alta cantidad de huérfanos y/o hogares con muchos niños, existen cientos de escuelas u orfanatos dispuestos a recibir voluntarios.
Una amiga que conocí en Uganda me comentó que simplemente se acercó a una escuela en una ocasión e inmediatamente la invitaron a unirse: aparte de tener un profesor motivado y totalmente gratis, el hecho de que ese profesor sea blanco le genera cierto “estatus” a la escuela.
Encontrarás muchas oportunidades para trabajar en este área si es de tu interés.

Trabajar con proyectos de construcción o sostenibilidad es otra gran opción pues hay decenas de éstas para individuos que, como yo, no se consideran muy buenos con los niños (o cualquier cosa en realidad) y con ganas de aprender de construcción o desarrollo son perfectos ¡y están repartidos por todas partes!
¿Por qué no ayudar al desarrollo de una comunidad local mientras exploras sus costumbres, su gastronomía y su gente?

Igualmente puedes trabajar en granjas viviendo con familias locales, experimentando el estilo de vida con inmersión completa. La mayoría de estos casos son más difíciles de encontrar pues no tienen perfiles en ninguna red de voluntariado, sin embargo se vuelven mucho mas fáciles una vez llegas a un pueblo cercano y las personas te ayudan a ponerte en contacto.
Dado que son los proyectos menos masificados son los más activos, en donde más aprendes y en donde mas trabajo hay. Cuando estuve en Mbale – Uganda, conocí a una voluntaria estadounidense miembro de los cuerpos de paz, me invitó a unirme a su proyecto en una comunidad muy rural donde ni hablaban inglés.  Trabajando arduas jornadas, es perfecto para aprender rápidamente el idioma local y conocer suficiente la cultura en un par de semanas… ¡como para escribir un libro!

Y para terminar, te podrás encontrar decenas de proyectos poco comunes, ¿qué tal trabajar como voluntario en un hostal fabricando guitarras con basura o ayudando a construir un barco enorme?

Pero no todo es óptimo, entre tantos proyectos hay muchos desordenados o sin muchos resultados. Mis experiencias, aunque hayan sido muy enriquecedoras, también dieron lugar a muchos tropiezos. Es bueno tener idea de cómo piensan muchos africanos respecto al dinero para no llevarse malas sorpresas.  Y qué mejor forma que haciendo un paréntesis para compartir algunas notas que tomé durante mis trabajos como voluntario? Es bueno estar prevenido:

Voluntarios del equipo de construcción del barco

Voluntarios del equipo de construcción del barco

 

La posible frustración de ser voluntario en África

 
Tienen reuniones, tienen comités y planes de acción cada semana y “¿Para qué? ¡La iniciativa igual no existe!” – me decía David, el misionero americano de 65 años en medio de su frustración: él lleva varios años en el este de África y tiene razones de sobra para decir todo esto, razones que yo mismo he comprobado en algunos meses.
No pasa mucho tiempo antes de empezar a entender unao de los motivos que explican el poco avance del continente africano y estar de acuerdo con él. He estado en dos proyectos en mi estadía en el continente, tanto en Uganda como en Kenia las mismas conductas se repiten. Las mismas buenas ideas interrumpidas por las mismas malas decisiones:

 

Proyecto Número 1: Mbale – Uganda, Estadía durante un mes, Octubre 2015.

La comunidad Mugiti cerca de Mbale en Uganda hace poco empezó a organizarse y a apoyarse para crecer en equipo. Como líder delegaron a Sam quien se hace cargo de dirigir y enseñar a los voluntarios que llegan al proyecto (que no son pocos). Pero no es él quien se encarga de hospedarlos, en su lugar esta Freddie, un local quien a través de Workaway hospeda y/o conecta a los voluntarios con los proyectos locales, de los cuales Mugiti es el mas grande.

niños uganda

 

Durante mi estadía de un mes en Uganda comprobé la buena organización de su comunidad de 2.700 personas, cada grupo de diez casas tiene una representante en los comités semanales, existe un organizado plan de acción de la junta comunal, presupuestos muy completos de proyectos de sostenibilidad, inventario de herramientas, colaboración entre los habitantes durante las cosechas o nuevas construcciones, reuniones con representantes gubernamentales y demás.
En muchos casos la organización sorprende y parece igual o mejor que la de proyectos en Occidente, pero lastimosamente nada se hacía realidad: día tras día la constante de los voluntarios parecía estar sentados durante horas, desayunando y almorzando en la comunidad y esperando pacientemente a que nos asignaran algo para hacer…

Sam tiene buenos planes, durante varias semanas había estado construyendo un aviario para sus pollos, un aviario que pudiera replicarse en cada uno de esos grupos de diez familias a partir del modelo que estábamos construyendo en equipo, pero tres semanas después de su inicio seguía sin terminarse y la razón era que él había desviado la mano de obra y dinero para construir duchas y dos pequeñas cabañas para uso de los voluntarios, siempre buscando que se hospeden algunas noches con él y pagando el hospedaje.

 

proyecto voluntariado

El aviario se empieza a desmoronar esperando ser terminado.

 

Esta no fue la única vez que presenciamos un cambio de objetivo tan radical y tan aparentemente errado. Junto con algunos voluntarios creamos una campaña de crowdfunding y recaudamos mas de 1.000 dólares para los proyectos de la granja. Algunos días después Sam se comunicó con nosotros preguntando si podía gastar buena parte del dinero para construir más cosas para los voluntarios… era claro que los proyectos habían pasado a un segundo nivel y el principal objetivo se había convertido en crear un resort para los blancos. Si tu trabajo como voluntario está limitado a pasar la noche y pagar por el derecho, ¡diría que no eres más que un cliente!

¿Pero qué pasa cuando dejen de llegar voluntarios? Esas habitaciones para ellos se van a volver inútiles al igual que las duchas, todo el tiempo invertido habrá sido desperdiciado, y mientras tanto el aviario se sigue deshaciendo y los voluntarios siguen aburridos esperando que los pongan a trabajar, tratando de donar su tiempo en vez de su dinero.

 

cooperacion uganda

El aviario se empieza a deshacer después de semanas, mientras las paredes de la ducha ya están revestidas en solo días

 

Proyecto Número 2: Isla de Mbarara – Kenya,  Estadía durante un mes, Diciembre 2015.

Varias semanas después de trabajar junto a Sam, llegué a Kenia buscando trabajar de nuevo como voluntario. Pero fue una pena que en sólo unos días,  comprobé los mismos problemas: mi mano de obra fue poco importante, trabajaba solo unas horas en todo el día mientras William (líder del proyecto local) me comentaba que necesitaba dinero para algunos proyectos.

st joseph kenia

Escuela St Joseph en Kenia, donde trabajé durante varias semanas

Días enteros esperando a que me pusieran a hacer algo, a trabajar y aprender mil cosas respecto a agricultura y manejo de recursos… en cambio, lo único que hacia era asomarme algunas pocas horas a la granja, puesto que hacia las once de la mañana (cuando sale el sol), el impulso de trabajar se acaba y se encuentra la excusa perfecta para descansar el resto del día.

Siempre buscando hacer algo medianamente útil con mi tiempo, preguntaba si había nuevas cosas para hacer, recibiendo la perpetua respuesta ¨pole pole¨, que significa despacio despacio. A veces parecía que si no rinde frutos inmediatos como ir a apostarle a Chelsea o Arsenal (en medio del gran fanatismo que sienten por la liga Premier) no hay afán de llevar a cabo una actividad. Probablemente pase al olvido y se quede como un proyecto más que no se hizo realidad por la pasividad local.

En cuanto al dinero… mientras cenábamos esa misma noche en que William me pedía sutilmente algo de apoyo monetario, Vincent, mi compañero de casa aprovechaba la oportunidad para contarme que quería ir a la universidad y que si tenía algo de dinero podía ayudarlo a hacer realidad ese sueño. ¡Ese día mi cabeza se iba saturando! Parecía más importante el signo del dólar que tenía sobre la cabeza por mi color de piel que mi interés por materializar algún proyecto.

Fue aquí en la isla de Rusinga donde conocí a David el misionero americano, quien me contó cómo el proyecto de la granja en la que nos encontrábamos trabajando, llevaba varios años en pausa antes de empezar a funcionar: reunión tras reunión y comité tras comité, el lugar seguía lleno de maleza y desperdicios. Cuando David llegó empezó a limpiar el lugar y contrató a alguien para ayudar con las cosechas.

granja st joseph

La granja de la escuela St Joseph

Irónicamente fue ahí cuando las granjas adjuntas empezaron a crecer, al ver que el mzungu (hombre blanco) tenía buenas cosas y cosechas, la envidia los impulsó a empezar a usar sus espacios inútiles para cultivar: la envidia les dio la iniciativa que no tuvieron en mucho tiempo.También me contó cómo él estuvo apoyando a un joven local, inteligente y con buenas ideas que tenía intención de ir a la universidad y con su impulso y entusiasmo logró convencer a David de que lo apoyara. Cuando recibió el dinero de el primer semestre se olvidó de todos sus proyectos y se lo gastó todo.

“¡Pueden tener mucho impulso, ideas y preparación pero el momento en que tienen el dinero en sus manos, todo se va al demonio y se olvidan de sus planes!” – comentaba David en medio de evidente frustración.

ser voluntario en africa

 

Consejos para tener una excelente experiencia de voluntariado
 

Cuando terminé mis proyectos de voluntariado y tras conocer y hablar con tantas personas llegué a algunas conclusiones, ¡espero que estos consejos te sean de mucha utilidad para planear tus aventuras como voluntario!

 

  • ¡Asegúrate de que la temporada es la adecuada!, si quieres ser profesor, comprueba que vas a llegar en las épocas en que hay actividad: ¡muchos proyectos te recibirán solo por tener el privilegio de tenerte con ellos!, sin embargo puede que te aburras enormemente.

 

¿Recuerdas mi segundo ejemplo? La razón de que el trabajo fuera tan escaso y las oportunidades tan limitadas era porque se trataba de una escuela con granja, si no había estudiantes pues tampoco había mucho interés en poner a trabajar la granja. También vale la pena saber si es una época de cosechas si vas a una granja y/o qué tan avanzados están los proyectos (especialmente si no hay referencias previas en la página de Internet).

 

Una amiga cercana que conocí en Uganda se aburrió un poco al ver que ese proyecto en Mbale no daba  mucha participación a la comunidad a la que estaba tratando de ayudar, poco tiempo después encontró un proyecto interesante mientras viajaba por el país, y estuvo 3 meses en ese proyecto.  Muchas personas necesitan sólo la logística para llegar al continente y terminan encontrando el proyecto perfecto por el camino.

 

  • Revisa cuidadosamente el costo total y compáralo con los precios de proyectos similares, si estás dispuesto a pagar por el voluntariado asegúrate de que no sea un precio excesivo.

 

  • No olvides tu seguro médico, son muchos los viajeros que se enorgullecen de viajar sin seguro, puede que África no sea el lugar lleno de enfermedades que muchos creen pero como voluntario te expones a lugares más remotos y donde serás más vulnerable.

 

  • Es posible que durante tu experiencia te pidan dinero para uno u otro proyecto, si tienes interés en darles el dinero trata de comprar lo que se necesite personalmente o de comprobar el precio, lo último que quieres es que al darse cuenta que estas dispuesto a aportar dinero empiezan a pedirte por cualquier cosa.

Por eso es mucho mejor donar el tiempo en vez del dinero, y si se va a dar dinero para comprar algo como cemento es mucho mejor llegar con el cemento en manos y evitarles la tentación del efectivo.

Compartiendo con niños en un colegio en Kenya

Compartiendo con niños en un colegio en Kenia

Si leíste hasta acá te agradezco enormemente por tu tiempo y tu interés. ¿crees que hay algo que haya hecho falta mencionar? ¡No olvides dejar tus comentarios!

 

Un artículo de:

Miguel Santamaria es uno mas de tantos locos que renuncian a todo para viajar: La vida en el camino le resultó más atractiva que su trabajo  como ingeniero de petróleos de vuelta en su natal Colombia. Ahora buscando nuevos destinos baratos y cautivantes: se encaminó hacia el este de África, en donde espera estar algunos meses o años más.

Fue así como creó su blog de viajes: viviendoenchanclas.com, a través del cual espera compartir muchas experiencias, siempre buscando motivar cada vez a mas personas para que se arriesguen a explorar este fascinante y complejo continente.

Entradas relacionadas

15 comentarios

Deja un comentario

Comentario: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>