Eslovenia

Vértigo en las cuevas de Skocjan, Eslovenia

skocjan

Hoy nos vamos a las cuevas de Skocjan, un lugar en el que pasar vértigo sin encontrarse a  una altura elevada sino todo lo contrario: en esta zona de Eslovenia miraremos al suelo desde las alturas encontrándonos bajo tierra. ¿Cómo es eso posible? Porque nos encontramos en el cañón subterráneo más profundo de Europa.

skocjan

Con más de 1000 cuevas, el suelo de Slovenia podría decirse que es como un queso Gruyere. Se trata de un país kárstico, sobre todo la zona de la que viene el nombre Kras en la que podemos encontrar en abundancia todo lo que este fenómeno a base de piedra caliza produce como estalactitas, estalagmitas, geodas, grutas o hasta cañones subterráneos como es el caso de Škocjan. A pesar de formar parte del Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y ofrecer un paisaje digno de las Minas de Moria del Señor de los Anillos, casi todo el protagonismo se lo llevan sus vecinas cuevas de Postojna. Mucho más cuidadas y rodeadas de todo un complejo turístico la gente viaja hasta el lugar para maravillarse con las formaciones subterráneas y ver en persona al “pez humano” un curioso animal único de Postojna del que os hablaré en otra ocasión.

skocjan

Pero volvamos a las infravaloradas cuevas de Skocjan. Normalmente a los viajeros que se acercan a Postojna no les queda tiempo (o ni siquiera se les ha ocurrido) acercarse a Skocjan y en mi opinión es un destino obligado si vienes a Eslovenia. 
En Skocjan es una experiencia inolvidable asomarse al río subterráneo y a un cañón de 100m de profundidad desde un puente no apto para quienes sufran de vértigo -sí, en Eslovenia es posible tener vértigo bajo tierra-.

 Este sistema de galerías subterráneas creadas por el río Reka constituye uno de los más impresionantes fenómenos kársticos a gran escala del mundo. 
En la primera parte de la cueva el visitante queda seducido por las estalagtitas y estalagmitas que crecen a una “velocidad” de un centímetro cada 100 años.  En la cueva hay diversas formas pétreas como cortinas (grandes láminas de piedra caliza que parecen estar colgadas) y grandes gours (una especie de bañeras de agua colocadas en terrazas).
La segunda parte de la cueva resulta muy interesante a causa del río Reka que corre por un cañón de más de 100 metros de profundidad. El camino para visitar esta parte de la cueva es espectacular; se encuentra a gran altura pegado a las paredes y pasa por el puente de Cervenik sobrevolando el cañón.

skocjan
 Impacta divisar desde nuestro seguro camino, las vías que utilizaban antiguamente aquellos que entraban a Skocjan que aún se conservan en el interior de la cueva a base de estrechos senderos y escaleras sin barandillas ni protección de ningún tipo. Resulta inquietante que en una ocasión, toda esta enorme oquedad estuviera inundada por una crecida. En definiitiva, sin ser muy entendido en el tema, cualquiera se queda sin aliento al pasar por esta red de 11 cuevas, ponores, puentes naturales, dolinas hundidas y de aguas que desaparecen. Las grandes dimensiones de algunas partes de la cueva impiden que las alcance la luz lo que le da un aire misterioso.

 

*En el interior de las grutas no se permite tomar fotos, así que las he sacado de Škocjan Caves Park, Slovenia

Etiquetas: , ,

Entradas relacionadas

7 comentarios

Deja un comentario

Comentario: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>