Túnez

¿Quiénes son los bereberes?

bereber

Las escasas personas que habitan en el desierto de Túnez son de la etnia bereber. Roma, Egipto y Grecia han hecho referencia a ella. De hecho, el nombre “bereber” proviene de la palabra “bárbaro”, y les fue dado por los romanos. Ellos se autodenominan amazigh, que quiere decir “hombres libres”. No forman nación ni estado y se extienden por todo el Magreb. De hecho, se llaman a ellos mismos “hijos”. En Túnez, han conservado la palabra “berebere” para el turismo.

En Chenini siguen hablando su propia lengua, aunque en otras aldeas se ha perdido su uso cotidiano. En Djerba, los bereberes son unos 90.000, y tienen una estrecha relación con sus homónimos de Argelia.

bereber

Bereber de una aldea del Rif (Marruecos)

Con el auge del islam, muchos de ellos se convirtieron, aunque otros continuaron practicando sus religiones politeístas que, al ser minoritarias, se vieron afectadas. Los musulmanes fundaron algunos asentamientos en el norte de África, lo que provocó que los bereberes se replegaran hacia el interior del desierto. Los que permanecieron en la periferia fueron los que se convirtieron, pero conservando su independencia tribal. Fueron tenaces conservadores de los modos de vida más remotos aunque sí asimilaron preceptos del Islam de los cuales el más practicado es el de la hospitalidad. Sí tú ibas a un poblado bereber te podían ofrecer techo durante tres días y esto es algo que actualmente se vende a los turistas como algo propio de la etnia.

No se puede afirmar que dichos modos de vida sean los mismos para toda la etnia, pero tampoco deja de existir una unidad que propicia un trato genérico. La etnia está compuesta por una confederación de tribus independientes.

niña bereber

Pequeña bereber marroquí

Viven en poblados o dchars, que a su vez se divide en familias, y esta composición conlleva que los dchars sean endogámicos. Se casaban entre ellos mismos para conservar las propiedades. La boda podía durar siete días, y en la isla de Djerba, por ejemplo, la novia no sale de casa durante tres meses y les dan de comer para engordar. Esto es algo que aún se sigue haciendo.
Durante los seis primeros días de ceremonia, los invitados van a ofrecer regalos y la familia del novio trata de exhibir la dote. El séptimo día es el del casamiento y a él acuden todos los miembros del poblado.

La familia bereber, tremendamente cerrada, sobrevive gracias a los matrimonios con otros miembros de familias del poblado. Esto tiene un beneficio, y es que propicia que haya paz social a causa de estos compromisos.

El hombre y la mujer tienen roles distintos. Desde la pubertad, la mujer apenas hace vida pública y está subordinada al hombre. Aunque parezca que está relegada, es ella quien elige a la nuera para su hijo.

En el siglo XIX el estudio de estas tribus cobró importancia debido a la curiosidad que suscitó en los exploradores científicos.

A pesar del atractivo turístico que suponen el gobierno no incentiva la promoción de esta etnia. Están demasiado al sur y el turismo, en su mayoría, se queda en el norte del país.

bereber tunez

Mujer bereber del sur de Túnez

 

Entradas relacionadas

3 comentarios

Deja un comentario

Comentario: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>