Tailandia

Tailandia. Con hippys en Bangkok


Para ir de Ko Tao a Bangkok, al comprar un billete, éste incluye barco hasta la península, y de ahí a la capital en un cómodo autobús. En total unas 9 horas. En el mismo barco un jipi tailandés me preguntó que a donde iba, le dije que a Bangkok y él me dijo que también. Me preguntó si había reservado hoteles en Bangkok y le dije que no. Entonces él me dijo “sleep free, sleep free, come with me” me sacó un mapa de la ciudad y me señaló la calle de Samsen. El hombre no sabía mucho inglés y me extrañaba que me dijera que podía dormir gratis. Insistió durante todo el viaje y como llegamos a Bangkok hacia la 1 de la noche, acabamos Txolo y yo yendo con él, a ver qué pasa.

meternos por una calles laberintísticas llegamos a una caseta junto al río en donde había mas rastafaris. Estábamos confusos y no veíamos dónde íbamos a dormir. Nos sacaron cosas para cenar y eran muy simpáticos. Decidimos quedarnos y fue una gran idea. A cierta hora de la noche nos dijeron que podíamos ir a dormir y nos metieron en la caseta; había 2 colchonetas, montones de ropa, un cuartito con un water, un lavabo y un ventilador. Lo alucinante es que ellos durmieron fuera, en el suelo. Decían que los europeos teníamos que dormir dentro porque nos pican los mosquitos!

Los dos días siguientes los pasamos conviviendo con ellos haciendo vida tailandesa. Les cogimos mucho cariño, por su amabilidad y simpatía. No nos dejaban pagarles nada, pero de vez en cuando nos íbamos a comprarles cosas de comer. No me imagino esa situación en España, que dos extranjeros sean tan bien acogidos sin pedir nada a cambio.

Vendían productos artesanales de cuero en Khao San Road y en cuanto vendieron un bolso dijeron “party tonight, party tonight”. Salir de fiesta con ellos fue algo divertídisimo (al final conseguimos que aceptaran a invitarles a rondas).


En total, en todo el viaje he utilizado muchísimos medios de transporte: Avión, Autobús cochambroso (Camboya), Autobús decente (Tailandia), Tuk-tuk, Taxi, Bicicleta, Moto, Catamarán, Barca, Kajac, Aletas :), Minibus, Coche, Camioneta y sobre todo, mis pies. Sólo faltó elefante, pero eso se lo dejamos a los fáhrang (turista en tailandés).

Día 24; de vuelta a España. Con muuuy pocas ganas.

Día 25: Día siguiente a mi vuelta y no paro de pensar en mis amigos de Phi Phi y las historias que me contaban, en los turistas y buceadores de todo el mundo que he conocido, en los humildes y generosos amigos de Bangkok con los que pasé momentos inolvidables y en las grandes sonrisas de la gente. Thailandia, ya te hecho de menos!

Entradas relacionadas

2 comentarios

Deja un comentario

Comentario: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>