Países Bajos

La Ámsterdam más desconocida

I am amsterdam

Guest post de Txemi

En mi anterior viaje a Holanda conocí en persona a Txemi, un vasco que trabaja en Ámsterdam. Es el autor del blog de genial nombre Txemi en las afueras de Bilbao, colabora con el famoso blog 3 Viajes y de vez en cuando se deja ver en la sección de viajes del Huffington. Cuando termina de trabajar, aprovecha para conocer mejor su ciudad, y durante los fines de semana realiza viajecitos por el país de los tulipanes. ¿Quién mejor para contarnos lo más desconocido de Ámsterdam?
 

¿Quieres conocer la historia de la prostitución y las drogas en Ámsterdam? Reserva una visita guiada en español por el Barrio Rojo:
Reserva

A estas alturas del partido es difícil escribir sobre Ámsterdam y no caer en los tópicos que todos conocemos: la Plaza Dam, Ana Frank y el Barrio Rojo son atracciones conocidas de sobra así que vamos a rascar un poco la superficie para arrojar luz sobre algunos lugares menos comunes de esta gran ciudad.

Ahora que es verano si tenemos la suerte de pillar algún día soleado y con un poco de calorcito (no demasiados al año) podemos ir a la playa. Aunque suene un tanto raro Ámsterdam cuenta con varios lugares “acondicionados como playa” siendo Blijburg ann Zee el más genuino de ellos ya que además de poder bañarnos (sólo para los muy valientes o insensibles al frío) podemos tomarnos una caña en su chiringuito playero que además suele organizar festivales y actividades culturales. Se encuentra en las islas de IJburg a unos 20 minutos del centro si tomamos el tranvía 26 IJburg (parada IJburg) desde Amsterdam Centraal. En bici son unos 8 kilómetros.

Blijburg ann Zee

Blijburg ann Zee

 

A pesar de ser una ciudad sin mucho espacio para construir Ámsterdam se las ha arreglado para expandirse sobre el puerto. Cuando el comercio con las Indias Orientales cesó, los antiguos muelles  y rompeolas se quedaron sin uso que con el tiempo han sido reconvertidos para uso residencial. Los arquitectos se encontraron grandes espacios para sus ideas. En los muelles del Este modelaron una nueva ciudad construyendo urbanizaciones como Java Eiland, KSNM Eiland, etc. Hasta 8 en total según el nombre del muelle (Tranvía 26, parada Kattenburgerstraat o Rietlandpark). Lo mismo se hizo en el muelle Oeste con lugares como Silodam (autobús 48, parada Barentszplein).   

Sporenburg

Sporenburg

Java Eiland

Java Eiland

Silodam. Fuente: http://www.iamsterdam.com

Silodam. Fuente: http://www.iamsterdam.com

Si queremos hacer una pausa estamos en el lugar indicado. Cruzamos la calle en la que desemboca  Silodam y  en la esquina podemos tomarnos una cervecita en Café Westerdok. Un pub fundado en 1899 que tras una profunda renovación en 2006 se ha convertido en una de las mejores cervecerías de Ámsterdam con más de 60 variedades.

Café Westerdok

Café Westerdok

Sin abandonar el muelle Oeste, caminando unos 5 minutos hacia Amsterdam Centraal,  podemos terminar la mañana disfrutando de una buena comida en “Open”, un restaurante montado sobre un antiguo puente ferroviario de principios del siglo XX. Lugar original como pocos (autobús 48, parada Westerdoksdijk).

Restaurante Open. Fuente: http://www.mimoa.eu/

Restaurante Open. Fuente: http://www.mimoa.eu/

De vuelta al centro, en la calle Damstraat (nº 7), situada por detrás del Monumento Nacional de la Plaza Dam, tenemos una de las tiendas más curiosas de la ciudad. Se trata de Fantasy Shop Chimera, una tienda de regalos muy especial que parece sacada de la Tierra Media del Señor de los Anillos.

Tienda Fantasy Shop Chimera

Tienda Fantasy Shop Chimera. Fuente: www.fantasyshopchimera.com/‎

Saliendo por el lado opuesto de la Plaza Dam llegamos a un lugar menos fantástico aunque con una gran dosis de imaginación. Hablamos de la calle Spuistraat un museo del graffiti cuyas paredes siempre guardan sorpresas. 

Graffiti en Spuistraat

Graffiti en Spuistraat

Si se nos hace tarde y queremos salir de marcha nada mejor que ir a cenar a Café de Klos (Kerkstraat 41-43) donde podremos reponer fuerzas antes de tomar una copa (tranvías 1-2-5, paradas Prinsengracht o Keizersgracht). Si tuviéramos que elegir una palabra para definirlo  sería informal y a continuación añadiríamos que sirve una de las mejores carnes a la parrilla de Ámsterdam. Lo normal es que nos toque esperar ya que no admiten reservas y una vez dentro quizá optemos por comer en la barra ante la insistencia de nuestro estómago.

Café de Klos

Café de Klos

Para acabar el día podemos dirigirnos  The Waterhole (Korte Leidsedwarsstraat 49) un garito de mesa de billar y música en directo que los amantes de rock sabrán apreciar (tranvías 1-2-5, parada Leidseplein). 
Después de estar todo el día caminando por la ciudad hay que descansar bien para levantarnos con fuerzas al día siguiente. Una manera menos conocida de alojarse es alquilando apartamentos por días (podéis verlos en GowithOh) por las zonas de Jordaan y Grachtengordel. En ellos podemos disfrutar de algunas comodidades que en un hotel no tendríamos como cocina o lavadora.

Actuación en The Waterhole

Actuación en The Waterhole

 

Entradas relacionadas

8 comentarios

Deja un comentario

Comentario: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>