India

EXTRAS EN ANUNCIO DE AIRTEL, India

También tuvimos una incursión como extras en un anuncio de telefonía, concretamente de Airtel. Yo pensaba que esa marca ya no existía, pues fue sustituida en España por Vodafone, pero sí: opera en la India.Nos recogieron junto con más guiris en la puerta del McDonalds y nos llevaron a un lugar apartado en Bombay. Creo que el viaje duró tres cuartos de hora y debimos atravesar la ciudad. Por lo menos es interesante mirar por la ventanilla. En cuanto llegamos, nos dieron de desayunar y muy bien. Había preparado un catering muy variado. El anuncio iba de una maratón multirracial (por eso habían buscado como extras a europeos, negros y asiáticos). Pero sólo corrían hombres, por lo que a Asun y a mí nos pusieron con una bandera y un ramo de globos a animar de público. Eso sí, nosotras delante; prefieren que se vean más a los extras occidentales que a los cientos de extras indios que aparecieron por ahí de modo espontáneo.

Al principio nos reíamos mucho, viendo el atuendo que le habían puesto a Andrés y estuvimos analizando la moda textil masculina de los indios. Los hombres son muy horteras, como si lo que han visto de Europa lo intentaran “indianizar” hasta llegar a un extremo extravagante a raudales. Parecían sesenteros con unos pantalones acampanados con muchos adornos y hasta los sobacos. Zapatos en punta y hasta plataformas y camisas de todos los colores, ¡incluso plateadas!
No me imagino un rodaje más caótico. Impresionante. Tardamos unas diez horas en grabar un anuncio y para una labor que puede realizar una persona, la hacen entre seis y aparecían los empleos más absurdos como levantador de cables, sujeta toldos manual, sujeta rollos de espadrapo número tres o el encargado del encargado de nuestro bienestar.
Tampoco atendían a la continuidad: en una toma llueve, en otra hace sol, los extras cambiábamos de sitio y también nos poníamos más cangrejo a cada momento. Al final del rodaje, tenía la cara y los hombros rojos cual pimiento morrón. Nos pagaron 800 rupias, pero sólo a Andrés y a Guillermo. A las mujeres no. Pero fueron buenos y pusieron ese dinero “pal bote”. En otra ocasión, nos dio por la ver la televisión en el hotel. Descubrimos una gran serie llamada Jai Shri Krishna. Os dejo con un fragmento que gravé de la televisión. No tiene desperdicio.

Entradas relacionadas

3 comentarios

Deja un comentario

Comentario: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>