Moldavia

TRANSNISTRIA, Un país desconocido

Transnistria es, sin duda, el lugar más curioso de Europa que he conocido. Un país inventado que se ha convertido en el mayor museo al aire libre. Su visita puede parecer un viaje en el tiempo hacia la Unión Soviética. ¿Cómo algo así permanece tan desconocido en Europa?

Fuimos a la estación central de buses de Chisinau y compramos dos tickets de ida a Tiraspol, la capital de Transnistria (65 Leus moldavos, unos 3€). Adquiriríamos la vuelta en el destino.
En el interior del estrecho autobús había un taco de papeles: se trataba de los formularios de visado que había que rellenar para entrar en el imaginario país. Aunque Transnsitria pertenezca en la teoría a Moldavia, los ciudadanos de Moldavia también tienen que presentar este documento.
Habíamos separado 70 Leus, lo equivalente a 3’5€ porque Sanda, mi amiga moldava, nos dijo que aunque no había que pagar nada en la frontera, en caso de que nos exigieran dinero, no debíamos soltar más de 3€.
Teníamos bastante miedo: habíamos escuchado muchas historias de viajeros a los que les habían exigido 50€ y corre el rumor de que un japonés llegó a pagar 200€ (estas leyendas se ceban siempre con nipones).
Al lado de nuestros asientos, viajaban dos pasajeros suecos: Conny era un cantante de ópera y Mikael era guitarrista de un grupo heavy. Ambos habían sido, como nosotros, más atraídos por los lugares raros que por los destinos turísticos “bonitos”.

El autobús arrancó, comenzamos a atravesar la ciudad de Chisinau pero no llegamos a salir de ella porque el vehículo se estropeó. Salimos de él y esperamos en la calle a no se qué, porque nadie nos explicaba nada. Otro autobús vino a recogernos al cabo de un rato y continuamos nuestro viaje a uno de los últimos reductos soviéticos de la tierra. Ya no había vuelta atrás y el hecho de que no pudiera ver nada por las ventanas del vehículo añadía un toque de intriga al viaje.
Llegamos a la temida barrera que separa Moldavia con Transnistria.
Atravesar fronteras por tierra me ha resultado siempre bastante curioso. Normalmente hay un puesto de control cubierto por policías del país que se deja atrás, seguido por una tierra de nadie (en donde me he encontrado Duty Frees y Casinos) que termina en otra línea flanqueada por los policías de la nación en la que pretendes entrar; y éstos casi siempre tienen más cara de perro.
A pesar de no salir en los mapas convencionales, esta frontera era igual que otras en cuanto a los elementos mencionados excepto porque en el lado transnistrio había carros de combate camuflados y vehículos blindados apuntando a la zona de Moldavia.
Un soldado subió al vehículo y recogió los pasaportes con sus formularios de visado de todos los pasajeros. No pude evitar mirar la hoz y el martillo de su gorra.
Al cabo de unos cinco minutos volvió a entrar a nuestro autobús para devolver los pasaportes a cada uno. Todo marchaba con normalidad hasta que señalando con el dedo dijo: “Tú, tú, tú y tú, ¡abajo conmigo!”
Efectivamente, los pringados que teníamos que realizar un proceso más largo para obtener el visado éramos Conny, Mikael, Jarris y yo.
Le seguimos hasta el puesto de control, mientras yo sufría la misma sensación que cuando me presenté al examen que determinaba el posible fin de mi carrera universitaria.
Nos miramos todos durante unos eternos segundos hasta que posé mi pasaporte en el mostrador. A partir de ese momento estaba en manos de las autoridades transnistrias pues aquí los extranjeros no tienen ninguna protección diplomática. Al ser un estado no reconocido internacionalmente, ningún país tiene delegaciones diplomáticas en el territorio.
La mujer llevaba un uniforme de policía poco práctico. Zapatos de tacón, falda ceñida de tubo y, cómo no, una gorra que muestra una hoz y un martillo.
Estuvo un rato hablando en ruso con su compañero de mostrador. Sólo entendía la palabra “spansky”. ¿Estarán deliberando cuánto dinero sacarme?, ¿tienen tarifas según los países? Había leído tantas experiencias personales en la frontera moldavo-transnistria, que me imaginaba lo peor.
Los minutos pasaban lentos, mientras nuestro autobús seguía anclado en la frontera a medio camino. Pensé en los pasajeros moldavos que seguramente se llevarían las manos a la cabeza cada vez que tenían que viajar con un extranjero, lo que hacía que el viaje siempre se alargara.

Bajó el conductor a dar prisas a estos funcionarios. Se entendía lo que decía porque hacía muchos gestos muy obvios: señalaba a su reloj de pulsera, señalaba a su autocar…
Ella asintió con el rictus más serio que pudo. El conductor se fue y la mujer seguía sin devolverme el pasaporte; pero para entonces ya tenía en su poder los cuatro valiosos pasaportes europeos.
El conductor volvió a bajar del vehículo y me alegré de que no nos hubiera abandonado –podría perfectamente haberlo hecho-; esta vez se encontraba bastante exasperado.
En su presencia, nos entregó los documentos en regla y no nos pidió ningún soborno. Desconozco si actualmente las autoridades transnistrias habían dejado de aplicar su abuso de poder o si nuestro conductor con prisas actuó como un catalizador en nuestro favor. Lo único que sé, es que todo funcionó correctamente.
Ahora podíamos respirar tranquilos, más o menos. Guardé mi pasaporte como oro en paño porque si lo perdía, podía terminar atrapada como Tom Hanks en la película de La Terminal.

Por si acaso, había escondido también mis cámaras (llevaba una compacta y una réflex) no sólo para que no piensen que de mí  en la frontera se podía sacar una buena tajada en forma de sobornos, sino porque aquí no está bien visto sacar fotos. Todas las que salen en este artículo las he hecho deprisa para no llamar la atención.

Habíamos entrado en la autoproclamada República Socialista Soviética de Transnistria pero aún quedaba un rato para llegar a la capital, Tiraspol. Un “país” de un tamaño y población parecidos a Cabo Verde, pero desconocido por la mayoría de la población mundial.
Lo primero que nos encontramos fue el río Dniéster, que hace de frontera natural entre la República Moldava con la Transnistria. Ésta se encuentra en la parte oriental y fue el escenario de una sangrienta guerra civil en la década de 1990 cuando declaró su independencia de Moldavia, derrotando a las fuerzas moldavas en la guerra de Transnistria; gracias al apoyo de contingentes de voluntarios rusos, ucranianos y cosacos, y por el 14º regimiento del Ejército Soviético.

En la ciudad me encontré éste escudo que claramente simboliza a Moldavia con un racimo de uvas y Transnistria caracterizado por su industria, separados por el río Dniéster.

Pero el escudo del “país” es éste, como si su economía se basara en la inocente tarea del cultivo los cereales y vid, cuando la realidad dice que la mayor parte de su economía se mueve entre la venta ilegal de armas (de la vieja maquinaria militar soviética), la trata de blancas, la extorsión a personas que tratan de abrir negocios en el territorio y el blanqueo de dinero.

El salario promedio se acerca a 100 dólares al mes y desbancaría a Moldavia como el país más pobre de Europa. Además se cree que la región está dominada por una persona, el sheriff, Viktor Gushan, aunque puede que el propio presidente desde 1990 Igor Smirnov esté también detrás de todo esto.
El Sheriff tiene una mano en casi todo, desde el hotel de lujo de varios millones de dólares hasta el estadio de fútbol en las afueras de Tiraspol (hasta hace muy poco, el único estadio de fútbol con la categoría de “cinco estrellas” en Moldavia). Aquí hay una minoría con mucho dinero.
Dicen que, con el fin de iniciar un negocio en Transnistria, tienes que hablar con el sheriff. Pero obviamente, no lo he podido comprobar.

El autobús nos dejó en la estación y fuimos a comprar el tícket de vuelta, pues sólo teníamos visado para un día y no queríamos tener problemas. Los carteles estaban en cirílico puesto que los idiomas oficiales son: el rumano en alfabeto cirílico –en Moldavia se escribe con el alfabeto latino-, el ruso y el ucraniano. Las etnias moldava, rusa y ucraniana se dividen casi a partes iguales. Compramos el último bus del día para estar el mayor tiempo posible, aún sabiendo que si lo perdíamos, nos metíamos en un buen lío porque habría que volver a la frontera.

Partimos rumbo al centro de Tiraspol. Llamaba la atención lo descuidados que estaban los parques y las calles. Los toboganes estaban oxidados, los columpios rotos; los parques infantiles parecían hechos para matar niños.
Puede que el tiempo se hubiera parado en la URSS, pero las plantas habían seguido creciendo ajenas a todo.

En contraste con esa jungla urbana, nos encontramos la calle Ulitsa Oktober, en donde están la mayoría de los atractivos “turísticos”. Una avenida demasiado ancha para el escaso número de vehículos que por ella circulan. Me recordó a algunas fotos que había visto de Corea del Norte.

Lo primero que hicimos fue cambiar dinero en el banco, ya que aquí sólo se acepta el rublo de Transnistria (1 EUR = 11,61 rublos de Transnistria). Al carecer del código ISO 4217, esta moneda no tiene ningún valor fuera de sus fronteras. Me podrían haber dado billetes del Monopoly y sería lo mismo.

Al principio como moneda legal se utilizaban los billetes de la Unión Soviética y la Federación Rusa de los años 1961 – 1992 con un sello especial en forma de un retrato de Aleksandr Suvórov. Sólo a partir de 1994 se introdujeron los rublos de Transnistria y no fue hasta finales de 2005 cuando se inauguró la Casa de la Moneda en Tiraspol. Antes, el dinero se acuñaba en el extranjero.

Fuimos a la plaza principal, la plaza Constitutii, en donde habíamos quedado con los suecos que habían ido en busca de un hostal. Por el camino dos personas me preguntaron la hora, y una de ellas, además, quería que le diera dinero. Pero lo más sorprendente fue toparme con una minúscula embajada de Abjasia, otro país no reconocido.

Las georgianas repúblicas de facto Ossetia y Abjasia, junto con Nagorno Karabaj (Azerbaiyán), son los únicos territorios que reconocen Transnistria como una nación independiente de Moldavia. Un país que sólo está contemplado por países no reconocidos, no existe. No sólo la comunidad internacional la rechaza sino que los miembros del Soviet Supremo que dirigen Transnistria, tienen prohibida su entrada en la Unión Europea, incluido el presidente, Igor Smirnov. Pero ellos se lo montan para funcionar como un Estado independiente, con sus propias leyes, moneda e instituciones.
Y sus propias matrículas de coche.

En el extremo occidental de Ulitsa Oktober se encuentra un tanque soviético blindado en el que se puede leer en ruso “Por la patria”.

Detrás se encuentra el Cementerio de los Héroes con su tumba del Soldado Desconocido en memoria de quienes murieron el 2 de marzo de 1992 durante el primer brote de los combates. También hay un monumento a la guerra afgana.

Junto a este monumento visitamos El Museo Nacional de Tiraspol (oktober Ulitsa 42, 0’2€) que contenía una exposición centrada en el científico Nikolai Dimitriovich Zelinskogo, quien fundó la primera escuela soviética de Química. En realidad parecía ser la casa en donde vivió y realizó sus experimentos y exponen sus máscaras de gas que fueron utilizadas por los ejércitos rusos y aliados durante la Primera Guerra Mundial.

En lo que se asemejaba a una sala de estar había un piano con unas partituras. Conny, debido a su deformación profesional, se puso a cantar con su potente voz de barítono. La babushka que se encargaba del museo se echó a reír. En todo el rato que llevábamos en Tiraspol, no había visto a nadie sonreír.

Enfrente se encuentra el Palacio Presidencial, desde donde Igor Smirnov gobierna su mimi-imperio; con una estatua de Lenin delante. Está prohibido sacar fotos de edificios oficiales…

Fuimos en busca de comida, algo no muy sencillo en un lugar con muy pocos comercios. Finalmente encontramos un pequeño establecimiento que albergaba sólo dos mesas. Tenía una nevera-mostrador con ensaladillas de dudosa comestibilidad. Señalé a la ensalada y a unos bollos empanados que podían contener cualquier cosa en su interior: es lo que yo llamo “bollos sorpresa del Este”. Para beber compré una cerveza que no indicaba su procedencia.
Pagué con billetes y la empleada me devolvió, junto con un vaso de soda de sifón, unas monedas con símbolos comunistas.

Un paseo por Tiraspol:

La Casa de los Soviets, con el busto de un Lenin enfadado. Probablemente, el edifico que mejor se mantiene.

-La estatua de Suvorov en la plaza Constitutii. Símbolo de la victoria contra los otomanos.

El Palacio de la República, un poco hacia adentro al sur de la calle principal entre Ulitsa Kotovskogo y Ulitsa Kommunisticheskaya.

-El Teatro Drama, junto a la Universidad, fundado en 1930.

Nos habíamos acostumbrado a cruzarnos con militares solitarios, a que la gente nos observara con curiosidad, a ver carteles que bien podrían estar en un museo sobre el comunismo. Pero de pronto Tiraspol nos volvió a impresionar.
Íbamos a cruzar la calle a la altura del teatro, pero de pronto los cuatro policías situados en aquel cruce, interrumpieron sus actividades para realizar al unísono el saludo militar. Cortaron el tráfico para que un cochazo con la matrícula 0001, banderines de Transnistria y lunas tintadas se hiciera paso delante de nosotros, seguido de otro auto oficial, éste con banderitas rusas en su capó. Ambos iban protegidos por soldados motorizados.
No hace falta pensar mucho para saber quién es el número uno de Transnistria.

El ministerio de Asuntos Exteriores español recomiendo no ir a Transnistria. Esto es lo que indica en la página oficial:

Zonas de riesgo (deben ser evitadas)
Debe ser evitada la zona situada al este del río Dniester, conocida como región de Transnistria, por tratarse de una zona fuera del control de las autoridades de la República de Moldavia desde su secesión “de facto” producida en 1990.

Zonas de riesgo medio
Zonas sin problemas
El resto del país.

81 comentarios

  • MIRIAM dice:

    La verdad que no sabíamos de la existencia de este autodenominado país. Y ni siquiera mi tío que es de Ukrania. Mi tía española y mi tío ukraniano viven acualmente en Bulgaria. Hace 2 semana decidieron ir a visitar a la familia de él que vive en Kiev. Decidieron hacer el viaje en coche, por lo cual calcularon que cruzarían Rumania y Moldavia para llegar a Ukrania. La sopresa fue cuando los pararon en la frontera de un país desconocido del que nadie les habia hablado y del cual no sale en los mapas. Transnistria. Los retuvieron durante horas, les escanearon el coche y al final les hicieron firmar un seguro para el país con el consecuente desembolso de euros, donde les decían que si les ocurría algo durante el viaje por Transnistria no tenían derechos al ser extranjeros. Al llegar a la otra frontera para llegar por fin a Ukrania los volvieron a retener y les dijeron 24 horas sin darles ninguna explicación, y eso que mi tio es Ukraniano y se entendia perfectamente en ruso. Mi tia ya desesperada salió llorando del coche al sentir tanta impotencia por la falta de explicaciones, ver a todos los militares y que ya llevaban horas y horas parados durante la noche. Cuando le preguntaron a ella otros militares de donde era, ella les explicó que era española y entonces llamaron a mi tío al cabo de un rato al final los dejaron pasar… al parecer no querían tener problemas con España. (Bendita España). 800 km despues llegaron a Kiev. A la vuelta decidieron no cruzar por este país del cual antes no sabían de su existencia y cambiaron la ruta para volver a Bulgaria. Así que … aunque no conocía de la existencia de este trozo de tierra de Europa creo que voy a seguir sin conocerlo.

  • Teresa dice:

    Tras haber pasado el día en Tiraspol el domingo pasado vengo a puntualizar dos cosas:
    – No está prohibido realizar fotografías, incluido el monumento a Lenin
    – No se pagan sobornos para pasar la frontera y no entiendo esa necesidad de describirlo como si se entrara a Siria desde Turquía

    Por otro lado, me encontré con gente muy amable, curiosa por ver extranjeros en el país y nos sentimos muy seguros en todo momento. Sin ningún problema en la frontera y disfrutando de una ciudad limpia, con parques cuidados y buen ambiente, si bien es cierto que a veces pecaba de ser una ciudad fantasma.

    Volveré sin duda, porque vivo en Chisinau.

  • Patrick dice:

    I don’t know if it’s just me or if perhaps everybody else encountering problems with your website.
    It appears as though some of the written text in your content are running off the screen. Can somebody else please comment and let me know if this is happening to them as well?
    This might be a issue with my web browser because I’ve had this happen before.
    Thank you

  • DAC VALDA dice:

    Un sitio muy bonito con buenas fotos. Latima que no fueran a Bender, es hermoso, sin mucha pompa. Lastima que este blog este lleno de prejuicios y afirmaciones irracionales como decir que Transnistria es parte de Moldova o Moldavoa, es tan tonto como decir que el Gibraltar es de España. Los transnistrios viven austeramente, en realidad un tipo de economia de mercado, y viven mucho mejor que los churumbeles, que ahora sienten la presion de la deuda externa que ahora les ahora el pertenecer a la mentada Union Europea. No se respeta lo que piensa la gente del lugar que se siente mejor, que un europeo comunitario, con la presion al cuello y pensando que mañana amanece sin trabajo.

  • After looking into a few of the blog posts on your blog, I truly like your way
    of blogging. I saved as a favorite it to my bookmark website list and will be checking
    back soon. Take a look at my web site as well and tell me what
    you think.

  • No conocía este sitio, me parece increible que exista!! Muy buen post, un saludo!!

  • Nicolas Nicolayev dice:

    Parece que Transnistria ha solicitado su adhesión a Rusia
    Allí se elabora el famoso coñac Kvint, que en México o Alemania puede costar 40 euros botella (23€ en España) y tres dólares allí.

  • Victoria dice:

    re someone who sells used cars, you can use Twitter
    to attract members who are interested in automobiles.
    On Monday October 10 2011, the Netflix Blog posted this statement from CEO Reed Hastings:.
    While the old traditional email list should not be forgotten, list building, as we know it,
    has been changed forever by the introduction of these social networking programs.

  • I every time spent my half an hour to read this blog’s articles or reviews
    everyday along with a mug of coffee.

  • Pues finalmente yo también me acerqué a Transnistria. Gracias por tu aportación a los viajeros, ya que la información escrita es realmente escasa.

  • Ordenalfabetix dice:

    “En realidad, la experiencia ya se ha vivido al cruzar la frontera y ver todo ese “teatrillo” de tanques y soldados armados cuya misión es prolongar en el tiempo un estatus ventajoso para unos pocos.”

  • Graciela dice:

    Recién entre el 22 y el 29 de junio estuve en Moldova y por supuesto en Transnistria, hacia donde viajé con mi marido y su madre, quien esperaba poder encontrar el lugar en donde había nacido. Esto no fue posible por los cambios obvios habidos en los años que han transcurrido. Sin embargo debo decir que la sensación que me deja este viaje es radicalmente opuesta al de Inés , por cuanto no tuvimos ningún problema en la frontera, ni de sobornos, ni demoras, ni dificultad para obtener la visa. Tampoco vi policías ni militares controlando en las calles, pude tomar fotos de todos los edificios públicos , de las calles, jardines, gente,etc.
    Hay gran cantidad de automóviles modernos, gente comprando , sonriendo y que se ve normalmente
    a gusto en la ciudad. Es cierto que es un lugar extraño, considerando su génesis, pero me pareció digno de conocer. Por cierto su fábrica de cognac es espectacular!

  • Gonzalo dice:

    Muy buena entrada, ya la visité antes de viajar a este país en Septiembre de 2012 y ahora que estoy escribiendo el diario del viaje pues me he acordado y he decidido dejar un comentario. La verdad que hay poca información al respecto y con post como este pues se puede preparar mejor un viaje.

    Un saludo.

    • Metico dice:

      Hola compañeros.

      Con respecto a esta zona de Moldavia, yo tambien he viajado esta esos confines del mundo.

      Anecdotas: varias.

      Primera vez, 2006 entré por la frontera (virtual, pero ahí está. Tanques,como una zona de guerra, militares moldavos en medio militares rusos supuestamente como cascos azules en medio y militares de transnistria al final)con un coche alquilado en Kisinov Moldavia, acompañantes: mi mujer, moldava, mi primo español y su pareja Moldava de Transnitria.
      En la entrada nos esperaba el padre de la pareja de mi primo, amigo y conocido de la policia de frontera. Sin Problemas igual que ha la salida. (como en todas partes no ha como tener enchufe).
      Moldavia es pobre pero esa zona….pobre gente.
      Alquilamos por 20 € todo un Spa para nosotros para tres horas. Muy elegante, piscina saunas varias chorros de agua, bar, sala d estar chimenea etc, etc.

      Siguiente paso por Transmistria.FATAL.

      Viaje a Ucrania desde Moldavia ida en tren (como en las peliculas de nazis poicia milirares con ametralladoras etc,) paso por frontera de Transnistria sin demasiadso problemas.
      Vuelta en Bus, paso por la frontera de Transnistria: garves problemas. autbus parado por mi culapa casi una hora, por ser español no tener visado para Transnistria (como si no existe el pais) me meten en una garita con tres policias amenazando con porras y más, todo por cobrar 20 € de para repartirselop ellos.
      No existen los derechos humanos, si te meten en la carcel, lo tienes claro.

      Mejor no pasar por Transnistria ALTO RIESGO.

  • Nicolás dice:

    Ines muy buen post. Yo estuve por Transnistria en 2009 en un viaje en el que también visite todos los países ex Yugoslavia incluido Kosovo, Albania, Grecia, Bulgaria, Rumania, Moldavia, Ucrania; etc. Y la verdad es que yo conocía de la existencia de este lugar y su rareza y exotismo y estando en Moldavia decidí ir a echar un vistazo. La frontera es muy curiosa ya que antes de llegar hay tanques y trincheras con soldados rusos y dentro del territorio también te cruzas con soldados de esa nacionalidad por todos lados.
    Un par de cosas que llamaron mi atención fueron el que hubiera tantas parejas de recién casados y que todas estas se acerquen al monumento al soldado desconocido y al tanque para dejar su ofrenda y hacerse la foto de novios.
    También el hecho de que no se aceptara tc en ningún sitio y que solo hubiera un cajero de Mastercard en toda la ciudad y para colmo solo se acepta su dinero local y yo que tenía un billete un poco arrugado no me fue nada fácil cambiarlo.
    Con respecto a las fotos a los edificios públicos, no se si habrá sido mi completa ignorancia sobre este lugar pero les saque fotos sin ningún problema.
    Gracias por el blog. 😉

  • adolfo dice:

    Enhorabuena Inés por tu valentía al adentrarte en lugares tan inhóspitos y peligrosos.
    No conocía tu blog, y hoy he visto la entrevista en QUÉ Aragón, y me he decidido a verlo, y la verdad es que estoy maravillado de todo lo que cuentas.
    La duda que tengo es la siguiente: ¿viajas sola o con algún acompañante? Te lo pregunto pues en algún sitio del blog he visto la referencia a un chico, que supongo será tu novio, pareja o acompañante. En fin, nadie es perfecto. Supongo que ir con alguien te dará más seguridad.
    ¿Has visitado el Sahara, quiero decir la nación que ha creado el Frente Polisario, en un pequeño trozo de la antigua provincia española, aunque sus principales ciudades estén, paradójicamente, en Argelia? La visita no creo que sea ninguna maravilla, pero si el conocer sus raíces españolas, como conservan nuestra lengua, a pesar de haberles traicionado en su día, etc.
    En fin, no te entretengo más. Te ánimo en tu labor, que tendría que estar subvencionada, en lugar de esas guías cutres de las agencias o esos libros de viajes escritos desde un despacho cualquiera, sin pisar realmente el país del que hablan.
    Cordiales saludos y mis mejores deseos de paz, bienestar y felicidad.

  • arzu89 dice:

    Creo un poco desacertado tu forma de enfocar el artículo y tus continuas referencia a Transnistria como un país ‘imaginario’. El caso es que de facto, Transnistria es un país, un estado para que me entiendas. ¿Moldavia es capaz de mantener su soberanía de manera efectiva en esta región? No y como, además, la propia región se autodeclara nación independiente, ¡eureka! Otra cosa es que no tenga fundamento histórico dicho estado, que no sea reconocido como tal por la comunidad internacional, como de hecho ocurre, y que en consonancia, este aislado. El día que los tanques moldavos crucen el río y vuelvan a instaurar su soberanía, entonces si podremos hablar de ‘estado imaginario’, pero hasta entonces… En base a lo que tú comentas, deberíamos reírnos de los kurdos, los saharauis, los chechenos, etc. Por no hablar de Palestina… Naciones que,al contrario que Tranistria, no tiene forma de mantener la soberanía nacional que tanto anhelan en sus territorios de manera efectiva…

    Pero que vaya, en el fondo, todo se reduce a tener el reconocimiento de la comunidad internacional, si no lo tienes, poca cosa…

  • Adah Yemile dice:

    Sabia de la existencia de Moldavia, puesto que fui a Romania en 2008, y mi amigo Mihai me hablo de ella, pero de Transnitria apenas hace unos dias que lo se y muero por conocerla!!! obviamente pienso incluirla a mi viaje que hare a Romania y Bulgaria en Enero 2013. Confieso que a Romania regreso por mi corazon porque se me quedo ahi desde que la conoci, es un pais maravilloso!!!!. Para el que pregunto por Serbia, estuve tambien en 2008, lo cruce en tren desde Zagreb, y estuve en Belgrado 9 horas esperando mi tren hacia Timisoara, lo poco que conoci me parecio hermoso, pero desgraciadamente su gente no me parecio amable, como que no les agradan el turismo y los extranjeros, o tal vez seria porque a un mes que yo estuve ahi estallaron las protestas por la independencia de Kosovo, en general Europa del Este es digna de conocerse toda, un poco desconocida por las personas que unicamente se alegran por sacar unas cuantas fotos de los lugares mas atestados de turismo que no puedes ni caminar!!!!

    • WILSON GAÑAN CARDONA dice:

      HOLA!!
      ME FASCINA ESTOS LUGARES DE EUROPA, NO LOS CONOSCO,PERO HE LEIDO Y HE VISTO DOCUMENTALES SOBRE ESOS LUGARES. YO VIVO EN COLOMBIA, PERO DESEO CONOCER ESA REGIN DEL PLANETA,NO LO SE,PERO ME HALA,JAJJAJA. OJALA DIOS ME PERMITA CONOCERLO,

      SALUDOS!!

  • TOMAS BONILLA dice:

    WAOO INTERESANTE NO SABIA DE LA EXISTENCIA DE DICHO TERRITORIO, DA CURIOSIDAD Y A LA VEZ MORBO…PORQUE ES COMO SI SE FUERA CONGELADO EN EL TIEMPO.

  • valeria dice:

    POR DIOS ME GUSTA MUCHO ESTO DE LAS AVENTURAS POR EUROPA ,ALGUIEN A IDO A SERBIA QUISIERA IR ,SI ALGUIEN FUE ME PODRIA DECIR ALGO ,SALUDOS !!!

  • Agnes dice:

    Hola. Yo soy moldava vivi en Chisinau y la verdad conozco todo esto de Transnistria estuve un par de veces en plan en alguna boda o visitar a mi hermano que en aquel entonces jugaba en el estadio este cinco estrelles del sherif :). La verdad os digo que aunque vivi con ellos al lado toda la vida, vivi la guerra estoy acojonada con este territorio, vaya co..nes han tenido estos de entrar alli. Para mi es como entrar en Iraq lo mismo, sin ley alguna. Pero tambien entiendo el morbo de ver el pais museo :) Es como una loteria a la frontera te pueden pedir mucho o te pueden pedir nada, depende del dia que lleve los soldaditos o vas con un guia que se conoce bien las reglas del juego y que tenga mucho morro por hablar con ellos. yo personalmente no entraria con europeos alli …. Suerte a los que se atreven.

    • Moises dice:

      Hola . donde aprendiste el Castellano perfecto que hablas??
      saludos

    • Olga dice:

      Tu dices que eres de moldavia y sin embargo dices cosas malas de ella, yo tambien soy de ayi, pero me parece que en el fondo de este pais ai algo mui bonito, y es la gente i la naturaleza, si conseguimes que mas gente venga a nuestro pais, seguro que tots los problemas se solucionan y nuestra tierra sea una mas de la comunidad europea. Encantada de conocerte :), un besoo. Guindestete ca daca nu ai se spui tot cel mai vine de tiara nuastre nime nu as vrea se vie, si asa nis o data nu as iniase din problemele care ieste amuia, te pup :)

  • Roberto dice:

    En mayo me voy en moto a Georgia, Rusia, Ucrania (Odessa) y vuelta a casa por Rumanía. Me apetecía pasar por Transnistria, por aquello del exotismo de estar en un país que no existe pero no se, no se… da un poco de miedín

    • Bartolomé dice:

      Hola Roberto. Acabo de regresar del este de Europa. Uno de los recorridos ha sido Odesa-Chisisnau,pasando por la fantasmagórica Transnitria. No tengas ningún temor.Solo vas a necesitar paciencia en la frontera y pagar un “peaje”que varía en función del número de pasajeros , de la cilindrada del vehículo y si es de gasolina o diésel. me cobraron 20€. Por lo demás no son nada desagradables ni hubo ningún intento de soborno.Esto si,el papeleo me retuvo dos horas y media.Miedo ninguno,pero cosquilleo y pellizcos el el estómago…..si. Si te apetece ,puedes contactar conmigo,que muy gustosamente te atenderé. Mi e-mail es: . alolinares@yahoo.es Un abrazo .

  • Rafa dice:

    Muy entretenido relato, simpático y riguroso, enhorabuena. Me fascina el Este de Europa, he estado dos veces en Rumanía y pienso volver. Un saludo
    Rafa

  • Alberto dice:

    Hola, soy español y hace dos días crucé por Transnistria volviendo de Odesa, Ucrania. Yo llevo viviendo en Rumanía 4 meses, esto es genial, nada de peligro.

    Visité Chisinau, un país complicado, pero no creo que tan peligroso*, salimos de disco por la noche incluso; Odesa es un lugar que recomiendo visitar, la gente es estupenda.

    Pero ahora TRANSNISTRIA, no recomiendo visitarla, nosotros la cruzamos por el c**ón del tio, supuesto taxista, que nos llevó de vuelta a Chisinau. Nos pidió dinero al llegar a la frontera*, no pudimos decir que no, cabía la posibilidad de que nos dejara allí. La cantidad rondó entre el viaje y el pago* de tasas los 130 € para 5 personas, dos portugueses, dos españoles y un rumano.
    El problema es que allí significa nada, Transnistria, un lugar en el que su calles están controladas por la armada rusa. En las calles no hay gente, tanques como monumentos, aunque no vimos apenas nada.

    Nos faltó el sello en el documento ese a rellenar para ellos, olvidaron o confudieron la parte a recortar.
    Menos mal que el 2º taxista que nos llevó desde Tiraspol era más legal, si no nos hubiera tocado pagar de nuevo.

    Tras leer este blog me pica la curiosidad de volver a ver todo eso, por el morbo del comunismo, pero no sé si es buena idea.

    El día 11 de Diciembre de 2011 que es cuando cruzamos estaban en jornada electoral, imaginad la situación. La imagen de Putin en los carteles, los otros candidatos eran del estilo, ninguno tenía cara de ser buena opción, fue muy fuerte.

    LO MEJOR FUE QUE NO SABIAMOS LO QUE ERA TRANSNISTRIA HASTA QUE NO LLEGAMOS A SU “FRONTERA”.

    Si decidís ir allí no lleveis apenas dinero ni nada de valor encima, el aspecto descuidado, VAMOS, CON CARA DE QUE NO TENGAIS NADA!!!

    ESO SÍ, SIEMPRE EN BUS OFICIAL DESDE LA ESTACIÓN, NUNCA NINGÚN PIRATA COMO EL NUESTRO.

    Estos paises son otro mundo, aunque no hay que tener miedo de conocerlos.

    Un saludo.

    • Olga dice:

      Hola, me llamo Olga y soy de Moldavia, pero vivo en Epaña, lo que sices sobre transnistria, no es cierto, esa es tu primera imprecion, porque solo as pasado por ai, pero si te quedas un tiempo mas, seguro que te encata, deves saber que esta tierra esta muy dañada, porque la otra parte de moldavia, epezo la guerra con esta otra y despues de que esta perdiera, rusia se apodero un poco de ella, lo que necesita esta tierra es amor, es decir, gente que la cuide, pero la gente alli se va a europa a por trabajo, lo unico que podemos hacer para que sea una tierra como las otras, es intentar ayudarla iendo a vivir por lo menos 2 años, porque alli nada cuesta mucho dinero, asi podemos abrir todo tipo de bares restaurantes y por ahi ganar dinero. No se si me estas entendiendo, pero lo que quiero decir es que os animeis a ir a transnistria porque gracias a todos podremos revivirla. Un saludo :)

  • ¡Impresionante!
    Conocí el país a raíz de la lectura del libroEducación Siberiana de Nikolái Lilin.
    La historia de Transnistria es cuanto menos curiosa, bueno, la historia de su población. Durante la época stalinista los delincuentes, ladrones y disidentes eran enviados a los gulag siberianos pero… ¿qué pasaba con los ladrones, delincuentes y disidentes siberianos? ¡Eran enviado a Transnistria!
    Tu entrada pone imágenes a un país que parecía de ciencia ficción, llámalo país, llámalo territorio no indendiente, llámalo la república independiente de la casa de Igor Smirnov 😉
    Lo de las fronteras por tierra puede ser un trámite o una odisea… pasar de Jordania a Israel fue una experiencia de las últimas, cinco horas y varios “interrogatorios”.
    Estupenda entrada

  • Borja dice:

    Ines gracias por las buenas palabras. Dudo sinceramente que te quite visitas, debido a que en parte, mi post, esta hecho gracias al tuyo y la informacion que aqui publicas. Por cierto, tengo algunos posts que creo que te gustaria leer, pero por mi seguridad (o quiza que sea un poco paranoico), los protegi con contrasena :)

    Si estas interesada me dices.

    Un saludo!
    B

  • Inés dice:

    Borja, tu post de Transnistria es impresionante, me quito el sombrero. Es muy muy completo y está lleno de información. Hasta me vas a quitar visitas, jaja.

    Ernesto, no sé mucho de esto pero a lo mejor mostrando solo el pasaporte rumano no tendrás problemas porque pertenece a la Unión Europea. Pero vamos, no me hagas mucho caso porque nunca se sabe por dónde pueden salirte las autoridades transnistrias. Si te animas a visitar Tr, cuéntanoslo. Un saludo!

    Jesús, gran post sobre Transnistria. Últimamente me escribe mucha gente para contarme que han sabido de la existencia de este pseudopaís a través de este blog y que o bien lo han visitado, o bien planean hacerlo en un futuro próximo, seguramente se estén preguntando en Tiraspol cómo es que ahora llegan tantos españoles ahí 😉

  • Hola:), quiero agradecerte que pusieses publicamente este lugar ya que asi lo he conocido y he podido visitarlo, aqui dejo mi blog en el cual te hago referencia. un saludo, gracias.

  • Ernesto dice:

    Desde que lei sobre este pseudopais he quedado encantado. Tengo unas ganas tremendas de ir, pero no se si mi caso sea ventaja o desventaja… Soy ciudadano rumano por parte de madre, pero nacido en Colombia… y ya verás las miradas de guardas de frontera que he pasado cuando ven mi pasaporte rumano que dice “nacido en Colombia”…jeje se imaginan, lo “mejor” de Europa y Sudamerica reunidos..
    Anyway, el otro año en mi proxima visita a Rumania, por lo menos a Chisinau llego.

    Muchas gracias por tu relato.

  • Borja dice:

    Hola Ines,

    Use tu blog como referencia para mi siguente viaje (asi como el de otras personas). Finalmente hice mi viaje a Transnistria sin muchos problemas mas que el soborno tipico. Muchos de los comentarios que hice en mi post son parecidos o similares a los tuyos, ya que creo que expresas mejor aquello que intentaba decir, asi que para que reinventar la rueda. Eso si, te he referenciado debido a la calidad de tu post! :)

    Creo que a partir de ahora seguire tu blog y lo enlazare desde los links del mio!

    Un abrazo!
    Borja

  • Muchas gracias a todos por leer este artículo y por vuestras valiosas aportaciones. Ya estoy buscando las lecturas que recomendáis sobre Transnistria. Voy a responder a algunas preguntas:

    @Pablo, para llegar necesitas comprarte un pasaje en bus en la estación de Chsinau con destino a tiraspol. En el mismo autobús te darán un papel para rellenar que habrá que enseñar en la frontera cuando te lo pidan, junto con el pasaporte.

    @jesus nmartinez No he estado en Gagauiza pero si quieres te puedo enviar una guía en inglés en pdf. Escríbeme un mail si lo quieres.

    Un saludo y todos y recordad una vez ahí, estar muy pendiente de vuestro pasaporte, perderlo puede ser muy problemático.

  • Hola Inés visito muchísimo tu blog pero nunca te había escrito.
    Quiero decirte que muchas gracias, no conocía Transnitria y voy a visitarla ya que voy a visitar Polonia, Ucrania, y voy a pasar por Moldavia para ver esto (Además me he guardado la dirección del lugar donde dormiste en Chisinau)

    Y buscando información, hay otra república autonoma independiente y es Gagauiza cuya capital es Comrat, conoces algo de eso? puedes recomendar visitarla? ya que voy a pasar por Odessa y esto está al sur de Moldavia y puede ser interesante.

    un beso.

  • carlota gonzález dice:

    Os recomiendo la lectura de Educación Siberiana de Nikolai Lilin un escritor nacido en Transnitria. Es una novela que relata la vida del autor y …os sorprenderá

  • pepe dice:

    Tambien fui a Moldavia en coche con mi novia de nacionalidad Rumana.

    Transnistia no lo se , pero Moldavia no asusta.

  • anonimo dice:

    Gracias por contarnos tu experiencia.
    Yo intenté entrar en Transnistria en 2008 con un coche de alquiler y como puedes imaginar, no fué posible. Mi novia es rumana y en los autobuses de Chisinau no querían montarnos para ir a Transnistria. Así que no pudimos entrar. Sin embargo, nos recorrimos Moldavia en coche y si conociérais los peligros a los que allí te expones, no iriaís en vuestras vidas.
    Se la conoce como la Africa Blanca y la vida de un extranjero vale lo mismo que en Sudán, es decir, nada. Es el país de Europa dónde mayor es el tráfico de órganos humanos. Por 500$ te pueden raptar y extirparte un riñón o cualquier otra cosa que haya sido pedida por un ciudadano rico de cualquier lugar del mundo. Los niños de los poblados huyen cuando intentas darles dinero para que se compren algo para comer. Es muy triste que unos crápulas mantengan sometida a la población y que la gente se muera de hambre, que los niños crucen en las curvas de las carreteras de un lugar a otro jugándose la vida para venderte flores silvestres por 0.10 céntimos de euro y mil y una calamidades más que no vale ni la pena contar.
    Cuidado aventureros. No es lo que parece y os lo dice una persona que habla el idioma local y que conoce muy bien el este de Europa.
    Un abrazo a todos.

  • PABLO dice:

    HOLA SOY PABLO DE ARGENTINA NECESITARIA SABER COMO LLEGRA A ESE LUGAR !!
    YO VIAJO A EUROPA EN DICIEMBRE!!! EN MI PAIS NO HYA CONSULADO MOLDAVO !!!
    NECESITARIA INFO!!

  • AnaR dice:

    Hola Inés. Me ha encantado tu entrada. Si no lo has leído, te recomiendo "Educación Siberiana" de Nikolái Lilin, que se desarrolla en Bender. Tiene escenas bastante violentas, pero es que la vida en Transnistria nunca ha debido ser fácil.

  • Aventurer@ dice:

    Genial Inés, aqui te queria ver, en Transnistria. Me ha encantado el post, muy completo que nos da una visión general de la entrada a este curioso pais no reconocido. Lo del soborno en estos países y otros reconocidos es algo normal, es cuetión de suerte.Yo tengo muchas ganas de ir cuando vaya también a Ukrania. Creo que si vale la pena ver algo más que sólo la capital. Un abrazo.

  • Cristina dice:

    Vaya!! la verdad es que no había oído hablar nunca de esta zona!!

    muy buen relato!

    Cristina

  • José Carlos DS dice:

    Esta zona para nada la tenía en mi lista de pendientes, pero no se si es por las imágenes o por tus relatos me va llamando la atención.

    Tienes razón en lo de citar que hay ciertos lugares que recuerdan a Corea del Norte, estaba pensando lo mismo hasta que he visto tu comentario xDD

    Saludos.

  • Hernán dice:

    Muy buena crónica. He llegado de casualidad hasta aquí, pero la verdad me he quedado prendido al monitor, intentando encontrar una pista para entender si lo que leía era cierto, chiste o ficción. ¡Es asombroso!

  • azulychocolate dice:

    este blog es impresionante y la última entrada también! me hago fan ahora mismo..enhorabuena y feliz día!

  • Inés dice:

    Anónimo: Claro, ponlo en FB y en donde quieras! Esto es libre de difundir. Un saludo!

    Sele: Me recordó a las fotos de Corea del Norte que vi EN TU BLOG! Ya sé que les sacaron pasta y que también intentaron soborbarles con botellas de alcohol. Es un relato muy divertido aunque da miedo. Nunca sabes lo que te puede pasar en la frontera. Yo tuve suerte.
    Te digo lo mismo que a Blai, que si visitas Transnistria intentes estar en más sitios además que Tiraspol.

    Trapatroles. Gracias, voy a echar un ojo al tuyo. Un saludo!

    Adalberto: uy, eso fue hace muchísimo! Está muy bien esa iniciativa. Un abrazo.

  • Adalberto dice:

    Hola

    Llegué aqui desde "tublogenmiblog" una entrada que escribiste hace rato. Sin embargo me permitió conocer este lugar interesante.

    Todo tu blog está genial! Me suscribo.

    Un saludo

  • trapatroles dice:

    Hola Inés
    Desconocía este país y desconocía tu fascinante blog de viajes, que añado a los enlaces del mio.
    Ya nos seguimos en la blogosfera.

    saludos
    Ramón

  • Sele dice:

    Fantástico Inés. Es un sitio al que le tengo muchas muchas ganas.Es bizarrismo puro.
    De hecho no nos vamos en noviembre a Moldavia/Ucrania por el canto de un duro. Al final vamos a Bulgaria y Macedonia.

    Algunos amigos míos pagaron los 50€ de soborno y además tuvieron que pasarse por una comisaría. De hecho a uno de ellos le conoces personalmente.

    Con soborno o sin soborno…HAY QUE VERLO!!

    Y sí es cierto, tiene algo que me recuerda a cuando entré en Corea de Norte, aunque eso ya es multiplicado a la enésima potencia.

    Intentaré hacerlo, más pronto que tarde, y te pediré consejo. Pero la información que das aquí es muy muy buena.

    Gran post, Inés!

    Un saludoo

    Sele
    EL RINCÓN DE SELE

  • Anonymous dice:

    Increíble, con tu permiso publico el enlace en mi perfil de facebook. Necesito que todos mis amigos relacionados con el mundo del turismo como profesión y/o aficción lean esto.

    En tres palabras: ma-gis-tral!

  • Inés dice:

    Hombrerrante: El este de Europa es una zona interesantísima. Ciero es que muchos lugares no están preparados para el turismo. Pero se compensa con otras cosas.
    Un saludo.

    Anónimo: Tienes toda la razón del mundo. De hecho lo de que en Moldavia se habla rumano lo expliqué en el anterior post "CHISINAU, Moldavia". Lo pensé ayer pero se me olvidó cambiarlo, ahora voy.
    Gracias por la puntualización.

  • Anonymous dice:

    un apunto, el moldavo no es una lengua. Supongo que te refieres al rumano.

  • hombrerrante dice:

    Ya me habian hablado de este lugar, espero en un futuro acercarme por alli…
    El este de Europa es fascinante, aunque tambien a veces bastante duro.
    Un saludo!

  • Inés dice:

    Chelo: me alegro de que te haya gustado mi entrada. Vuestros comentarios me animan a escribir más. Un saludo!

  • Inés dice:

    KOke: ¡De eso se trata! ¿Cuántos días has estado por Australia? Te escribiré para que me expliques cómo haces para insertar mapas. Yo es que sigo un poco 1.0 tecnológicamente hablando… ¡Un saludo!

    Anónimo: Ya conocía ese blog y me encanta. Es de esas páginas cuyos nautores les cojo envidia por lo bien que escriben.

    Blai: Ya sé que tienes ganas de ir a Transnistria desde hacía tiempo. Mira, de haber sabido que no era como lo pintan hubiera pasado más tiempo ahí para conocerlo a fondo. Cuando vayas intenta hacer noche en Tiraspol y visita otras localidades transnistrias como Bender (sí, se llama como el robot de Futurama). Estaré encantada de leerte. Es más, como casi no hay información sobre ciudades transnistrias aparte de Tiraspol, yo creo que incluso podrías ponerte de acuerdo con alguna publicaciíon y sacarte un dinerete. Muchos besos, Blai!

    Xixerone: Me alegro mucho de que este artículo te aya animado a coger las maletas y ampliar tus conocimientos sobre nuestro planeta.

    Kaskero: ya te digo, además no quedó ningún rastro en el pasaporte. No ponen sello. En mi opinión, no queda más remedio que darles la indiependencia, ¿no?

    Atejer00: sería una gran película, sin duda :)

    Bleid: Lo que pasa es que en los mapas no señalan esta frontera! Imagínate que alguien no lo sabe y su etanción era conducir recto hasta Ucrania. Se quedaría a bolos. Un abrazo.

    Cincuentones: Eso es bueno, el saber no ocupa lugar :)

    Isaac: Pues mira, venden lotes de monedas por Ebay bastante baratos, unos 6€. Pero claro, mola más recogerlos in situ. Un saludo, Chavetas!

  • Chelo dice:

    No tenía ni idea de que existía este país…
    Ha sido alucinante leer tu entrada :)

  • Isaac dice:

    Ines, la verdad es que cada dia me sorprendes más… esto si que es un pais perdido "de la mano de Dios", jejejeje

    Me ha encantado la anécdota de los billetes. Soy un amante coleccionista de monedas y billetes y !! TENGO QUE CONSEGUIR UNO DE ESOS COMO SEA !! jejejeje

    Un abrazo muy grande, como siempre, de la familia chavetas

  • cincuentones dice:

    Curioso lugar Inés muy interesante.
    Con tus relatos nos vas ilustrando.
    Saludos.

  • bleid dice:

    Estoy mas que sorprendido Ines.
    No tenia ni idea de este lugar y mira que miro en los mapas jejejee
    parece de otra epoca pero muy interesante
    un abrazo

  • atejer00 dice:

    espectacular, no tengo palabras, la verdad…no se me ocurriría esto ni para guión de una película…muchas gracias!

  • kaskero dice:

    Transnistria??? Pero y esto de dónde ha salido??? jeje
    Interesante lo de tener que pasar un control fronterizo sin salir de un mismo país.
    Un post de lo más curioso

  • xixerone dice:

    Es uno de los sitios en mi lista! apenas tenga una oportunidad me escapo a Moldavia (y compañía).

    Muy chulo el post

  • Blai dice:

    Inés! Qué gans tenía de leer las experiencias de alguien en este pedacito de tierra que parece no formar parte de nadie… hehe

    Como me ha gustado la estética comunista, la verdad… Es que me encanta la historia y sobretodo la história contemporánea más reciente, a partir de la revolución rusa y todo lo que vino después…

    Sin duda, un lugar al que hay que ir sí o sí. Por cierto, al salir tuvisteis algún problema? Supongo que en general, se puede visitar sin mucho riesgo ¿no?

    Muchísimas gracias por compartir estos lugares tan especiales con nosotros!

  • Anonymous dice:

    Ya conocía el territorio de antes. Se puede encontrar más información en un blog llamado «Fronteras» Hay varias entradas que lo mencionan, y muchas referencias a otros lugares curiosos por si quieres aventurarte a ir a otro de esos sitios que parecen fuera del mundo.
    Muy entretenido, gracias por la entrada.

  • Koke dice:

    Hola, genial entrada, no solo turística sino informativa.

  • Anonymous dice:

    Ines_tables soy anónimo.

    La estatua es…. acojonante y la ceremónia cada 2 o 4 horas del cambio de la guardia y homenaje a los caídos te deja sin aliento.

  • Inés dice:

    Ostep Kapitula: HOYGAN, creo que te estás metiendo conmigo. O puede que no. No lo sé porque no termino de comprender tu comentario.

    Fran: por desgracia, hay muchos lugares que no todo el mundo conoce. Incluídos países reconocidos.
    Un abrazo a tí tambien!

    Serio Alche: Me alegro mucho de que te haya gustado. Nunca te acostarás sin saber una cosa más :)

    Anónimo: ¡Has estado en Volgogrado! Tiene que impresionar su estatua a la madre patria. Llegó a ser la estatua más grande del mundo. Danman: Jajaja, bueno que no te dé miedo. No nos pasó nada malo, quizás lo único que el conductor del bus de vuelta no quiso aceptar nuestros billetes y nos hizo volver a pagar, por 3€ no quisimos discutir. Después una pasajera sacó un libro de vocabulario de varios idiomas y la gente intentó decir palabras en español. Una abuela me felicitó como pudo sobre la victoria española en el mundial de fútbol. Vamos, que la gente es maja.

  • Danman dice:

    Ufff, este post me ha desconcertado muchísimo.

    He de admitir que al comienzo me parecía que se iba a tratar de un simpático país pseudo-parque temático de la URSS (sí, soy así de inocente) y me ha dado un miedo impresionante conforme ha ido avanzando.

    Me ha gustado mucho, la verdad

  • Anonymous dice:

    Yep!. Menudo descubrimiento. Yo he estado en Volgogrado (antigua Stalingrado) y también aún se respira ese ambientillo guerra fría con la estética de Transnistria. Bonitas fotos.

  • Sergio Aluche dice:

    Increíble entrada.

    Gracias por compartir esta crónica de tu visita a Transnistria.

    He aliviado mi hambre de curiosidad para el dia de hoy.

  • Fran dice:

    Es increíble la de lugares desconocidos que hay en el mundo. Te juro que estos nombres no los había oído en mi vida…. Es una suerte poder ver estos lugares que no todo el mundo conoce.
    Un abrazo Inés.

  • Ostep Kapitula dice:

    podemos reirnos del mundo eslavo por que lo desconocemos y de el solo "conocemos" el cliché.
    justo sería que hagas un artículo para la república que existe entre canada y estados unidos.

  • Inés dice:

    Javier, es verdad que parece mentira que haya lugares así tan cerca.

    Paco, ya he puesto el mapa. Como ves, Transnsitria comprende la franja de tierra que hay entre el río Dniéster y la frontera con Ucrania. Gracias por la sugerencia!

  • Paco Piniella dice:

    No tenía noticias de este sitio. Pon un mapita para situarme. Imagino que el viaje lo existe en verano con todo lo demás. Vaya viajón.

  • Javier Adán dice:

    Menudo alucine de sitio.

Deja un comentario

Comentario: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>