Malta

Ruta por Malta III: Isla de Gozo

Como ya os conté en otras ocasiones, Malta no es sólo una isla: la componen tres islas habitadas y algún pequeño islote; y qué mejor manera de terminar nuestro viaje visitando la segunda en importancia: Gozo (31.000 habitantes). Es más pequeña que Malta, tan sólo mide 14km de largo y 7.25km en su punto más ancho. Aunque en realidad no es mucho menor que Manhattan; como veis, todo es relativo…

A Gozo se la apoda popularmente como “Calipso”, esto se debe a la ubicación de Ogigia en el poema mitológico griego de Homero, La Odisea. En el mito, la isla fue controlada por la ninfa Calipso, que detuvo a Ulises, el héroe de la historia, como prisionero de amor durante siete años. Gozo se piensa que es hoy en día Ogigia. Otras hipótesis modernas identifican la isla homérica con la isla Perejil.

Veamos qué le hizo quedarse atrapado en la isla durante tanto tiempo.
Para viajar de Malta a Gozo tomamos un ferry en el puerto de Cirkewwa. El trayecto duró alrededor de media hora (5€). Como hay muchos gozitanos que trabajan o estudian en Malta, los residentes de Gozo pueden utilizar el ferry a un precio significativamente inferior a la tarifa estándar.

 

La primera parada de nuestro recorrido fue en Dahlet Qorrot. Se trataba de una cala que algunos pescadores utilizaban para almacenar sus artes de pesca. ¿Verdad que estas casas-cuevas recuerdan a las de los Picapiedra? Me sorprendió el azul turquesa del agua. Daba ganas de bañarse.

 

No nos íbamos a ir de Gozo sin ver la Bahía de San Blas. Una estupenda playa de arena rojiza y aguas cristalinas… ¡Qué gozo! Perdonadme, no he podido evitar el chiste fácil.
Una estatua de una virgen hacía las veces de vigilante. En realidad había muchas de ellas por todo este país de mayoría cristiana.
Cerca de la bahía hay una cueva, que según dice la tradición, se trataba de la cueva que Homero menciona en La Odisea. La ninfa Calipso vivió aquí entreteniendo a Ulises hasta que reanudó su viaje. Pero no os molestéis en visitarla, no es más que un agujero en el suelo sobre una colina… ¡mi gozo en un pozo! Vale, ahora sí que dejo los chistes malos.

 

Terminamos la mañana visitando uno de los templos megalíticos más importantes de Malta que está incluido en la lista de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Sus paredes de 7 metros de altura se conservan extraordinariamente bien desde que se construyeron hace 7000 años, que se dice pronto. En realidad se trataba de dos templos adyacentes, el del Norte y el del Sur.

 

Paramos a comer en el restaurante Kartell situado en la bahía de Malsarform
Pescados, mariscos y verduras. Todo muy bueno y mediterráneo. Aquí probé el lampuki, un pescado que según nuestra guía Audrey, sólo se puede encontrar en Sicilia y en Malta.

 

La capital de Gozo es Victoria (en honor a la Reina Victoria), también conocida como Rabat.
Su punto más alto está en la ciudadela, desde la que se puede contemplar unas vistas de campos y pequeñas poblaciones.

La ciudadela ha estado habitada desde el Neolítico y fue fortificada alrededor del año 1500 aC. Más tarde serían los fenicios los que la desarrollarían y continuó así hasta convertirse en una acrópolis romana, siendo el centro administrativo, militar y religioso de la isla, con un templo dedicado a la diosa Juno en donde actualmente está la catedral.

El lado norte de la ciudadela se remonta al período de la dominación aragonesa, mientras que el flanco sur, con vistas a Victoria, fue reconstruido por los Caballeros de San Juan, es decir, entre 1599 y 1603. A continuación vendría la peor época para Gozo: hace más de dos siglos, merodeadores turcos y corsarios berberiscos estuvieron saquearon continuamente las islas maltesas. Por esta razón, hasta 1637, la población de Gozo tenía que pasar sus noches en la Ciudadela por su propia seguridad. Al dar un paseo por las tranquilas callejuelas de la ciudadela, cuesta imaginar que todo esto haya ocurrido justo aquí.

 

Terminamos la visita en la bahía de Mgarr Ix-Xini, una bonita playa de guijarros en donde alguno se dio un baño.

 

Aquí me encontré un simpático perro bastante especial. La raza se llama “perro del faraón” puesto que los egipcios la trajeron a Malta hace 2000 años. Esta raza puede que sea la más antigua conocida, ya que se les documenta desde hace 8000 años. Pero antes de ser una raza aceptada como tal, siempre fue el perro de los campesinos en Malta.

 

 

Volvimos a la vecina isla de Malta observando un precioso atardecer desde el barco. El viaje se terminaba: ya sólo quedaba descansar para tomar un avión por la mañana que nos devolvería a la realidad.

 

Qué bien se está de vacaciones…

 

Podéis seguir viendo fotos de Gozo pinchando aquí.

Mis agradecimientos más sinceros a la oficina de turismo de Malta por ser tan majos conmigo y haber hecho que el viaje fuera un éxito.

Entradas relacionadas

9 comentarios

1 Pingbacks y Trackbacks

Deja un comentario

Comentario: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>