España

Cudillero en dibujos, Asturias

dibujo cudillero

Cudillero en dibujos, Asturias (para verlos mejor, haz doble click sobre la imagen)

Las casas de Cudillero parecen querer agarrarse a la montaña para no perderse las vistas al mar. Sin orden aparente ni en la disposición de los edificios ni en sus colores, es un caos agradable a la vista que atrae a turistas y curiosos sobre todo en la época estival. Pero esto antes no era así. Toco cambió cuando hace casi 20 años participaron en el Grand Prix y ganaron. Sí, ese programa presentado por Ramón García en el que la gente de los pueblos corría delante de vaquillas y se pasaba la patata caliente (por cierto, ¿qué ha sido de Ramontxu?). Fue entonces cuando España entera pudo ver imágenes del pueblo desde sus casas sin haberlo buscado y plantearse hacer una escapada a la localidad asturiana.


Antes de aprovechar su atractivo turístico, Cudillero era un pequeño puerto pero el oleaje a menudo destrozaba las lanchas de sus gentes dedicadas a la pesca de anzuelo. En 1980 hicieron una obra monumental dinamitando un monte y construyeron en su lugar un puerto seguro, hoy en día no sé si esto hubiera sido muy legal… pero era otra época. Y es desde el puerto nuevo donde se puede entrar al pueblo de otra manera, a través de un túnel de más de 300 metros de longitud. Su finalidad inicial, hace ya 120 años, era la pasar el pescado a la fábrica de conserva que se encontraba al otro lado de la manera más rápida posible. Ahora en su lugar pasa el río Piñera y existe un margen para poder caminar cómodamente, no como antes que aquello era un barrizal, probablemente acompañado de exóticos aromas.

Nada más salir del puente nos encontramos con unos bloques de edificios sociales de los años 70 situados en el lugar de la fábrica de conservas. Algunas están pintadas de colores haciendo un guiño a las casas tradicionales de Cudillero que presenta cada una un color diferente. Esto se debe a que cuando un marinero pintaba su barco y le quedaba un excedente de pintura, decía, “pues ya que estamos, pintamos la casa”, y lo hacía. Justo delante está la capilla del Humilladero que no se descubrió hasta hace unos 13 años. De estilo gótico, contiene un retablo del siglo XVI o puede que del XVII.

 

ser mitológico de Asturias

 

A continuación por la calle principal nos encontramos con las casas típicas de pescadores de fachadas estrechas. Curiosamente tienen jardín y se accede a él desde la planta más alta al encontrarse en la colina del monte. En la puerta de algunas de ellas se puede ver tallada la imagen del Cuélebre, un ser mitológico asturiano que tiene cuerpo de culebra, alas de murciélago y cabeza de dragón. Solía secuestrar a las mozas más bellas. O eso o se inventaron una excusa genial para llegar tarde a casa. No pierdas de vista un edificio en ruinas color salmón, se trata del primer cine de Cudillero, si te fijas, aún conserva la taquilla –por si a alguien le interesa, está en venta-.
También pasarás por una tienda de souvenires, aunque no sea lo habitual, párate a mirar lo que venden. Se trata de pulseras y collares a base de una extraña piedra llamada quiastolita que se encuentra sobre todo en Asturias. Lo curioso es que la cortes por donde la cortes, siempre presenta una cruz. Por eso en la Edad Media, los peregrinos que por aquí pasaban quedaron muy sorprendidos y la llamaron Pedra santa.

 

piedra aquiastolita

 

Y por fin llegamos a la plaza del Pueblo, que no es la que vemos en todas las postales, sino que es aquella en la que se sitúa el ayuntamiento, el antiguo casino y la iglesia de San Pedro. Consiguieron que ésta tuviera forma de cruz poniéndole una capilla a modo de pegote y un brazo más. Cutre, pero coló. Lo cierto es que la iglesia ha sufrido varias reformas, sobre todo tras la Guerra Civil que causó grandes daños al edificio.

 

plaza de Cudillero

 

Como curiosidad, es probable que en Cudillero te cruces con más personas pelirrojas de lo que acostumbramos a ver por España. De hecho, hay mucha gente que cree que los asturianos tienen algún origen vikingo. Tanto es así que recientemente hicieron un estudio genético para comprobarlo, y el resultado fue en Asturias, de vikingos no tienen un pelo. Aunque lo cierto es que hubo pueblos irlandeses que encontraron refugio en esta tierra tan verde como su país natal. Quién sabe.
En la multicolor plaza de la Marina llama la atención un enorme mural adornado con redes de pesca. Se dibujó antes de la transformación de los 80, se nota porque las barcas están ahí y no en el nuevo puerto. 

 

 

Desde aquí subimos por estrechas callejuelas hasta el barrio de Cimadevilla para tener unas vistas impresionantes, que como su nombre indica es el punto más alto del pueblo. Por el camino se pueden ver algunas viviendas que dejan colgando frente a su puerta un pedazo de pescado: es “el curadillo”, una especie de escualo que una vez limpio se deja al aire a secar. Si lo tocas verás que su piel es muy pero que muy dura, de hecho se utiliza para lijar los barcos. Además también se hacen guisos con este tipo de tiburón.

 

cudillero desde arriba

 

La casa verde que observamos es un ejemplo de vivienda de indianos (abajo a la derecha), aquellos que vinieron de “hacer las Américas” con fortunas o sin ellas pero con ganas de ostentar. En Asturias, si ves una casa con una palmera a su lado fíjate en el tipo de arquitectura que utiliza, porque es probable que se trate de una casa de indianos. Presentan un estilo ecléctico y llamativo, de colores raros (en este caso el verde, ¿quién pinta su casa de verde?), azulejos, torres, ventanas decoradas y lo más característico, una veleta en forma de barco que era el símbolo de la inmigración.
Aquí hablé con la señora Clemen, me dijo que siempre había vivido en Cimadevilla, con esas vistas a diario cada vez que abre la ventana para comprobar por la mañana si llueve o si el tiempo ha tenido clemencia con los habitantes de este pueblo costero.

 

abuela de cudillero




 
 

Entradas relacionadas

21 comentarios

Deja un comentario

Comentario: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>