ItaliaMaltaMundo

Costa neoCollection: un crucero con más tiempo en las escalas. VÍDEO

Ganesh en Sicilia

Ganesh en Sicilia

 El  Costa neoCollection es un crucero que se diferencia de los demás porque permite pasar más tiempo en las escalas y disfrutar del viaje de una manera (aún) más relajada. Por no hablar del buffet, los menús gourmet, la barra libre, el jacuzzi en la cubierta. Ay… qué semana pasamos por Sicilia, Malta y la costa Amalfitana. Os invito a ver un resumen de este viaje en este divertido vídeo 🙂

¡Feliz finde a todos!
 

 

Quizá os sorprenda ver que haya estado de crucero, sobre todo cuando en el anterior post estaba comiendo insectos vivos y caminando de noche por la selva en Guatemala, que es digamos, el tipo de viaje que más me motiva.
Pero a todos nos gusta el relax y que nos cuiden, ¿quién se puede negar a pasar una semana viajando con todas las comodidades del mundo? Que lo de comer bichos está bien, pero el buffet libre del buque neoRiviera se sale. De todos modos lo que me convenció para embarcarme en este crucero de Costa, fue el concepto de la experiencia Costa neoCollection en el que las escalas en los destinos son más largas, por ejemplo, a Malta llegamos muy temprano (no sabría decir la hora porque ni me había levantado aún) y no teníamos que estar de vuelta en el barco hasta las 23 horas.
Una vez a bordo encontraría otras ventajas. Por ejemplo, nunca te aburres. Hay muchas actividades programadas en las diferentes estancias del barco y enterarse es muy fácil: todas las noches me dejaban en el camarote una hoja informativa sobre las actividades del día siguiente que indicaba desde el tipo de menús que iban a estar disponibles hasta los espectáculos, pasando por los talleres de manualidades, torneos y por supuesto, los higlights del destino en el que se iba a atracar. Todo muy cómodo y pensado para darle al interruptor cerebral de OFF y tener así, unas vacaciones en las que se descanse, pero de verdad.

Mi camarote: con baño privado, TV y vistas (al mar, claro)

Mi camarote: con baño privado, TV y vistas (al mar, claro)

La cubierta del barco, con bar, jacuzzi, piscina, tumbonas, etc.

La cubierta del barco, con bar, jacuzzi, piscina, tumbonas, etc.

Jacuzzi exterior, el cielo debe ser algo parecido

Jacuzzi exterior, el cielo debe ser algo parecido

 

Experiencia neoCollection

Se trata de un concepto que surge en el medio de los dos extremos que conocemos: el crucero de super lujo que suele quedar fuera de nuestro alcance y el típico crucero masificado. Tiene un servicio superior, no hay turnos, como ya he dicho hay más tiempo disponible en los destinos, y ni siquiera existe la famosa noche de gala en el que hay que vestirse bien para hacerse unas fotos con el capitán. Aquí es todo más relajado.

Gastronomía

La gastronomía es un aspecto que cuidan de una manera espectacular. Y quizás ese sea un problema porque hay que ser muy fuerte para no volver con unos kilos de más.
Se puede desayunar, comer, merendar y cenar en el buffet libre sin atenerse a turnos. Tan solo hay que saber las franjas horarias en las que se sirve cada tipo de comida (muy raro tiene que ser tu horario para que no te venga bien).
Como es un crucero muy para ir a tu bola, no hace falta reservar mesas y la vestimenta es casual. Un detalle que me pareció alucinante en cuanto a la logística que hay que llevar a cabo, es que utilizan productos frescos que van comprando a la llegada de cada destino, así también elaboran menús relacionados con las escalas con chefs locales.
En las cenas se puede acudir al restaurante y disfrutar de sus cuidados menús  (desarrollados por la Universidad de Ciencias Gastronómicas de Pollenzo), además del servicio tan atento. ¡Si hasta me movían la silla para que me sentara!
Y cómo no, la barra libre. Si lo contratas en el paquete puedes pedirte lo que quieras cuando quieras incluyendo aquellos elaborados cócteles con guirnalda y sombrillita. Por si fuera poco no hace falta ir a pedir a la barra, deja que te traigan la bebida a la mesa… esto sí que son vacaciones.

Destinos

Los buques son más pequeños lo que permite la entrada a puertos donde no hay cabida para los grandes, alcanza destinos más exclusivos en el Mediterráneo, la Península Arábiga o el Norte de Europa y las excursiones llevan a grupos reducidos de no más de 25 personas. Nosotros desembarcamos en tres puntos del mar Mediterráneo: Porto Empedocle (Sicilia), Salerno (Italia) y Malta. Ésta última es la que más disfruté porque la naviera te deja justo en la capital La Valeta por lo que no es necesario tomar ningún transporte para comenzar la visita. Os voy a contar un poco cómo fueron


-Porto Empedocle

Sicilia es una isla de gran tamaño por lo que es necesario contratar una excursión o bien organizarse algún tipo de transporte que nos traslade a un lugar turístico. He de decir que nosotros no aprovechamos bien el tiempo porque pasamos bastantes horas en la carretera. De todos modos darse un baño en una cala paradisíaca de La Reserva Natural del Zíngaro fue una gran experiencia. Combinamos esta escapada de naturaleza con un paseo por la pequeña y auténtica localidad siciliana de Sciacca: muchos edificios históricos, un tráfico a base de motocicletas y aceras estrechas y costumbres que ya no se ven en nuestro país como la de mostrar las esquelas en las paredes o vender pescados y otros comestibles en puestos callejeros.

Playa de la Reserva Natural del Zíngaro

Playa de la Reserva Natural del Zíngaro

Habitante de la Reserva Natural del Zíngaro

Habitante de la Reserva Natural del Zíngaro

Sciacca, una localidad Siciliana muy auténtica

Sciacca, una localidad Siciliana muy auténtica

 

-Malta

En La Valeta hicimos la excursión de Los Caballeros de Malta sumergiéndonos en 1530, cuando los caballeros hospitalarios se asentaron en la isla y la convirtieron en una fortaleza contra los múltiples ataques que venían por el mar Mediterráneo. Era la tercera vez que visitaba esta ciudad y siempre me ha sorprendido por su belleza.  Iniciamos la ruta en el mirador de Upper Barraka donde se tienen unas increíbles vistas a Vittoriosa, otra ciudad fortificada de la isla. Caminamos por La Valeta que es en su mayoría una ciudad peatonal para conocer diferentes lugar como la increíble concatedral de San Juan Bautista realizada por los caballeros de Malta, el parlamento y el Teatro Manoel, uno de los más antiguos de Europa. Fuimos a comer a Birgu (Vitoriosa) y de ahí nos dispusimos a navegar en una dghajsa, la típica embarcación maltesa. Y el resto del día, tiempo libre.

Malta, sus preciosas ciudades fortificades y esa luz dorada tan característica de los atardeceres

Malta, sus preciosas ciudades fortificades y esa luz dorada tan característica de los atardeceres

Los cañones del mirador de Upper Barraka Gardens

Los cañones del mirador de Upper Barraka Gardens

Simpático marinero maltés

Simpático marinero maltés

 

-Salerno

Aquí contratamos la excursión Premium Experience: Ravello & Positano.
Ravello es una de las perlas de la costa Amalfitana, un encantador pueblo donde callejear, asomarse a sus acantilados con fantásticas vistas panorámicas y visitar la Villa Cimbrone: un frondoso jardín lleno de estatuas, templetes, y rincones ocultos.
Agárrate que vienen curvas en la carretera costera hacia Positano, una localidad que cuenta la leyenda fue fundada por Poseidón el dios del mar, por amor a la ninfa Pasitea. Aunque a Positano ha llegado el turismo de masas, hay que reconocer que conserva la belleza en sus callejuelas que se cruzan a la vista de sus casitas blancas, arcos y escaleras excavadas en la roca.

La belleza de la costa Amalfitana en Italia

La belleza de la costa Amalfitana en Italia

Ravello y los jardines de la Villa Cimbrone

Ravello y los jardines de la Villa Cimbrone

Positano, un pueblo que mira al mar

Positano, un pueblo que mira al mar

 

Conclusión

Viajar en crucero es un viaje de placer. No esperes profundizar mucho en los destinos, aunque en este caso ese defecto se mejora bastante. El trato a bordo de los profesionales del buque en insuperable, te sentirás como un rey colmado de atenciones.
Es un viaje para dejar las preocupaciones y disfrutar de un hotel flotante de lujo en el mar y unos destinos fotogénicos con la pareja, la familia o los amigos.
La cuestión es introducirse en este mundo de fantasía durante unos días para pasarlo bien y DESCANSAR.

Si quieres ver más fotos del viaje, haz click aquí

Desayunando con vistas a las galerías marítimas de Malta

Desayunando con vistas a las galerías marítimas de Malta

Entradas relacionadas

Un mísero comentario

Deja un comentario

Comentario: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>