Australia

Cómo trabajar, viajar y vivir en Australia sin saber inglés y con poco dinero

señal austrañia viajar

“De Valencia a las antípodas, la experiencia de mi vida”.

Este valenciano decidió marcharse a Australia a lo loco: sin hablar inglés y con poco dinero.

¡Hola amigos!
Me llamo Pablo, un valenciano de 29 años que pudo sobrevivir en Australia sin inglés y con poco dinero. Hace dos años se me ocurrió la genial idea de irme a la otra punta del mundo.

viajar a australia con poco dinero
ATERRIZAJE EN SÍDNEY

Tendríais que haber oído a mi madre, ¿de verdad no podías ir a Londres como la gente normal?

La verdad que estuve pensando en ir a Londres en vez de a Australia, pero quería aprender inglés y a 18.000 km de casa no te queda otra que buscarte la vida. Así que si os parece os voy a contar cómo sobrevivir y disfrutar en la isla de Öz, como la llaman los australianos.

Recuerdo cuando pise por primera vez territorio australiano, después de un duro viaje de treinta horas en avión, de locos. Tengo que decir que odio volar, me da un miedo cuando sube el avión, que me sudan hasta las manos, pero allí que me fuí, porque viajar es la mejor experiencia que te puedes regalar en la vida.
Es bueno enfrentarse a tus miedos y ahora me siento orgulloso de ello, aunque aún me da miedo volar, no se me ha ido… ¡Una pena!

Bueno a lo que íbamos, recuerdo cuando pisé por primera vez el aeropuerto de Sídney, y estaba allí pensando… ¿La aduana será igual que el programa de fronteras australianas?
En el mismo avión, me habían hecho firmar un papel que decía que “no iba a atentar contra Australia”.  Y yo pensaba… ¿pero si vas a atentar, quién es el tonto que va a poner aquí que sí?

Os tengo que decir la verdad, estaba cagado porque pensaba que me iban a parar en la aduana por algún documento y que me iban a deportar a España. Con lo que me gusta volar … :)
Al final, la aduana no era para tanto, la pasé y ¡por fin!, estaba allí, con un jetlag de estos que hacen que te dé vueltas la cabeza, pero con muchísimas ganas.
Os preguntaréis cómo conseguí el visado que me permitía entrar en Australia y trabajar sin ningún problema.

 

PRIMER PASO: CONSIGUE UN VISADO O LA ADUANA SÍ QUE SERÁ COMO EN EL REALITY

El visado para Australia: la “Student Visa” y la “Work & Holiday Visa”

El visado australiano no vamos a mentir, es bastante complicado de obtener. Existen dos formas ahora mismo de conseguirlo.

Mucha gente para poder entrar solicita lo que se llama la “student visa”. Este visado te permite vivir y trabajar en Australia siempre y cuando estés apuntado a una escuela para estudiar.
Existen miles de cursos, no hace falta que sea de inglés. De hecho, éstos son los más caros de todos y cuando digo caro, es muy caro. Así que la gente opta por apuntarse a cursos como si fueran los de CCC en España.

Los hay desde aprender a cocinar, hasta desarrollar una app tecnológica.

El gobierno australiano te obliga a ir a clase y tus profesores te firman la asistencia y también los deberes. Este visado es muy caro ya que, los cursos suelen valer entre 1000 dólares australianos cada tres meses hasta los 5000 o 6000$, vamos una pasta.

El problema de este visado es que solo te permite trabajar legalmente unas 20 horas a la semana, aunque luego todo el mundo trabaja mucho más.

La segunda opción, es la que yo cogí, porque tanto dinero no tenía.
Hace dos años se firmó un nuevo acuerdo entre España y Australia y se ofreció, la Work & Holiday Visa (WHV) con un límite para las 500 primeras solicitudes.
Esta visa ya la tenían muchísimos países europeos, pero como siempre a los españoles nos cuesta llegar a estos acuerdos :)

La WHV te permite estar en territorio australiano durante un año, y no tienes porque ir a la escuela, esto al fin y al cabo es ahorrarte bastante dinero. Además, te permite trabajar durante 40 horas, el doble que la student visa, de manera legal.
Si os interesa, podéis clicar en este enlace donde se explica cómo se solicita la visa.
Lo bueno es que ahora, dan muchas más plazas y no es difícil conseguirla, así que si siempre habéis querido ir a Australia es vuestra oportunidad.

 

¿Buscar casa? Más difícil que encontrar trabajo

El primer día que llegué a Sídney fue una locura. No había dormido nada en los aviones, como unas tres horas, después de treinta horas de viaje, imaginaos cómo estaba.

Aún así allí me fuí con mi super maleta a ver playas, era lo que más me apetecía la verdad.

La más famosa es Bondi Beach, así que maleta en mano me fuí a verla. Sinceramente es genial, igual la primera impresión es de una playa normal, pero luego te enamora.

Bondi Beach Sydney AustraliaBondi Beach Sydney Australia

Para la primera semana, había reservado un piso a una australiana muy simpática en Airbnb. No le entendía nada la verdad, eso que dicen de que a los australianos no se les entiende, es cierto. Son los andaluces del inglés, pero son muy majos.

Lo primero que tienes que saber en tierras australianas, es que es más fácil conseguir el trabajo que una casa, y no es broma :)

Primera hostia, no te fíes de nadie.
Es triste pero es así. Encontramos una casa de unas chicas suizas en Bondi (es el barrio cerca de la playa de Bondi Beach). Si váis a vivir allí, os recomiendo este barrio ya que tienes de todo y estás muy cerquita de playa.
Hablamos con ellas y nos enseñaron la casa y la verdad que estaba genial. Así que les dijimos que sí, que íbamos a mudarnos. Recuerdo que era Domingo, los dos ilusionados con nuestra nueva casa y de repente, ¡nos dejaron tirados!

No nos cogían el teléfono, no teníamos llaves y tampoco casa para esa misma noche ya que, habíamos dicho que ese día nos trasladabamos, así que imaginaros nuestras caras.
¿A dormir a la calle?, nos preguntamos…
Pues casi dormimos en la playa exposados a nuestras maletas, jaja.

Estuvimos andando de arriba a abajo por Bondi con las maletas. Nos tocó preguntar en todas las residencias, que días antes habíamos dicho que ni muertos dormíamos allí. Pero claro, ante la calle o una cama había que elegir.

Acabamos en una residencia que ya os puedo decir, que es de los peores lugares donde he vivido, eso sí barato a tope, 120$ semanales, allí esto es calderilla.

También os tengo que decir que fue una de las mejores decisiones que tomamos en Australia. Hicimos miles de amigos, aprendimos muchísimo inglés, estábamos en un barrio perfecto y ¡sí!, hicimos miles de house parties.

conocer gente en australia

 

Trabajar en Australia, ¿te da para vivir?

Siempre he pensado que Sídney no es cara, es decir, no es cara en relación a lo que puedes llegar a ganar. Si comparamos Madrid o Barcelona con Sydney, os puedo afirmar que es bastante más barata.

Sydney es una ciudad cara si vas a visitar pero cuando estás trabajando, de lo que sea, es una gozada para vivir.

Yo en ese momento no tenía ni idea de inglés, así que trabajé de todo. Desde limpiar oficinas hasta hacer cinco paellas con chorizo a la vez en un restaurante español (madre mía le ponen chorizo hasta el desayuno), menos mal que se me da bien cocinar.

Después del restaurante, encontré trabajo en una guardería como chef, haciendo la comida para los pequeños. Mi sueldo era de 1000$ semanales, allí todo se paga por semana.

Gastaba en vivir a la semana unos 600$ y ahorraba 400$, increíble, y eso que trabajaba como cocinero. Mi amigo trabajaba como camarero y ganaba bastante más que yo, unos 1500$ semanales.

¿Véis como tampoco es tan cara?

Al principio fue muy duro, de hecho me llegué a quedar con 50$ en la cuenta, hasta que empecé a trabajar, pero mi cambio de suerte y podemos decir que un punto de inflexión en mi vida, fue cuando empecé a trabajar como guía de free tours.
No sé si conocéis lo que es un free tour, pero bueno os lo explico rápido. Se trata de hacer una visita guiada por la ciudad o un barrio, y cuando acaba el free tour, los turistas te dan un donativo según su experiencia.
Lo hacía en español al principio pero lo acabé haciendo en Inglés cuando cogí práctica, australiana sí, que será como la pintan en el programa.

Yo lo comprobé, además los turistas de habla inglesa suelen dar mejores donativos que los españoles. Me solían dar unos 20$ por persona y tenía grupos de 15 a 25 personas cada vez que hacía un free tour de unas dos horas.

Lo bueno del trabajo es que podía organizar el horario como yo quisiera, y solo trabajaba unas 4 horas al día, dos free tours y a casa :)
Al final ganaba mucho más que en otro trabajo, hubo semanas de 3000$, vamos que vivía bastante bien de guía.

Gracias a este trabajo me dí cuenta que no existía ninguna plataforma donde cualquier persona que quisiera trabajar, podía hacerlo y los viajeros ya no tendrían el problema de ir buscando en Google todas las agencias de free tours. Así que cuando volví a España creé con un socio una comunidad internacional de free tours, para solucionar los problemas que veía dentro de este sector, tanto para guías como para viajeros.

 

Pero no todo iba a ser trabajar, ¡BBQ TIME!

Creo que no he visto gente que le guste tanto las barbacoas. Ni país tan preparado para el barbacoa time.

Sí, amigos.
Eso que señalo en la imagen es una barbacoa pública en medio de un parque de la ciudad.

bbq time australia

Lo bueno es que están por todos lados y sobre en todo en las zonas de césped que tienen todas las playas. Es genial ya que compras la carne, las cervezas por supuesto y te vas con los amigos. Enciendes la barbacoa que es eléctrica, con un sistema que hace que se apague sola y…

¡BBQ TIME!

Nadie discute, todo el mundo espera su turno y son gratis. Me han llegado a invitar australianos a comer con ellos y su familia, la verdad que no se les entiende ni una, pero son muy majos.
Son los típicos que en vez de decir, where are you?, te dicen, ¿guayu?
Sí, la cara que has puesto, es la que se me quedaba a mí todos los días jaja. Al final les coges el tranquillo, pero es complicado.

 

Morisset Park, descubriendo a los canguros

Si quieres ver canguros en libertad y poder darles de comer tienes que ir a Morisset Park. El parque se encuentra como a dos horas en tren de Sídney, pero vale la pena.
Bueno no por el parque, ya que es muy feo y no tiene nada que ver pero hay muchísimos canguros, grandes, pequeños, mamás canguros con sus canguritos y además lo bueno, es que están muy acostumbrados a que les vayan a visitar.

Cuando llegamos al pueblo preguntamos en una tienda, la verdad que no teníamos ni idea que a los canguros no se les puede dar pan por ejemplo. Se ve que se les hincha en el estómago y los puedes llegar a matar, aunque les encanta el pan, pero no se lo déis.

Esto es lo típico que cuanto más te lo prohiben más lo quieres ¿no?
Así que les compramos como 2 kilos de zanahorias y esto es lo que pasó…

AUSSIE KANGAROO

¡Madre mía, se me tiraban casi al cuello con las zanahorias, ¡menudo espectáculo!
La verdad que lo pasamos genial, bueno ya se ve en la foto.
Estos animalitos son muy chulos y merece la pena visitarlos. Eso sí, en el centro de Australia no es recomendable acercarse a ellos, bueno ni a los canguros ni a nada.
Yo siempre decía, “one rule, don’t touch nothing”, vamos que no toques nada porque allí todo te pueda matar :)

 

Viajando por Australia: Next stop, Melbourne

Melbourne es una de esas ciudades que nunca piensas que te va a gustar tanto, de hecho posiblemente esperes más de Sídney y luego te enamores de Melbourne.
Es una ciudad pequeña que te permite moverte con facilidad y con un gran encanto, en mi opinión el que le falta a Sídney. Lo malo, es el tiempo, hace bastante frío. Si eres de Madrid igual no lo notas, pero yo soy valenciano y lo llevo fatal.

Melbourne es la ciudad de los graffitis y de los roof tops (bares en los terrados de las fincas). Tiene tanta cultura en torno a los graffitis, que puedes coger un mapa con los puntos donde están los mejores de la ciudad, pero no lo cuento, lo enseño:

melbourne graffiti

Así hay muchísimas calles en Melbourne, la verdad que es impresionante porque no son los típicos graffitis, sino que están muy bien hechos y los australianos están super orgullosos de ellos.

Lo bueno de Melbournes es que tiene muy cerca una de las playas más famosas del mundo, Brighton Beach. Esta playa es muy famosa porque está llena de casitas de colores.

Realmente descubrimos que esas casitas, se siguen usando. Son de las familias que viven cerca de la playa y las usan como cambiadores, para guardar trastos o incluso para sacar la barbacoa, como no… Australia es así.

brigton beach

Si tenéis la oportunidad de visitar Melbourne, esta playa es parada obligatoria. Cuando fuimos nosotros, lo malo es que hacía frío y no nos pudimos pegar un baño, bueno mojarnos un poco, porque está llena de tiburones 😉

Uno de los lugares que más me impresionó durante toda mi estancia en Australia, fueron Los Doce Apóstoles. En realidad son siete pero se les llama así. Se trata de unas formaciones de roca caliza enormes pegadas a la playa que te dejan con la boca abierta.

The Twelve Apostles

En la foto no se puede valorar realmente lo mágico que es este lugar, sobre todo cuando llegas a la puesta de sol. He estado en muchos sitios y he viajado bastante, pero esto me dejó alucinado.

Una de las curiosidades sobre este lugar es que, si miras el horizonte del mar, lo ves totalmente redondo.
Yo no me lo creía pero os aseguro, que es cierto. Luego encontré la razón y claramente tiene lógica. La tierra es redonda y al estar a tan poca distancia del polo, se puede observar la curvatura del planeta.
¡Increíble, pero cierto! Y sí, el agua del water va en sentido contrario :)

Para llegar a los 12 apóstoles, hicimos un super road trip. En Australia existe una ruta parecida a la ruta 66 de EEUU, pero llamada la Great Ocean Road. Esta carretera transcurre durante 245km en el estado de Victoria.
Al principio se construyó como monumento a los caídos de la I Guerra Mundial, pero ha acabado siendo una de las vías más bonitas del mundo. Atraviesa bosques, acantilados, playas, pueblos marineros y todo esto, con una velocidad máxima de 80 km por hora.
Si queréis disfrutar de la naturaleza, ¡no os la podéis perder!

 

Volvemos a Sydney: Una de las mejores rutas de costa

Aunque en mi opinión, como os he comentado Melbourne, es una ciudad con mucho más encanto que Sídney, tengo que decir que esta última te acerca a la naturaleza de una manera más increíble.
Nunca me había pasado estar en una capital tan grande que tuviera tantos paisajes solo a unos minutos de lo que se puede considerar el centro financiero, pero Sídney es así, naturaleza en estado puro.

Una de las rutas de trekking más bonitas que existen transcurre entre las playas de Bondi Beach y Cogee, durante aproximadamente dos horas o dos horas y media, según al ritmo que vayas.
A nosotros nos costó como tres horas y media porque no podíamos parar de hacer fotos.

trekking sidney

Además si tienes suerte, yo no la tuve, puedes ver la migración de las ballenas jorobadas que pasan a unos 50-100 metros de la costa.
Aún así, sin ver a las ballenas a mi me pareció una de las rutas más chulas que he hecho nunca. Vas caminando casi todo el tiempo pegado al mar, pero luego se va metiendo entre bosquecitos con unas arañas que eran casi igual de grandes que yo.
Menos mal que yo tenía la norma de no tocar nada, sino se te pueden merendar por el camino :)

Todas las rocas que te vas encontrando en el camino, hacen unas formas muy raras debido a la erosión del agua y el viento, de hecho en octubre (tampoco pude acudir, aún no había llegado) hacen una exposición de objetos y animales por toda la ruta.
Dicen que está genial ya que, porque las esculturas son preciosas mirando al mar como este ciervo:

bondi sculpture

 

SEGURO DE VIAJES

Yo recomiendo el seguro de viajes de Mondo: ofrecen una serie de productos para que no pases el mal rato de tener que analizar cuál le conviene más (si tendrá o no las coberturas que necesita, si será suficiente, etc). Ellos hacen el rastreo por ti y en función de tu tipo de viaje te recomiendan el seguro más adecuado (según el destino, la duración, el tipo de viajero, presupuesto, etc). También se pueden incluir otras garantías como cancelación, deportes de aventura o material informático. Para más información, puedes mirar aquí y obtendrás un 5% de descuento.

el mejor seguro de viajes

Australia es un país diferente y los australianos son gente muy acogedora aunque posiblemente no les entiendas, ellos siempre van a intentar entenderte a tí :)

Aparte de haber aprendido inglés y traerme una idea de negocio, le debo mucho a este país, pues me permitió vivir una experiencia que ahora puedo contaros como la mejor de mi vida.
Me hizo crecer como persona y aprender cómo se vive en otro país cuando no conoces a casi nadie y no puedes hablar con la gente.

Por eso si estáis pensando en empezar a viajar, no lo dudéis porque los momentos malos son pocos y los momentos buenos son muchos e increíbles.

¿Os animáis?

 

 

Entradas relacionadas

Un mísero comentario

Deja un comentario

Comentario: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>