Tailandia

Tailandia. Bajo Golfo

Cogimos el barco a Krabi, una ciudad en la península. Ahí pasamos dos días tranquilos. Se puede hacer escalada, ir en elefante, relajarse en playas maravillosas y recibir masajes de una hora por 200 Thb si vas sólo, o por 150 Thab (3€!!!) si vas 2 o más personas. Me pareció un sitio para turistas mallores… o lunas de miel. Muy tranquilo.

Después dejamos de lado las costa de Andamán, nos dirigíamos al Bajo Golfo de Tailandia. Bus y barco a Ko Samui. Una de las islas más grandes y turísticas de Thailandia.

Si te gusta la fiesta has acertado, aunque a mí ese tipo de ocio no me va mucho. Grandes discotecas llenas de guiris bailando sudorosos música tecno… Aunque también puedes encontrar otros pubs que están bien, como el Reaggie Bar o el Irish Pub (ambos con música en directo).


3 días en Ko samui, Otra vez, volvimos a encontrarnos el servicio de habitaciones drogueril. No sé qué pintas llevábamos pero nos venían muchas veces a vendernos marihuana al cuarto. ¿Do you like Bob Marley cigarets? Me dijo un tailandés y no pude evitar reírme un rato. Tampoco dan mucho la tabarra, con decirles “No gracias” es sufieciente

Ko Samui no me aportó nada, me parece un sitio que no hace falta ver a pesar de que las agencias de viajes siempre lo incluyan como un destino. Tras esto nos fuimos en barco a Ko Phangan, esperando a la luna llena. Ahí se celebra una vez al mes la famosa Full Moon Party. Es una fiesta en la playa con música tecno, trance… con gente haciendo malabares con fuego y unas 10 000 personas de todo el mundo!

Fuimos 2 días a la fiesta esa, el día anterior no había tanta gente por lo que se estaba bastante bien y conocimos a un brasileño y un neozelandés con el que pasaríamos los 5 días siguientes (en Ko Phangan y Ko Tao).

El día Full Moon conocimos mucha gente y me encontré españoles, cosa que no me pasaba desde el primer día de Bangkok. La fiesta dura hasta altas horas de la mañana y los turistas aprovechan oara probar todo tipo de drogas, hasta magic mushroom o como se escriba.

Conviene alquilarse una moto para recorrer la isla que es preciosa (a mi me llevó un amigo que me hice, me da pánico coger una moto) . La carretera es todo altibajos pero en cuanto estás en un lugar alto, se divisan maravillosas playas y es casi imposible no bajarse de la moto a tomar alguna foto.

También si se va a Ko Phangan por estas fechas (cuando hay luna llena) hay que reservar habitación porque se llenan. Nosotros teníamos reservado un Bungalow y cuando llegamos estaba completo porque habían vendido más habitaciones de las que tenían. Así que nos llevaron a un hotel con piscina y aire acondicionado. ¡No salió mal la cosa! Fue la primera noche sin que me picaran los mosquitos.

Con toda la resaca y sin dormir, barco a Ko Tao. Una pequeña y encantadora isla cuyo mayor reclamo es el buceo. Es el mejor lugar para ver espectaculares arrecifes y muchos coloridos peces. De haber tenido más tiempo me hubiera cogido el curso para sacarme la licencia de buceo PADI (unos 3 días), pero acabé cogiendo una excursión de snorkel. Lo que vi fue parecido a lo que había en Phi Phi, excepto que me encontré en medio de un banco de millones de peces. No exagero. Desde el barco se veía como una mancha oscura que pensaba que se trataban de rocas pero resultó ser una montonada de peces sincronizados. También vi un tiburón, pero no pasa nada, son herbívoros, o eso me dijo un tailandés…

Por la noche también hay fiesta, a mí me gustó Lotus bar, con espectáculos de fuego en la playa, y esterillas en la arena con velas y buena música. Durante el día presencié una pelea entre un mono y un perro! Ganó el mono acojonando al pobre perro que se fue corriendo.

Entradas relacionadas

3 comentarios

Deja un comentario

Comentario: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>