España

Cuatro días de viaje por Cantabria con bloggers. Parte I


Como os conté en el anterior post, he tenido la oportunidad de participar en un viaje de bloggers (también llamado “blogtrip”) para conocer y promocionar la región de Cantabria. Los viajes de prensa convencional son una práctica que se ha llevado a cabo desde hace tiempo; lo novedoso del asunto es que hayan dejado también un hueco para aquellos que aportan información a la red. ¿Y por qué no? Los blogs también reciben visitas de personas interesadas en los viajes, hay algunos que incluso superan en lectores a la prensa tradicional. Pero una cosa no quita la otra, creo que tanto los blogs como las revistas son diferentes medios que necesitan y pueden convivir.
En mayo de 2011 Turismo de Cantabria volverá a traer a más bloggers. Por algo será.


DSC05459

Nos dividieron en dos grupos: el que salía desde el aeropuerto de Madrid y el que partía desde el de Barcelona. En la Terminal 4 me reuní con Sele de El rincón de Sele, Rebeca representando a Chavetas, Doris de 3 Viajes al día y Enrique Sancho de Open Comunicación. Tomamos un vuelo a Santander que se me hizo muy corto, bueno, es que en realidad lo era. Además, a mi lado se sentó un señor que venía emocionado de una festividad en la Isla de Pascua y estuvo relatándome su viaje durante toda la hora que duró el viaje (muy interesante, por cierto).
Se pueden encontrar conexiones Madrid- Santander desde 2€ el trayecto con Iberia y Ryanair.

En el aeropuerto nos encontramos con el grupo que había venido de Barcelona sólo cinco minutos antes que nosotros. Se trataba de Mª Jesún Tomé de Tusdestinos.net, Juan Coma de Tomcomvideo, Rafa Pérez de El fotógrafo viajero, Quique Cadorna de Viajablog, Eddy Lara de Destinosactuales.com, Sergi Bellver de Revista de Letras, y Juan Antonio Martínez de Somosviajeros

¡Vaya sincronización!

Nos trasladaron al Hotel-Balneario de Puente Viesgo, que se encuentra en la localidad con el mismo nombre a 28km de Santander. A su alrededor, un paisaje de bosques y prados hizo que me olvidara del estrés que había recopilado durante la semana. ¡La selección española estuvo aquí! La habitación era muy amplia, con bonitas vistas y, además, tuvieron el detalle de dejarme una bolsa de regalos en la habitación: orujo de hierbas, anchoas de Santoña, sobaos pasiegos o un chubasquero de parte de Turismo de Cantabria.

DSC05072

DSC05084

Sobre la cama, habían colocado un albornoz y unas chancletas para que fuera directa a las instalaciones termo-lúdicas del hotel. Así que nuestro viaje comenzó con la sugerente imagen de diez blogueros en albornoz visitando las diferentes instalaciones del balneario. Una piscina de flotación, diversas cabinas de tratamientos y masajes se ofrecen en estos baños que funcionan desde el siglo XVIII. Probé la sauna para, inmediatamente después recibir un cubo de agua helada para activar la circulación. También me pasé un buen rato bajo los chorros a presión que provocan un efecto masaje sobre hombros y espalda. Tras el recorrido de tasaloterapia terminamos en un jacuzzi al aire libre, charlando sobre viajes y viendo las estrellas. No podíamos haber comenzado mejor nuestro viaje.

Bien relajados y descansados, nos sirvieron la cena en el restaurante del hotel, en donde el jefe de prensa, Don Andrés, amenizó la velada. Aquí estuvimos hablando sobre el mundo de los blogs, que era lo que todos teníamos en común, a pesar de que cada uno llevamos a cabo nuestro propio estilo y nuestra manera de trabajar. Existen los videoblogs, los blogs fotográficos, los relatos personales, las noticias de turismo… un sinfín de información relacionada con los viajes que no deja de crecer y que tenemos que cuidar. Al día siguiente profundizaríamos más sobre esto en el Museo Marítimo de Santander.

berenjenas-alcachofas

El segundo día del viaje comenzó con la Cueva Monte Castillo, una de las 3600 cuevas que hacen que el subsuelo de Cantabria parezca un queso gruyere. En el año 1985, el arte rupestre que se conserva en ellas entraró en la lista de lugares Patrimonio de la Humanidad por la Unesco bajo los criterios “Genio creativo humano” y “Testimonio de tradición cultural”. Aunque Altamira tenga mucho renombre, en Cantabria hay más cuevas con pinturas paleolíticas como la cueva de las Monedas, Covalanas, Hornos de la Peña, Chufín y la que os voy a mostrar a continuación.

puente viesgo

La cueva Monte Castillo fue descubierta en 1903, el yacimiento que forma el vestíbulo contiene evidencias de ocupación humana desde hace 150 000 años. De ahí se accede a un estrecho corredor que da paso a una amplia sala cuyas dimensiones sobrecogen al visitante, sólo hay que ver los techos repletos de estalactitas a 18 metros de altura. Si se sigue caminando, se encuentran otras galerías que contienen arte paleolítico. En sus paredes pudimos ver figuras de animales como ciervas, bisontes, caballos o los extinguidos uros; símbolos abstractos (campaniformes, tectiformes, etc) y manos en negativo que habían sido dibujadas utilizando primitivos aerógrafos. Hace 40 000 años, los habitantes de esta cueva utilizaron magistralmente la superficie y las grietas de la roca creando diversos efectos. Quizá el más notable sea la escultura pintada de un bisonte que realizaron aprovechando las formas de una gran roca vertical. En aquella época, utilizaban lámparas de tuétano para alumbrarse, se trataba de una luz tintineante que hacía temblar las sombras. Al colocar una de ellas tras la escultura del bisonte, la inmensa sombra que proyectaba en las paredes parecía cobrar vida: de pronto estábamos viendo un bisonte de grandes dimensiones caminando en el interior de la cueva. ¿Estábamos ante el proyector de cine más antiguo del mundo?

El viaje no había hecho más que comenzar y ya podíamos percibir que a pesar de que Cantabria ocupe solamente el 1% de la superficie española, el patrimonio que contiene es abrumador. De ahí que el lema “Cantabria Infinita” me pareciera muy acertado para describir a la región.

Entradas relacionadas

19 comentarios

Deja un comentario

Comentario: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>