Francia

Clermont-Ferrand, Francia

Seguimos viajando por Auvernia, la región francesa de los volcanes; y nos damos cuenta de que estos accidentes geográficos afectan también a la arquitectura de la zona. La roca volvic, es el material volcánico con el que se construyen muchos de los edificios en Clermont-Ferrand, la capital auverniense. Pero no hay que olvidar que Clermont-Ferrand posee el patrimonio románico más rico de Francia: esculturas, edificios y frescos; y que nació a partir de la unión de las ciudades de Clermont y Ferrand en el siglo XVI. Comenzamos la visita en la plaza de la Victoria junto a la catedral, en donde hay una oficina de turismo que proporciona mapas gratuitos y guías turísticos: abren desde las nueve de la mañana hasta las seis de la tarde. A través de la plaza Felippe Marcombes, llegamos al ayuntamiento, construido con roca volvic.

DSC06023

El municipio sigue una línea política de izquierdas desde 1945 y lleva a cabo muchas acciones sociales, como por ejemplo, la que realizó el actual alcalde que utilizó pisos vacíos para familias con pocos recursos. Aquí podemos ver la placa de una de las casas en la Rue du Port.

casa-social

Junto a éste se encuentra la fuente más famosa de la ciudad, la fuente del Renacimiento –cómo no, hecho a partir de piedra volvic-, en donde el equipo de rugby se da chapuzones cuando gana. Pero la plaza que la rodea se utiliza con fines diferentes: aquí se hacen festivales de música tecno.

DSC06024

Miremos a nuestro alrededor. Sólo vemos volcanes, la cadena de los Puys; en cuyo punto más alto Blaise Pascal –nativo de Clermont-Ferrand– hizo su prueba del aire. Y es que Clermont-Ferrand se encuentra sobre una meseta basáltica, un valle entre volcanes. Hace 1150 años hubo una chimenea volcánica, el magma intentó salir al exterior pero por el camino se encontró con agua subterránea (capa freática) que explotó y dejó un hueco descomunal en donde estamos ahora mismo. He de decir que aquí el agua es de calidad y que, con más de 40 fuentes, puedes encontrar una en cada esquina. Los que como yo, bebemos mucha agua, lo agradecemos con creces.

DSC06085

La Rue du Port es la calle más antigua de la ciudad. ¿Por qué se llama así si aquí no se ve el mar ni en pintura y mucho menos un puerto? Porque en este caso Port (puerto) se refiere a “lugar de intercambio comercial” como lo son los puertos tradicionales. Y ciertamente puedes encontrar aquí de todo, incluso un hospital de muñecas. Aunque pueda parecer un poco tétrico (las fotos del escaparate están hechas con mala uva), la cirujana de maniquís fue muy simpática y nos dejó fotografiar su trabajo.

DSC06037 DSC06035

DSC06041

Pero lo que queríamos ver de “este puerto” era Notre Dame du Port, una basílica románica del siglo XII. Está catalogada en el patrimonio mundial de la UNESCO dentro de la temática de los caminos de Santiago de Compostela. No se conoce cuándo se comenzó a edificiar pero sí se sabe que en las construcciones anteriores al siglo XII no se utilizaban rocas volcánicas sino areniscas, como en Notre Dame du Port.

DSC06055

Llama la atención que a los personajes bíblicos esculpidos en la roca les falta el rostro. Esto se debe a que fueron víctimas de los revolucionarios; en 1789 se intentó destruir todos los símbolos relacionados con la religión y la nobleza –aunque al menos éstos sí que conservan en parte su cabeza-.
En su interior podemos ver los capiteles de las columnas que llevan un orden cronológico de izquierda a derecha porque servían para contar historias a aquellos que no supieran leer, que eran muy numerosos.

DSC06070

En concreto uno de los capiteles representa el momento en que José se entera de que su mujer está embarazada, su cara es un poema. También destacan una virgen negra y una escultura de la virgen María dándo el pecho a Jesús: ambas representaciones marianas se dan con muy poca frecuencia.
Pero con 108m de altura, la catedral de Nuestra Señora de la Asunción es el que hace que Clermont-Ferrand se divise desde bien lejos. Esta catedral gótica de lava comenzó a construirse en 1248 y terminó en el siglo XIX. Es el primer y mayor edificio de piedra volvic. Al haberse extendido tanto en el tiempo su edificación, pueden distinguirse los diferentes estilos arquitectónicos de cada época, desde el románico hasta el gótico. Menos mal que casi no sufrió daños durante la Revolución Francesa.

DSC06014

Tras esta caminata y junto a la catedral, se puede descansar tomando algo en la plaza de la Victoria en donde la gente llena las terrazas dando la bienvenida al buen tiempo que acababa de comenzar. Me comentaron que a la izquierda de la plaza se sientan los jóvenes y a la derecha, los más mayores. Un muñeco Michelin nos saluda desde una ventana y no es para menos, la ciudad es la sede y el lugar de origen de esta mutinacional: ¡uno de cada diez habitantes trabaja en Michelin!

 

 

Después bajamos a la Plaza de Jaude en la que una estatua representando al líder galo Vercingetorix nos recuerda este pasaje de la historia. Obra de Bartholdi, es también autor de la Estatua de la Libertad de Nueva York.

clemont--ferrand

montaje-ninos

Vercingetorix fue un durísimo rival de Julio César que aunque perdió en su batalla, fue el más fiero que se pudo encontrar en su conquista. Os recomiendo leer cómo se desarrolló este encuentro en este blog. Cuentan que vercingetorix, cuyo nombre significa “gran jefe de los guerreros”, se presentó ante César con sus mejores galas, se quitó la armadura, depositó las armas en el suelo, y postrándose dijo “ Habe”, “fortem virum, vir fortissime, vicisti ”. “Aquí estoy, un hombre fuerte, derrotado por uno aún más fuerte.”

 

Entradas relacionadas

21 comentarios

Deja un comentario

Comentario: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>