Dinamarca

En Dinamarca también hay playa

En contraposición con el anterior post sobre Copenhague, hoy os mostraré la otra cara: la de las playas de arena blanca y un sol que te pide a gritos protector solar. Y sí, seguimos estando en Dinamarca, ¿no todo aquí iban a ser diluvios, no?

Aprovechamos nuestro día libre para alquilar un coche en Copenhague con el fin de viajar hacia el norte de la isla de Selandia (Zealand) cuyo nombre se origina en las poblaciones de focas de las costas. Todas las atracciones más típicas de Dinamarca – playas de arena blanca, castillos gigantes e impresionantes restos vikingos – se hacinan en este pequeño área junto al mar. También se encuentra aquí Roskilde y su famoso museo vikingo, que aunque no visité esta vez, sí lo hice hace unos años, e incluso me disfracé de vikinga para la ocasión. Podéis leerlo aquí.

Viajamos a Helsingor, conocido internacionalmente como el lugar escenario de Hamlet de William Shakespeare. El impresionante castillo de Kronborg se encuentra sobre tres islotes y como está tan cerca de Suecia, puede divisarse la localidad sueca de Helsinborg a través del estrecho de Oresund. No se sabe con certeza si Shakespeare estuvo en este castillo, pero su decisión de escogerlo como la ubicación de la historia de Hamlet dice mucho de su importancia en aquella época en la que esta ciudad era un punto estratégico marítimo y de comunicaciones.


A parte del castillo, el pueblo tiene un especial encanto nórdico y si ya te hace buen tiempo como a nosotros, puedes disfrutar de sus parques. Hay baños públicos y gratuitos, que aunque os pueda parecer una tontería, se agradece mucho cuando se está de viaje. Pero lo más curioso es que las tiendas más cercanas al puerto venden sobre todo alcohol. Esto se debe a que al encontrarse cerca de Suecia, los suecos tomaban un ferry que les dejaba en Helsingor para comprar bebidas a mejores precios que en su país.

Después de comer subimos hacia el norte para disfrutar de sus playas de arena blanca y agua cristalina. Sé que me acabo de quedar muy ancha soltando este topicazo de folleto sobre playas, pero es que nunca pensé que pudiera decir esto sin referirme a la costa dominicana o venezolana… sino ¡sobre el norte de Europa!

Aquí los daneses aprovechan al máximo sus días de sol de manera relajada. Hay varias playas de bandera azul como Hornbaek y Tisvildeleje que ofrecen a sus visitantes todo tipo de instalaciones como cafeterías, duchas, cuartos de baño… Sólo eché de menos un chiringuito en donde vendieran crema solar porque aquí servidora –que habitúa a quemarse en lugares en donde nadie lo hace como Rusia o Escocia– se puso como un cangrejo cocido, para regocijo de mis compañeros de viaje que no dudaron en reírse de mi aspecto de guiri. Lo dicho, aunque vayas al norte de Europa, echa crema solar y por supuesto gafas de sol a la mochila. Me lo agradecerás si eres de los que en vez de ponerte moreno, consigues un tono puercorrosado. Y me diréis: “¿pero te bañaste? Pues sí, probé el agua transparente de la playa de Hallebaek y no os voy a engañar, está muy fría. Ahora bien, seguro que os habréis bañado en el mar Cantábrico alguna vez. Os aseguro que la temperatura de ambos mares es muy similar, así que no hay excusa para introducirse en éste el mar Báltico.

Volvimos a tiempo para que no me calcinara a la capital danesa no sin antes hacer una parada en el Museo de arte moderno de Louisiana, una increíble galería de arte moderno con vistas al mar a unos 38km de Copenhague. A lo largo del trayecto pudimos ver las mansiones de los daneses adinerados que habían escogido la isla de Selandia para construir sus residencias… quién pudiera.
Recomiendo visitar el norte de la isla como complemento de vuestra visita a Copenhague.

 

 


Ver mapa más grande

 

Por la noche aún enrojecí más… es lo que tiene participar en una cata de cervezas en el restaurante Nørrebro Bryghus.






Entradas relacionadas

15 comentarios

  • Inés dice:

    Victor (Vivir Europa) Pues aún quedan unos cuantos post sobre Dinamarca que iré subiendo. Un país que da bastante de si para visitar. Y si es en verano, ya ni te cuento, jeje.

    Blai, tengo entendido que en el norte de Alemania las playas también tienen la arena blanca por la erosión de corales. Hecho que no he podido confirmar sobre su vecina Dinamarca pero no deja de llamar la atención encontrarlas. Como ya he dicho, tanto la arena como el agua está muy limpia y una no se da cuenta de lo que pica el sol por estas latitudes. Tienes pensado visitar Dinamarca?

    Ku, ya ves, no se pueden quejar de playa, pero sí de días para disfrutarla. Pero cuando el tiempo lo permite está genial aprovechar una jornada de playa por aquí. Suerte en China!

    Babyboom, esta es la definitiva en la que me pongo gamba en lugares insólitos. Me confío y no me llevo crema solar a los países nórdicos. ¡Error!

    Alfonso, muchas gracias por tu felicitación, bienvenido a Mis viajes por ahí. Claro que tengo Flickr http://www.flickr.com/photos/24208970@N02
    No conocía tu blog, ¿desde hace cuánto tiempo que lo tienes?
    Un saludo!

  • Hola,
    Lo primero de todo felicitarte por las increíbles fotografías de tu blog, … ¿tienes cuenta en flickr?, sería estupendo seguirlas ahí, y segundo … si me dices en algunas de las fotos que estás en Cádiz, … me lo creería … me sorprende que playas tienen los Daneses.

    Un saludo -ya tienes un nuevo seguidor-.

  • Babyboom dice:

    Vaya, nunca pensé que pudieras ponerte como una gamba en el Norte de Europa pero siempre acabas por sorprenderte!!! Qué buena pinta lo de la cata de cervezas, jejejeje. Un saludito. 😉

  • Ku dice:

    Qué fotos más chulas las de los saltos! Cómo lo tuvisteis que pasar 😀

    Sinceramente, lo último que se me viene a la cabeza al pensar en Dinamarca es la playa… ¡enterrando mitos!

    Un abrazo!

  • Blai dice:

    Siempre me ha picado la curiosidad saber como son las playas del norte de Europa. No sé, siempre me las he imaginado enormes, vacías, frías, con mucho viento…

    Pero viendo lo que cuentas y sobretodo viendo a tanta gente, esta idea se me ha roto por completo! Que chulo! Como dice José Carlos, parecen del Caribe xD

    Un abrazo Inés!

  • ¡Me encantan las playas del norte, por mucho frío que haga! Aún recuerdo lo que me gustaba la playa de Trondheim en Noruega y los buenos (y fríos) ratos que pasé allí.

    Cada vez que escribís sobre Dinamarca aparece un duendecito sobre mi hombro riéndose de mí porque yo allí solo he visto el aeropuerto. ¡Pero volveré!

    ¡Geniales fotos Inés!

  • M.C Esa arena tan blanca no se encuentra ni en el Caribe :p
    A mí me costó menos meterme en el agua en Dinamarca porque el mar está muy calmado y al menos puedes hacerlo a tu ritmo (y eso que me gustan los olas). Pero bueno, a veces hay lugares nórdicos que ni te esperas que el agua esté templada, como en Letonia. Un saludo!

    Paco Piniela, como puedes ver, hay excepciones. No me esperaba que fuera a hacer este tiempo y después estuve lamentando que se me pelara la epalda como a una serpiente.

    Rubén, muchas gracias por la info Rubén. Suene muy atractivo una excursión en bicicleta a la playa por este país tan llano. Recordemos que el punto más alto de Dinamarca está a tan sólo 170m sobre el nivel del mar. Un abrazo!

    Rubén Ros, vaya, qué pena que tuvieras mal tiempo. A veces es sólo cuestión de suerte. Estuve en Londres 11 días y no me llovió ni una vez, en cambio en mi primer viaje a Malta sufrí unos diluvios que me impedían hacer cualquier cosa. Estas cosas pasan… de todos modos, siemrpe puedes darle otra oportunidad, preferentemente en junio. Un beso!

    Bleid, ¿ah si? ¿para cuando planeas viajar a Dinamarca?

    Cincuentones, son unas playas muy limpias y cuidadas, no podría ser menos viniendo de los orgaqnizados daneses 😉

    Jose Carlos DS; la verdad es que nos resultó curioso llegar ahí y encontrar ese panorama tan… tropical :p

  • Ves las fotos plantas un titular de mi estancia en el Caribe y te quedas con todo el mundo, quien diría que tan al norte tienen esas playas tan chulas.

    Saludos!!! 😀

    PDT: Que pancha ghanesa en la playita jeje

  • Cincuentones viajeros dice:

    Nunca pensé que tuvieran playas tan bonitas los daneses.
    Saludos.

  • bleid dice:

    Gran entrada Ines
    dinamarca es uno de mis proximos destinos seguro
    un abrazo

  • Ruben Ros dice:

    Tuviste suerte Inés. Yo he estado dos veces, ambas en verano, y ¡me ha llovido todos los dias!…Bueno quizas yo tuve mala suerte 🙁

  • Rubén dice:

    Lo del tiempo en Dinamarca es curioso. Yo viví allí dos años y recuerdo que mis temporadas de playa empezaban en abril y que mayo y junio eran, sin duda, los mejores meses en lo que a tiempo y sol se refiere. Aunque parezca raro, julio y agosto suelen ser meses de clima suave, pero con lluvias habituales. Alguien me definió el verano danés como el “invierno verde”… y no le faltaba cierta razón.

    Las playas de esa zona de Zelandia son muy buenas, pero tampoco hace falta irse muy lejos de Copenhague para encontrar buenas playas. Al norte tienes alguna en la zona de Klampenborg a la que puedes ir en bicicleta y al sur tienes Amager Strand, que es la más típica, y la más pequeña de Brondby Strand, que era una de mis favoritas.

    Aunque, claro. No sé si sigue después de 10 años, pero lo que más me gustaba era acercarme al muelle de Islands Brygge, junto al centro de la ciudad, donde instalaban una especie de piscina pública y gratuita en el canal. Pasé bastantes tardes allí.

  • A mi siempre me ha llovido en Dinamarca, pero imagino habrá excepciones.

  • M.C. dice:

    La verdad es que si que parecen playas sacadas del Caribe!!! Quién diría que hay algo así en el norte de Europa!! jejeje Yo creo que si voy, no seré capaz de poner un pie dentro del agua!! jejeje No puedo con el Cantábrico… así que en esas latitudes, tampoco creo que sea capaz! jejeje
    Saludos

Deja un comentario

Comentario: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>