Rumanía

La Salina de Turda: Un parque de atracciones a 80 metros bajo tierra

 

Salinas de Turda: Un parque de atracciones a 80 metros bajo tierra

En el corazón de Transilvania y cuando pensábamos que estábamos llegando a la ciudad de curioso nombre Alba Iulia decidimos hacer una parada en un lugar que superó nuestras expectativas de frikismo: la Salina de Turda. Sin haberme informado anteriormente, pensé que la experiencia no distaría mucho de las habituales visitas a antiguas minas de sal, que también suelen ser interesantes. Pero una vez más Rumanía nos obsequió con otra sorpresa, como tanto le gusta hacer con los viajeros que escogen este país como lugar de vacaciones. ¿Qué hace este parque de atracciones a más de 80 metros de profundidad? Si Drácula veranea en algún sitio, sin duda tiene que ser éste.

salinas de turda 

La mina de sal de Turda tiene un depósito de sal gema (aquella que procede de extracción minera) de más de 13 millones de años, un espesor medio de 250 metros (en algunos lugares llega a 1.200 metros) y pesa más de 38.000 millones de toneladas. La sal minera se inició desde los tiempos de los romanos. A principios del siglo XVIII, las minas de sal Turda eran las minas de sal más importantes de Transilvania pero desde 1992 se ha convertido en un conocido lugar turístico para quien visite Cluj Napoca -a sólo 30km es uno de los pocos destinos a los que podemos volar los zaragozanos con un vuelo directo-.
Por otra parte, la temperatura en la mina de sal es de entre 10 y 20ºC durante todo el año, hay una humedad de 75-80% y una concentración óptima de pequeñas partículas de sal en el aire. Todo esto hace que en su interior haya un microclima favorable para el para tratamiento de las enfermedades respiratorias como el asma o la bronquitis crónica.
 

TURDA

La entrada a las minas parece un OVNI que se ha posado en el valle. Primero se puede hacer una visita guiada a través de los distintos pasadizos recubiertos de sal (no me gustaría perderme por ahí) para visitar la parte antigua de la mina.
Para facilitar la exploración de sal, se construyó entre 1853 y 1870 una galería horizontal de 917 metros de largo que llevaría la sal a la superficie. Aunque la minería en Turda se detuvo en 1932, el lugar se utilizó durante la Segunda Guerra Mundial como un refugio antiaéreo. Un detalle a destacar es que entre 1948 y 1992 los primeros 526 metros de la galería de transporte se utilizaban como almacén para guardar el queso.
 

 

Su construcción se hizo a base de rudimentarias técnicas. Las minas se iluminaban con velas y lámparas de sebo y no usaron explosivos ni equipos mecánicos: las rayas paralelas en las paredes hechas por los martillos son el vivo testimonio del trabajo agotador de esos hombres anónimos que estuvieron aquí durante siglos.
Después de 1922 una parte de la mina (la llamada Rudolf) se transformó en una sala de tratamiento subterráneo. Actualmente encontramos aquí instalaciones de tratamiento médico para grupos de 50 a 60 personas. Un tratamiento de aire salado exige una dedicación de por lo menos 30 minutos al día durante una o dos semanas , pero hay médicos que recetan  estancias de hasta cuatro horas diarias y más vale tener algo con que entretenerse durante ese rato. Por eso los visitantes tienen un gimnasio y una sala donde se puede ver la televisión o acceder a Internet.
 

turda



En 2008 la mina entró en un profundo proceso de transformación, convirtiéndose en una atracción turística. En los seis millones de euros que fueron invertidos en la modernización también se incluyen las cantidades de dinero necesarias para construir y traer dos ascensores especiales de España: es muy impactante bajar por el ascensor panorámico para hacerse una idea de las enormes dimensiones del lugar.
Los turistas pueden pasar su tiempo en un ambiente relajado y tranquilo, tomar un descanso o practicar deportes para los que hay zonas especialmente designadas. Hay un parque infantil, pistas de bolos, un campo de fútbol con césped sintético, minigolf, pistas de bádminton, billar, mesas de ping pong y hasta una noria. También han tallado en la sal un anfiteatro que cuenta con 180 asientos calentados eléctricamente (un invento que me pareció magnífico). Aquí se realizan conferencias, conciertos y diversos shows diversos, de hecho cuando fui había un grupo de folklore.
Aún más abajo nos encontramos con un lago con un isla de sal en medio donde se puede navegar con pequeños botes.
Desde luego, el proyecto de reforma de las minas de Turda han transformado el lugar en un parque subterráneo único en su género y en una visita realmente curiosa.

TURDA
TURDA

anfiteatro

TURDA BARCAS

TURDA NIÑOS

TURDA MINIGOLF

TURDA BOLERA

turda gimnasio

turda cancha

 

salinas turda

 

Etiquetas: , , ,

Entradas relacionadas

26 comentarios

Deja un comentario

Comentario: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>