Tailandia

Tailandia. 1º Parte

Aunque he comenzado hablando de Camboya, mi viaje comenzó en Tailandia, concretamente en Bangkok.

Si algo te gusta, hazlo, siempre que no le haga ningún daño a nadie. Aunque te parezca una locura o o algo ridículo. A mí me gusta viajar y había dos destinos que me llamaban mucho la atención a pesar de estar lejísimos. ¿Y por qué no? Además, necesitaba un cambio de aires después de haber tenido 7 asignaturas para septiembre (finalmente todas aprobadas y con nota!).

Así que nada, ahorré dinero y me fui con un amigo de Zaragoza, Txolo.

Que tampoco es tan caro, con todo lo que he vivido gracias al viaje, aseguro que merece la pena: en vuelosbaratos.com se puede encontrar el vuelo. Recomiendo salir desde Londres con Qatar Airways (aunque yo fui con la australiana Qantas) Por ejemplo un vuelo de ida el 8 de septiembre y vuelta el 2 de octubre desde Madrid sale ahora por 800€; en cambio, desde Londres son 585€. Los transportes ahí son bastante baratos y el alojamiento y la comida también, siempre dependiendo de la comodidad que quieras.

Tras un viaje muy largo llegamos a la capital de Siam. Por el camino en el taxi alucinábamos con lo que veíamos, sobre todo al ver que en una moto podía llegar a haber incluso una familia de cinco personas!

Bangkok es una gran ciudad llena de contrastes (como seguramente habréis oído) , en donde en principio parece que es todo locura y la contaminación, pero poco a poco empiezas a absorber y a amar la fuerza que impregna la ciudad. Hay gente que no le gusta, pero a mí me ha encantado, es una ciudad que nunca se apaga.

Fuimos a Khao San Road, que es la famosa calle de mochileros en donde hay muchos bares, tiendas, puestos,etc. En aquella calle y las de alrededor hay muchas guesthauses para alojarse. Nosotros fuimos a la calle Samsen que está cerca pero es más tranquila que Khao San.
Aquí quedamos con el tío de Txolo, Pepe, que vive en Bangkok con su novia laosina y nos fuimos a cenar.

Aún no sabía todo lo que me iba a pasar durante el viaje. La gente que iba a conocer, las situaciones en las que me iba a ver. Sólo era una chica normal de 21 años, que había aterrizado en un lugar exótico, con una mochila, una guía de viajes y los ojos bien abiertos.

-En Bangkok fui a ver el templo de Wat Phra y al mercado de Chatuchak, dónde puedes encontrar camisetas guapas por 3€, falsificaciones de todo tipo, telas, decoración, bisutería… hasta peces en bolsas! Por la noche fuimos a Saxofon; un bar muy bonito en el que hay música jazz en directo. Los músicos son muuuuy buenos y cuando nos fuimos del pub se despidieron de nosotros. Si es que los tailandeses son muy amables y siempre tienen una gran sonrisa para ti. Se está cómodo, al segundo día ya me atreví a salir sola(uuuhh!!!) y un señor me paró y me dijo “Welcome to Bangkok”, me preguntó de dónde era y me contó los timos que les suelen hacer a los turistas para que tenga cuidado. Ya me las sabía porque las había leído en la guía, pero me gustó que alguien hiciera eso sin conocerme de nada.

Khao San Road:

 

Entradas relacionadas

3 comentarios

Deja un comentario

Comentario: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>