Noruega

Noruega: viajando por los fiordos

preikestolen

Noruega: los fiordos noruegos

Hemos entrado en el mes de mayo así que enseguida viene el verano y con él las vacaciones para poder hacer alguna escapada. Como nunca tenemos lo que queremos, cuando estemos pegados al ventilador quejándonos del calor desearemos estar en un lugar con una temperatura más suave, por ejemplo, Noruega. La época comprendida entre junio y septiembre es ideal para visitar esta zona: no hace frío y los días son muy largos, pero se reocmienda llenar la maleta de “porsiacasos”, desde un anorak hasta una camiseta de tirantes. No dejemos que nos pille el toro, es tiempo de planificar las vacaciones y de ahorrar: los países escandinavos son bastante caros pero bien merece la pena acercarse a verlos. Ahí va mi recorrido por la increíble zona de los fiordos noruegos:

Pero antes un vídeo en el que os muestro un poco de todo:

 

STAVANGER

Una manera económica de volar a Stavanger o a Bergen si se quiere realizar el viaje en sentido contrario al que muestro en este post, es reservando con Vueling desde Barcelona. El trayecto dura aproximadamente tres horas y el aterrizaje es espectacular.

vuelo noruega

Aterrizando en Stavanger

Comenzamos paseando por el bonito lago Breaiavatnet para posteriormente visitar la Catedral de Stavanger construida en 1125, es la única catedral medieval en Noruega que ha conservado su aspecto original y en uso continuo. De aquí subimos una cuesta de la calle Kirkegarten para llegar a la torre de Valbergtårnet que fue originalmente el punto más elevado de la ciudad y los serenos comenzaron a utilizarla en 1853 como punto de vigilancia de incendios. Desde la torre, se puede bajar a los antiguos almacenes portuarios: hoy quedan 60 de los 250 originales.
En Stavanger podemos pasear por el barrio de Gamle, una zona de suelos adoquinadas y casas de cuento pintadas de blanco que se conservan desde principios de siglo XVIII. Aquí se encuentra el Museo de la Conserva situada en una antigua conservera de sardinas donde aún se acciona la maquinaria que se utilizaba por entonces. Pero el museo más interesante es el Norsk Oljemuseum que trata sobre la historia petrolífera de Noruega pues nos encontramos en el tercer país exportador de petróleo del mundo detrás de Rusia y Arabia Saudita. El museo también ofrece información acerca de los avances tecnológicos y la forma en que influye el petróleo en la sociedad noruega a través de objetos originales, maquetas y películas que ilustran todo, desde la vida cotidiana en alta mar hasta algunos dramáticos accidentes.

gamle

Stavanger

Una calle de Stavanger a tope de inclinación

stavanger

 

PREIKESTOLEN Y KJERAG

En Stavanger debemos caminar hasta el puerto de Fiskepiren para tomar el ferry que nos traslada a la localidad de Tau (45 min.). Ahí el Boreal Bus nos lleva al punto de partida Preikestolen Fjellstue Cabin (25 min.) A partir de ahí son unas dos horas de subida hasta llegar al que es probablemente el mirador más espectacular del mundo. La caminata bien merece la pena para maravillarse ahí arriba ante la inmensidad del paisaje de los fiordos noruegos. Y todo esto en la naturaleza, a más de 600 metros de altura sin barandillas ni ninguna protección.
Si queréis saber más, aquí escribí mi experiencia en este lugar donde mezclar el miedo y la fascinación, pero ojo, el año pasado se cayó un turista… español tenía que ser.

 

base preikestolen

Base de la excursión a Preikestolen

preikestolen

preikestolen

preikestolen

He subido a Preikestolen en dos ocasiones, pero en una tuve mala suerte con el clima

La excursión a Kjerag es algo más dura, se necesitan de cuatro a seis horas para subir hasta esta cima del fiordo de Lysefjord, a diferencia de las dos que se emplean para acceder al púlpito de Preikestolen. No he estado en este lugar y de hacerlo no sé si me atrevería a subir a la roca esférica que se sostiene entre dos paredes de montaña, pero el que se decide a ir consigue una de las fotos de viajes más molonas que se puedan obtener. Por si ya habíamos quedado impresionados con los 600 metros de altura de Preikestolen, aquí nos encontramos a mil metros sobre el nivel del mar.
En verano hay buses de Stavanger a Oygardstol, la base de Kjerag.

Para ambas excursiones se necesita llevar un buen calzado, agua y bocata así como una ropa adecuada para las posibles lluvias. No se suele pasar frío debido al esfuerzo que supone caminar cuesta arriba y que normalmente se visitan estos lugares en verano: los transportes tanto a Tau como a Oygardstol funcionan sólo de mayo a septiembre.

 

kjerag

 

FIORDOS NORUEGOS

En la estación de tren de Bergen tomamos un tren que nos lleva a Myrdal, un puerto de montaña a unos mil metros de altura. De aquí parte el tren turístico que con unas vistas preciosas, nos llevará a Flåm, un pueblecillo de sólo 500 habitantes que recibe 450.000 turistas cada año. Esto se debe a que es el único lugar de Sognefjorden al que llega el tren pero también se puede acceder a Flåm en bici desde Finse: una excursión larga pero cuesta abajo en su totalidad –no hay que volver a subir con la bicicleta, es posible devolverla en Flåm, aquí está todo pensado-.

El ferrocarril de Flåm tiene su encanto: durante todo el trayecto se obtiene una panorámica de los paisajes de montaña. Pero sobre todo hay que tener en cuenta que su construcción fue todo un reto tecnológico. En menos de una hora el tren desciende 865 metros y pasa por 20 túneles. Es una de las líneas ferroviarias más empinadas del mundo: en casi el 80% del trayecto la vía desciende un metro cada 18 metros. A través de las ventanas (que se pueden abrir un poco para hacer fotos) vemos ríos, barrancos, granjas, hasta terminar en el valle de Flåm. No es de extrañar que la revista National Geographic haya nombrado al Ferrocarril de Flåm como uno de los 10 mejores viajes en tren que se pueden realizar en Europa.

A continuación salimos en barco hacia Gudvangen navegando por Nærøyfjord que está incluido en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.
Sognefjoerden (fiordo de los sueños) está considerado como uno de los paisajes más bellos de Europa gracias a las paredes rocosas que emergen del agua hasta los 1.040 metros de altitud. De sus empinadas laderas caen ríos y cascadas y durante el trayecto si hay suerte nos cruzaremos algunas focas y delfines, pero también hay señales del ser humano como antiguas comunidades rurales de pastores ya abandonadas y algún pueblo habitado que nos hacen preguntarnos cómo vivirán tan aislados de todo. Pero, ¿qué es un fiordo? Esta palabra de origen noruego hace referencia a los golfos profundos que se han formado por la erosión de los glaciares y en este caso estamos en el más largo (204 km) y profundo (1.308 m) de Noruega.

Una vez finalizado el crucero, en Gudvangen un bus nos llevará hasta Voss y de ahí subimos al tren que nos deje de vuelta en Bergen. Veréis que la carretera por la que os llevará el autobus tiene una exagerada forma de zigzag en cuyas curvas a veces una duda de la capacidad de giro de un vehículo de tales dimensiones.

 

tren myrdal

Tren de Flam

pueblo en el fiordo

Un pueblo en medio del fiordo

Gudvangen

La sinuosa carretera de Gudvangen. Foto de Fiordos del Norte

 

BERGEN

Dicen que en la segunda ciudad más grande de Noruega llueve como poco 275 al año. Observad en las fotos la gran suerte que tuve con el tiempo, así que no os desaniméis con este dato.

Desde Stavanger hay que ir al puerto para coger el barco Norled a Bergen o bien el autobús Nor – Way Bussekspress.

El barrio histórico de Bryggen es una reliquia de la antigua estructura urbana de madera que muestra que Bergen era un punto importante dentro de las rutas comerciales de la Liga Hanseática. Realmente ha sufrido varios incendios que arrasaron las casas de madera, pero se han reconstruido utilizando métodos tradicionales y por lo menos, su estructura siempre se ha conservado. Por ello hoy en día podemos pasear por una zona de aspecto medieval con 62 edificios que se incluye en la lista de Patrimonios de la Humanidad de la UNESCO. Junto al mar frente a este barrio se encuentra el mercado de pescado donde probar, cómo no, el salmón noruego. Por culpa del elevado precio me quedé con las ganas de probar una pata del enorme cangrejo real… qué se le va a hacer.

Pero lo que más me gustó fue pasear por la vieja Bergen (en torno a la calle Knosesmauet): estrechas callejuelas y pintorescos edificios en donde sus habitantes aprovechan cualquier recoveco para plantar flores y arbustos. Aquí se encuentra la casa más antigua de Bergen que ha sobrevivido a todos los incendios desde 1680.

Hay que terminar el día en un buen lugar donde ver el atardecer. Para ello tomamos el funicular que nos subirá a la colina Floyjellet, ahí nos espera una estupenda panorámica de la ciudad de Bergen.

 

bergen con sol

barrio hanseatico

bergen barrio pescadores

bergen viejo

bergen gamle baja

casa antigua de bergen

La casa más antigua de Bergen. Ha sobrevivido a todos los incendios desde 1680

 

Entradas relacionadas

32 comentarios

Deja un comentario

Comentario: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>