AlbaniaKosovoMacedonia

Qué ver en Macedonia, Kosovo y Albania en dos semanas

prizren

Itinerario de viaje por Macedonia, Kosovo y Albania en dos semanas

Hace poco realicé un viaje por los Balcanes, concretamente por Macedonia, Albania y Kosovo. Una escapada que superó mis expectativas. Se trata de una zona que recomiendo a cualquiera que busque un viaje más de experiencias que de monumentos, aunque éstos tampoco faltan. Sobre todo es la gente, la que hace que los Balcanes sean tan interesantes para viajar. Pienso que realmente les falta marketing pues antes de partir, más de uno me preguntó si no eran destinos peligrosos. Puedo confirmar que no, de hecho son justo lo contrario. Más bien aquí la gente te sobre protege. Si te sientas a tomar un café, quien sea que esté al lado te da conversación y se empeña en pagártelo, si preguntas por un lugar a menudo te acompañan para que no te pierdas. Tampoco es raro comer o cenar con alguien a quien acabas de conocer. Realmente la gente está más interesada en mantener conversaciones con los que tienen a su alrededor que en estar pegado al teléfono móvil. Cosa que se agradece cuando se viaja sola y espero que así siga porque pienso volver.

Durante estas dos semanas me moví en el transporte local, por lo que me dejé pequeños pueblos o Parques Naturales por la falta de conexiones. Así que si decides hacer esta ruta alquilando un coche, siempre podrás añadir más destinos por el camino, sobre todo entre los trayectos largos. Por otra parte he visitado estos países en el mes de noviembre por lo que aunque durante el día podía llegar hasta a hacer calor, por la noche bajaban muchísimo las temperaturas además de que se ponía el Sol a las cinco de la tarde: había que aprovechar bien el día. Si se hace este recorrido en verano, se pueden añadir lugares de naturaleza y costa en Albania, por ejemplo. También recomiendo llevarse un saco de dormir por si en los lugares de pernoctación hace frío, bajarse la aplicación de móvil Maps.me para descargarse los planos de estos tres países. Y por úlimo, dejarse en casa los prejuicios o el miedo. ¡Los Balcanes se salen para viajar!

 

Día 1. Volar a Skopje (Macedonia)

En mi caso tomé un vuelo de Barcelona a Skopje con Wizzair. A pesar de que llega a la capital Macedonia por la noche, no te preocupes por el transporte. La compañía de buses Vardar hace trayectos al centro por 170 denares (unos 3€). La parada de autobús se encuentra saliendo del aeropuerto a la derecha.
Como en Macedonia utilizan el alfabeto cirílico, os recomiendo leer este post en el que os muestro una manera de recordarlo utilizando sólo veinte minutos de vuestras vidas.
Dónde dormir: Unity hostel (9€ la noche), o el hostel Shanti.

skopje

 

Día 2. Skopje

La gente bromea con esta ciudad “No hace falta que vayas a Roma, Atenas, Londres o San Francisco, ¡en Skopje tenemos todas las ciudades en una!”. A pesar de ser un país con una economía bastante deteriorada, sus gobernantes se han dedicado los últimos años a construir edificios megalómanos y variopintos así como de llenar la ciudad de estatuas hasta el punto de que el paisaje se ha tornado un tanto estrafalario. Quizás lo hayan hecho para dar una imagen de grandeza, ríete tú de nuestras rotondas.
En un día bien gestionado se pueden visitar el barrio turco, el centro, el museo de la madre Teresa de Calcuta (natural de Macedonia), subir al fuerte al que se accede desde el barrio turco, o llegar más alto a La Cruz del Milenio (Millennium Cross) en lo alto de una colina para tener las mejores vistas de la ciudad.

skopje

 

Día 3. Prizren (Kosovo)

Para llegar a Prizren hay que ir a la estación de buses de Skopje, la compañía Vector te deja en la estación de autobuses de Prizren en unas tres horas por 550 denares (9€). A partir de ahora volvemos a pagar en euros pues es la moneda oficial de Kosovo.
Prizren es el lugar más visitado de Kosovo y no es de extrañar. Es una ciudad muy agradable con un casco muy bonito lleno de vida.
Si te encuentras junto al río mirando hacia la montaña, tenemos a la derecha el centro de la ciudad con sus callejuelas y terrazas y a la izquierda la parte antigua donde pasear entre iglesias y  mezquitas. Recomiendo subir al fuerte en lo alto de la colina para contemplar las vistas. Y si es al atardecer mucho mejor, además mientras contemplas estas hermosas vistas puede que te acompañe el sonido de la llamada a la oración.
Dónde dormir: City Hostel (9€), la cerveza es gratis.

panorama prizren

 

Día 4. Prizren – Pristina (Kosovo)

Desde la estación de autobuses salen muchos buses a Pristina, la capital de Kosovo. Pregunta en el hostal por los horarios.
En esta ciudad sorprende ver tanta gente joven, esto se debe a que es el lugar donde se concentran las universidades del país. Y como suele suceder en las ciudades estudiantiles, la marcha nocturna está muy bien. Yo estuve en el Journalist café (si tienes carnet de periodista tienes descuento), en el Baron y en el Zanzibar que ofrece música en directo. Y para comer, el Extreme Grill, platazos a 2€.
Dónde dormir: yo utilicé la red de Couchsurfing por lo que no conozco ningún hostal de Pristina, pero otros viajeros me han recomendado el Hostel Han.

Prizren

 

Día 5. Pristina

Para conocer la ciudad basta con ir a pie. Un punto de partida puede ser el monumento Newborn que homenaje al país recién nacido y a aquellos que lo reconocen. Los Kosovares suelen recordarte, con una sonrisa eso sí, que España no les reconoce como país…
Como puntos de interés están el museo de Kosovo, el Museo Etnológico, la catedral, varias mezquitas, la Torre del Reloj, el mercado de frutas y verduras (¡qué buena pinta tienen!)… y el monumento a Bill Clinton en la gran avenida que lleva su nombre. No es más que una estatua pero no deja de ser curioso: esto se debe al apoyo que recibió Kosovo en su independencia por parte de los Estados Unidos.

pristina

 

Día 6. Peja* – Tirana (Albania)

Si vais mal de tiempo, podéis saltaros Peja. Vale, no es una buena manera de comenzar a hablaros de un lugar, pero creo que si habéis estado en Prizren y en Pristina, esta ciudad no os puede ofrecer nada nuevo en cuanto a puntos interesantes de Kosovo. Quizá su fuerte es que no te encontrarás con turistas, de hecho se me quedaban mirando bastante: se trata de una típica ciudad kosovar, sin más.
Se encuentra en lo que llaman los Alpes Albanos, por lo que en verano puede ser un buen punto de partida para rutas de naturaleza. Siento deciros que para obtener la fotografía de la plaza me acompañaron a la habitación presidencial del hotel de cinco estrellas pues debe ser el único lugar desde el que se tienen las vistas (eso me pasó por preguntar, que me hicieron un tour de media hora por todo el hotel). Ya podrían poner una terracita o algo.
El bus de Peja a Tirana dura unas cuatro horas y cuesta 15€. Se coge junto a la estación con la compañía Tirana Metropol, el último sale a las dos de la tarde.

peja kosovo

 

Día. 7 Tirana

La capital de Albania parece una mezcla de ciudades: tiene avenidas que recuerdan a Roma pues están construidas por arquitectos italianos, tiene edificios estrafalarios comunistas como la Pirámide que fue en su día un monumento al dictador pero ahora está vacío y hasta podéis escalar en él, grandes zonas verdes, mezquitas, iglesias ortodoxas y una gran cantidad de terrazas y cafés muy bien decorados.
El centro de Tirana es la gigantesca plaza Skanderbeg, el héroe nacional. Desde ésta podemos llegar caminando a muchos lugares de interés como el Museo de Historia Nacional, la mezquita de Et’hem Bey, la moderna iglesia ortodoxa o el barrio de Blloku. También se encuentra cerca de Kruja por lo que se puede hacer una escapada de un día, aunque en mi opinión no merece mucho la pena si no te sobra el tiempo.
Dónde probar la comida tradicional: el ODA restaurant además de ofrecer platos típicos está ambientado en una casa tradicional albana.
Dónde dormir: igual que en Pristina, utilicé la red Couchsurfing. Pero otros viajeros me han recomendado el Trip’n Hostel.
Importante: no preguntéis por horarios de buses a otras ciudades en el punto de información turística pues casi siempre dan datos erróneos. Mejor preguntar en el hostel.

tirana

 

Día. 8 Berat (Albania)

Aunque le llamen a Berat “La ciudad de las mil ventanas”, se trata de una traducción errónea del albano. Realmente es “la ciudad de las ventanas unas encima de otras”, descripción que adquiere sentido cuando contemplas todas las fachadas que miran hacia el río Drinos. Forma parte del patrimonio de la humanidad por la UNESCO por el buen estado de conservación de su arquitectura del periodo otomano. Su castillo fue construido en buena parte en el siglo XIII y en la ciudadela se encuentran numerosas iglesias bizantinas, mezquitas otomanas, y las viviendas de los lugareños: es un placer pasear sin rumbo por sus callejuelas. Además las vistas a la ciudad son espectaculares.
En mi caso hice una escapada de un día a Berat desde Tirana (400 Lek, unos 3€). Cada uno de los trayectos dura tres horas y por la ventana no paré de ver los miles de bunkers, fruto de la paranoia de Hoxa que mandó hacerlos entre 1950 y 1985.
Si ahora repitiera el viaje haría noche en Berat para visitar al día siguiente Gjirokastra.

Berat albania

 

Día. 9 Gjirokastra

El centro histórico de Gjirokastra también es Patrimonio de la Humanidad junto con el de Berat por los mismos motivos. La ciudad conserva las típicas casas-torre turcas, un bazar, una mezquita del siglo XVIII y dos iglesias de la misma época.

berat albania

 

Día 10. Llegar a Ohrid (Macedonia)

Hay diferentes maneras de llegar a Ohrid. En mi caso tomé un bus desde Tirana a Struga, una localidad muy cercana a Ohrid por lo equivalente a 13€. De ahí tomé un taxi a Ohrid por 7€. El trayecto es largo, unas seis horas y además el proceso de curzar la frontera es algo tedioso: registran los equipajes de cada uno de los viajeros… pero es lo que hay. Merece la pena pasar por esto si se trata de visitar Ohrid, una preciosa localidad de Macedonia donde relajarse los últimos días del viaje. Con suerte llegaréis a tiempo para comer y ver el fantástico atardecer.

Ohrid sunset

 

Día 11. Ohrid

El lago Ohrid es uno de los más antiguos del mundo y alcanza una profundidad de hasta 294 metros. La ciudad con el mismo nombre en donde nos situamos tiene muchas cosas para ver y hacer además de ser Patrimonio de la Humanidad por sus valores naturales e históricos. Recomiendo caminar por la zona comercial hasta el museo de Ohrid. Junto a éste se encuentra la iglesia de Santa Sofía (entrar a ver los frescos cuesta un euro, saluda a la tortuga de tierra del jardín de mi parte). Baja hasta la orilla para pasear por “la playa” hasta que ésta termine y unas escaleras te lleven directo hasta la iglesia de San Juan Kaneo, que es la imagen más recurrente en las postales de Ohrid. Caminando hacia arriba y cruzando un parque de pinos se llega al castillo que se encuentra en el punto más alto de la ciudad.
Dónde comer: no te pierdas el falafel y el hummus de Dr. Falafel. Quizá a estas alturas del viaje necesites algo vegetal frente a los platos tradicionales balcánicos repletos de carne.
Dónde dormir: Sunny Lake Hostel

Ohrid

 

Día 12. Pueblos de la zona

Me pasé un día recorriendo pequeños pueblos de la zona en los que los habitantes se pueden contar con los dedos de las manos, y algunos incluso estaban deshabitados. No veáis lo que se rió el recepcionista del hostel cuando le dije dónde había estado, dice estar seguro de que soy la primera española en haber puesto un pie ahí. De hecho en uno de los pueblos me dijeron que era la primera turista en la vida.
En estas aldeas podemos ver las típicas viviendas de madera, piedra y barro. Se parecen mucho unas a otras pero los macedonios que las construyeron eran tan creativos que no encontrarás dos iguales. Mi guía Niko me iba traduciendo lo que me decían sus ancianos habitantes: una señora nos invitó a pasar a su casa a tomar un café, una pareja me invitó a jugar con su burrito blanco… se trata de conocer la Macedonia rural y pararse a hacer muchas fotos. En este caso nos paseamos por Turje, Mramorec, Vrbjami y Svinjishta. Ya sé que los nombres no os suenan de nada, pero ya que los apunté, los pongo aquí.
En nikoturs.com organizan rutas fotográficas por zonas rurales. El precio es el mismo por coche, es decir, se paga lo mismo si va una persona o cuatro, que es el máximo de ocupantes. Siempre podéis encontrar a algún viajero en el hostel que qiera compartir gastos.
En temporada alta 120€, 100€ en temporada media, y 80€ en temporada baja que es cuando lo hice yo.

macedonia

 

Día 13. Ohrid

Y llegamos al último del viaje. Hay quienes prefieren descansar de todo el periplo tomando el sol a orillas del lago. Y también los hay que prefieren aprovechar el viaje hasta el último momento. Si eres del segundo grupo, puedes tomar una bici del hostel o bien alquilarla y recorrer los 30 Km. que separan la ciudad del monasterio de Sveti Naum, junto a la frontera albana. A la vuelta puedes subirte a un bus con la bici.
También es posible llegar a ella en barco y cómo no, en autobús.

Ohrid

 

Día 14. Volver al aeropuerto de Skopje

Si el vuelo sale por la tarde, puedes viajar en el mismo día en Bus desde Ohrid y una vez en la estación, comprar el ticket del bus Vardar que lleva al aeropuerto. La parada se encuentra saliendo de la estación a la izquierda, y otra vez a la izquierda frente a una farmacia.

¡Espero que os haya gustado mi viaje!

cielo

Si quieres ver más fotos del viaje, haz click aquí.

Entradas relacionadas

23 comentarios

1 Pingbacks y Trackbacks

Deja un comentario

Comentario: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>