Mundo

Los colores de las ciudades

Qaqortoq

Qaqortoq

Ya sea por una normativa, porque todos sus habitantes se han puesto de acuerdo o porque no han tenido más remedio dado los materiales de que disponen, en todo el mundo podemos ver algunos pueblos y ciudades que presentan un solo color. Si pensamos en España en seguida nos vienen a la cabeza pueblos blancos como algunos de Andalucía o la costa catalana, sin olvidar aquellos cuyas casas construidas de pizarra tienen al negro como el color imperante como  los Pueblos Negros de Guadalajara.  Vayamos a hacer un recorrido por los colores del planeta:

 

Rosa

Toulouse (Francia) recibe el apodo de Ciudad Rosa debido a los ladrillos que dan el color a sus antiguos edificios. Atravesada por río Garona, Toulouse es una ciudad divertida repleta de actividades culturales gracias a sus museos, espectáculos musicales casi a diario,  festividades callejeras y vida nocturna para absolutamente todos los gustos. También es un gran lugar para ir de compras y lo digo yo que no soy una apasionada de la moda: hay un gran número de tiendas de ropa vintage y establecimientos de prendas de segunda mano… no, no son la misma cosa.

Toulouse

 

Jaipur es la capital rajastaní, conocida desde el punto de vista turístico, como “la ciudad Rosa”, pues la parte antigua de la ciudad está construida con piedra rojiza que con el paso del tiempo se ha tornado rosa. Si intentas imaginar la India, ésta ciudad es una de las más características: ciclorickshaws tirados por hombres flacos, vacas, monos, cabras, montañas de basura, tenderetes, sadhus y encantadores de serpientes. Su edificio más emblemático, también de color rosa, es el Palacio de los Vientos, una construcción de cinco plantas con 953 pequeñas ventanas, cuya función era la de permitir a las mujeres reales observar la vida cotidiana de las calles de la ciudad sin ser vistas.

jaipur

 

Marrakech es la ciudad más moderna con diferencia de Marruecos. A pesar del turismo, podemos seguir visitando tradicionales zocos, oler el aroma de las especias y saborear exóticos platos de sus puestos de comida. No te pierdas  la Torre de Kutubía, el palmeral, su zoco y por supuesto la Plaza Jemaa el Fna: un teatro humano en el que cada noche pueden verse contadores de cuentos, encantadores de serpientes músicos y actores. Además es un lugar perfecto para tomarse en algo en una de sus azoteas y contemplar el atardecer, cuando el rosa adopta tonalidades rojizas que se confunden con el cielo.

marrakech

 

Rojo

Petra es una de las Maravillas del Mundo y podemos encontrarla en Jordania. Su impresionante acceso a través del Siq, el famoso desfiladero de 1,2 km de longitud da paso a la ciudad tallada en piedra por los nabateos. Algo que realmente hay que visitar al menos una vez en la vida. Petra cuenta también con algunos restos romanos notables. Entre los que destaca su teatro del siglo I. Casi totalmente excavado en la roca, tenía un aforo de más de 8.000 espectadores.

petra 

 

Amarillo

En pleno Yucatán y a sólo 60km de Chichén Itzá se encuentra la ciudad colonial de Izamal en la que todos los edificios están pintados de amarillo. El motivo de su color se debe a la visita del Papa Juan Pablo II al lugar para dar una misa para los indígenas americanos en 1993 (la bandera del Vaticano es amarilla).
Además en la ciudad mexicana podemos visitar lugares arqueológicos mayas como la pirámide de Knich Kak dedicada al dios del Sol y obtener desde su cima unas vistas impresionantes a Izamal y el contraste de sus fachadas a amarillas con el entorno.

Izamal


Dorado

Jaisalmer, (India) no está en un lugar muy accesible: rodeado de desierto y a pocos kilómetros de Pakistán. Dicen que es una de las ciudades más bellas del mundo. Sus edificios de color ocre anaranjado reflejan los rayos del poderoso sol del desierto del Thar, mientras los camellos caminan despistados y las vacas miran hacia al infinito. La ciudad fue antiguamente lugar de paso para las caravanas entre Oriente y Delhi y fue un gran centro de comercio. Su fuerte, es el único habitado de estas características; lo que hace que pasear por ahí te traslade a un paraje del  cuento de las Mil y una noches. Los hombres llevan grandes turbantes y las mujeres coloridos sharis y alhajas llamativas, como enormes aretes en la nariz.

panorama jaisalmer

 

La Valeta, capital de Malta, es una magnífica ciudad amurallada que forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Los coches no tienen cabida y no es de extrañar, hay calles con tanta inclinación que directamente hay que caminar por escaleras. Los edificios de piedra caliza, presentan el mismo color tanto en esta ciudad como en muchas otras de la isla. La Valeta está unida a la orden de los caballeros de la Orden de Malta. Éstos tuvieron su base aquí de 1530 a 1798 y dejaron una gran huella como la red de amplias y ordenadas calles y los numerosos monumentos. Iglesias y palacios, museos y teatros, jardines y plazas conservan casi completamente sus características originales: la ciudad casi no ha sufrido modificaciones desde 1798, cuando los caballeros la dejaron.

malta

 

También presenta únicamente este color la ciudad abandonada de Shali, en Egipto. Se encuentra dominando en un montículo el oasis de Siwa. Una ciudad fantasma por la que pasear imaginando lo que era antes de que las poderosas lluvias de 1926 echaran a sus habitantes.

shali

 

Azul

Chauen es un pueblo marroquí que mantiene su autenticidad a pesar del turismo: lavanderas trabajando en el río, burros, campesinos, mágicas teterías y tiendas de artesanía son la estampa habitual del lugar. Todas las casas han sido pintadas de azul con ligeras variaciones y conviene perderse por sus estrechas calles: todas ellas llevan a la plaza Uta el-Hamman, un sitio muy agradable para sentarse a mirar mientras se saborea un zumo de naranja.

chaouen  

 Jodhpur en la India es muchísimo más grande que Chauen. En principio se pintaban de azul sólo aquellas casas que pertenecieran a los brahmanes: la casta sacerdotal. La más alta de las cuatro. Pero poco a poco fueron adoptando esta medida el resto de ciudadanos porque vieron que el azul ahuyentaba el calor y los mosquitos.

panorama jodhpur

 

Blanco

Los ejemplos de localidades que presentan este no color en sus fachadas son infinitos. La isla de Santorini presenta el típico paisaje del pueblo blanco de Grecia. Todos los edificios conjuntan gracias a este color que impide que las viviendas absorban el calor durante los meses de verano. Por otra parte, es el lugar de vacaciones de muchos europeos en busca de un lugar bonito, con playas de arena oscura y lugares para estar de fiesta durante toda la noche. Tel-Aviv por su parte es apodada como La ciudad Blanca por ser la ciudad con mayor número de edificios de estilo Bauhaus del mundo:  más de 4.000 construcciones diseñadas por arquitectos judíos alemanes que emigraron tras la toma de poder de los Nazis. En 1909 y sobre un puñado de dunas se fundó esta ciudad israelí pero fue entre 1930 y 1950 cuando se construyó La Ciudad Blanca. Sus edificios muestran influencias de la Bauhaus, Le Corbusier y Erich Mandelson adaptadas a las condiciones locales del desierto.
Como he dicho, el Mediterráneo español también tiene localidades blancas como Mojácar, Canillas de Albaida, Casares, Mijas, Frigiliana o Castril en Andalucía; y Cadaqués en Cataluña.

Santorini_

 

Multicolor

También hay ciudades en el mundo que lejos de decantarse por un color, deciden tenerlos todos. La ciudad de Willemstad en la isla de Curaçao al formar parte de los Países Bajos pero situado en el mar Caribe, muestra una espectacular combinación de la arquitectura holandesa con fachadas multicolores típicas del Caribe. En Italia encontramos los bellos pueblos de Cinque Terre como Corniglia, Riomaggiore y Manarola, toda una explosión de colores en la que las casas se encuentran a diferentes alturas por los que es posible percatarse de la amplia gama de un solo vistazo. En Polonia encontramos la ciudad de Wroclaw (en castellano Breslavia) un lugar encantador que compartirá en 2016 el título de Ciudad de la Cultura junto con San Sebastián. Guanajuto, en México también destaca por su carácter multicolor y otras pequeñas poblaciones como Burano (cerca de Venecia), Cudillero (Asturias), Villajoyosa (Comunidad Valenciana); pero sobretodo, las ciudades más descaradas en este sentido son aquellas que se sitúan más al norte del planeta  en que las casitas de vivas tonalidades llaman la atención entre la nieve que las rodea como son San Juan de Terranova (Canadá), Bergen (Noruega), Longyerarbyen (Islas Svalbard) y muchos de los pueblos de Groenlandia como Sisimut o las impronunciables Qaqortoq, Nuuk o Ilulissat.
En ocasiones, es sólo un barrio dentro de una ciudad los que gastan en pintura como el de Nyhavn en Copenhague, Neal’s Yard en Londres, Cobn en la irlandesa Cork, a La Boca en Buenos Aires o el barrio de San Juan de Las Palmas de Gran Canaria dando un aire alegre dentro de la urbe.

 

COBH

Cobh

willemstad

Willemstad

Corniglia

Corniglia

 

bergen

Bergen

 

Nyhavn

Nyhavn

 

Riomaggiore

Riomaggiore

 

Longyearbyen

Longyearbyen

 

Ilulissat

Ilulissat

 

La Boca

La Boca

 

San Juan

Barrio de San Juan

 

Burano

Burano

 

Cudillero

Cudillero

Villajoyosa

Villajoyosa

 

Artículo original publicado en Cadena SER Viajes

Etiquetas: , ,

Entradas relacionadas

7 comentarios

Deja un comentario

Comentario: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>