TAILANDIA: AYUTTHAYA – La capital de Siam

 Buddha entre raíces

El Buddha entre raíces es la imagen más conocida de Ayutthaya. Fotografía de José Lourido.

A ochenta y dos kilómetros de Bangkok, en el corazón de la provincia que lleva su nombre y entremezcladas con la propia ciudad, yacen las ruinas de la antigua capital del imperio de Siam, Ayutthaya, Patrimonio de la humanidad por la UNESCO desde 1991. Los vestigios de la antigua urbe son fácilmente accesibles en una cómoda visita de un día desde la capital Thai, aunque para los que gusten de profundizar más en el tema, Ayutthaya ofrece alojamientos y diversión para todos los gustos.

La forma más barata de visitar las ruinas de Ayutthaya es utilizar los trenes que parten cada hora desde la estación de Hua Lampong en Bangkok. El trayecto dura casi dos horas y es una bonita y económica manera de ver los campos que se extienden a ambos lados de la vía, y a los monjes mezclados con familias y sus progenies que se desplazan por la provincia. El billete en tercera clase cuesta veinte baht (unos cincuenta céntimos de euro), pero no te asustes. Los trenes son limpios, aireados y cómodos. Vendedores de toda clase ofrecen comida y refrescos mientras la brisa se cuela por las puertas y ventanas entreabiertas.

Una joven madre en el tren acompañada por sus dos pequeñas

Al llegar a Ayutthaya, cruza la calle de la estación y verás tiendas de alquiler de bicicletas. Por unos 50 baht al día, es la mejor manera de visitar el parque histórico y moverte por la ciudad. Chequea que la bicicleta está en buen estado para evitar reclamaciones posteriores por parte del encargado y coge un mapa. Cruza el río al final de la calle usando el ferry (tres baht por viaje) y ¡voilá!, ya estás en el interior de la antigua urbe. Comencemos:

La mayoría de los historiadores están de acuerdo en que no están de acuerdo. Faltan muchos ladrillos que determinen el orden cronológico de la construcción de Ayutthaya porque no existe ningún testimonio escrito en relación a esta. Es casi imposible determinar una secuencia clara en relación al desarrollo de la que fue la capital del imperio de Siam.

Lo que si que parece claro es alrededor del 1350 D.C. el príncipe, U-Thong se encontraba ligeramente acongojado (si has leído acojonado también vale). Una brutal epidemia de viruela y sus consiguientes disturbios asolaban la entonces capital del reino, Suphan Buri. Nada más ascender al poder, U-Thong, pragmático señor donde los hubiese, decidió tomar las de Villadiego y trasladar la capital a Ayutthaya, la “invencible” (del término sánscrito Ayodhya). El enclave era óptimo pues, aparte de estar rodeada de fértiles campos, defensivamente fue dotada de una sólida muralla de la que hoy en día apenas queda nada, y además se encontraba en la confluencia de tres ríos que le conferían un carácter casi inexpugnable.

El Buddha reclinado rivaliza en tamaño con el que se puede encontrar en Wat Poh, En Bangkok. Fotografía: Wikipedia

Pero Ayutthaya tenía un enemigo. El reino de Sukhothai, en el norte de Siam no veía con buenos ojos la expansión de su vecino del sur. Para ganar influencia y dominar definitivamente a los norteños, los reyes de Ayutthaya idearon una curiosa campaña. En lugar de utilizar poderío militar, ya que llevaban las de perder por goleada, comenzaron a expander rama religiosa que se profesaba en el sur por el valle del Chao Praya: el Budismo Thevarada. La conversión de miles de personas a esta rama inclinaría la balanza en favor de los sureños y Sukhothai se convertiría en un estado vasallo.

Finalmente, Sukhothai sería abandonada por la familia real y sus habitantes. Este reino está considerado como la raíz de la moderna Tailandia, pero esa es una historia para otro día. Ayutthaya terminaría por deshacerse del yugo Khmer con la conquista de Angkor en 1431. Lo curioso es que la corte conquistadora adoptó muchas de las costumbres e incluso el idioma de los vencidos. Lo Khmer se ponía de moda.

Wat Chaiwatthanaram, una mezcla de estilos, en el que predomina el Khmer. Posiblemente el templo más bonito de todo el parque

-Si, bueno… ¿Cómo influye todo esto en mi visita?-

Es la mezcla de estilos de Ayutthaya lo que la hace una referencia casi única. Al haber sido la fuerza dominante de la zona durante cuatrocientos años, en sus ruinas se ven directamente las influencias de todos los estilos del sudeste asiático. Khmer, con las torres, o Prangs, más cuadradas, altas y rectilíneas. Construidas a imagen del monte Meru, como enWat Chaiwatthanaram (a mi juicio el templo más bonito de todos) O vertientes artísticas de Sri Lanka, con sus chedis de forma acampanada y acabados en punta, como en Wat Phra Sri Sanphet (la capilla privada del rey).

Wat Phra Sri Sanphet, la capilla privada del rey, dentro del área del palacio. Fotografía de José Lourido

En muchas ocasiones, las personas que deciden visitar Ayutthaya, se ven inspiradas por la imagen que ilustra la cabecera de este post. El Buddha entre raíces. Cuenta la leyenda que al ser decapitada la estatua de Buddha en la toma y saqueo de la ciudad por los Burmeses, el árbol que ahora la sustenta protegió con sus raíces la cabeza, y esta ha crecido con él los últimos 250 años. No es que sea un error dejarse inspirar por este busto incrustado en la madera, pero la testa de esa imagen no tiene más de cincuenta centímetros de altura. Es bonita. Es interesante. Pero no es lo más representativo de la antigua capital.

Ayutthaya tiene muchísimo más que ofrecer. No puedo describiros todos los templos y todas las formas que se pueden encontrar en la ciudad, deberéis descubrirlas. Los budas reclinados de más de cuarenta metros al aire libre, las paredes ennegrecidas de ladrillo desnudo, o los cientos de estatuas de Siddharta  decapitadas por los Burmeses durante la caída de la ciudad. Una buena guía de viajes o una búsqueda más intensiva en Internet, puede dar una mejor perspectiva de cada templo y de cada estilo. Yo aquí sólo puedo daros una ligera idea de lo que podéis encontrar en este impresionante parque arqueológico. Quizá os pueda ayudar el relato de mi amigo Miguel Ángel, que profundiza más en este aspecto.

Phu Khao Thong. El monte dorado. Fotografía: Wikipedia

Ayutthaya, al igual que Angkor, fue visto como un microcosmos de un universo mayor. La ciudad no era sólo una capital para el comercio marítimo, sino que sirvió como núcleo espiritual de Siam. Esta es la razón principal por la cual tantos templos fueron establecidos en ella. Los primeros comerciantes holandeses calcularon que había entre trescientas y cuatrocientas cincuenta edificaciones religiosas, aunque la cifra seguramente no la sabremos nunca. Durante su periodo de apogeo,  la capital de Siam pudo albergar a un millón de almas (seguramente una cifra muy exagerada) y  era comparable en nivel de prosperidad al París o Londres de la época. Viajeros y escritores europeos que visitaron la urbe hablan de dos mil torres recubiertas de oro y de fabulosos tesoros en la corte de los emperadores.

Sí. Lo siento. Es un artículo demasiado largo así que dejo para una segunda parte las curiosidades de Ayutthaya (¡hay muchas!) Os dejo una duda: El profesor Ken May, tras vivir cuatro años en la ciudad, nunca ha visto sobrevolar un avión por encima de la isla donde se asientan las ruinas.

El nuevo imperio Thai resistiría más de cuatrocientos años, hasta su definitiva caída en 1767, cuando la ciudad fue saqueada, mutilada, y quemada hasta los cimientos a manos de los Burmeses (la actual Birmania o Myanmar)

Un monje duerme la siesta en uno de los solitarios templos de la capital. No sólo los españoles gustamos de este pequeño placer

Actualización: Como habréis podido comprobar, en mis dos últimos posts no he podido utilizar sólamente fotografías hechas por mí y he tenido que utilizar varias de amigos o con licencias creative commons ( todas aquellas que tienen un link y crédito). He tenido un desgraciado accidente y he perdido una de las tarjetas de memoria del viaje, así que algunos de mis próximos posts no podrán llevar todas las fotos que yo querría. ¡De los errores también se aprende!.

 

Artículos relacionados:

12 comentarios

  • Muy interesante la entrada, es más, será larga, pero me has dejado con las ganas de conocer todas esas curiosidades de Ayutthaya que prometes en la segunda parte!!

    Putada lo de la tarjeta de memoria :-( nosotros también nos estamos encontrando, años después, con que no encontramos fotos que hicimos en algunos destinos… en nuestro caso está claro que tenemos que empezar a ser más ordenados :-S

  • Fernando dice:

    No te preocupes, Sonia, el tren tarda exactamente 1:45. A veces un poquillo más por aquello de los retrasos, pero no supera las dors horas. Tambien hay varios trenes “expresos” un poquito más caros, pero tardan 1:15 minutos. Puedes ver mas información pinchando aquí:

    http://www.seat61.com/Thailand.htm#Bangkok%20to%20Ayutthaya

    me alegro que te guste el artículo y espero puedas ir. Es una visita muy interesante para un día ¡o para más! =)

    • chesi dice:

      hola podrias decirme que cosas debo ver imprescidiblemente en tailandia? y si es seguro ir una chica sola.- – gracias y si hay algo q deba saber imprescindiblemente-

    • chesi dice:

      hola podes decirme las cosas mas importantes y wapas de visitar en tailandia? y algunos secretitos o algo q me sirva?- gracias chesi

      • Fernando dice:

        Hola Chesi!

        Bueno. Tailandia es bastante grande. Depende mucho de lo que te guste, si la playa, la montaña, un mix de ambas, bucear, etc etc …

        Impresicindible para mí, de lo que yo he visto y oido, serían Bangkok y Ayutthaya en las zonas de la capital. (que esta muy cerca y se puede ver en un día). Si te gustan playas, las islas de koh tao para bucear y relajarte, y koh phangan para pasar un par de dias de marcha, estan muy bien. Más autenticas son Koh Lipe y Koh Lanta, en el sentido de que hay menos turismo y aun se conserva parte del estilo tailandés de hace veinte o treinta años. Tambien Krabi y phi-phi islands son muy famosas y bonitas … estan cerca de phuket. Al norte, sukhothai, Chiang Mai y chiang Rai estan bastante bien, y si tienes tiempo, hay rutas por allí menos conocidas y más autenticas.

        Es completamente seguro para una chica sola. Tailandia es un país muy turístico y además muy respetuoso. Cierto es que en algunas zonas de Bangkok puedes ver prostitución o cosas más sórdidas, pero inocuas. No he conocido a nadie que haya tenido algún problema en el país, más allá de un par de chavales a los que robaron en un tren porque se descuidaron bastante. Lass mismas precauciones que tomarías en casa son suficientes y la gente es muy agradable.

        Mi amigo Miguel ha estado tres o cuatro veces por allí, y más tiempo que yo, así que te dejo su blog por si quieres echarle un vistazo

        http://www.miguelenruta.com/2012/09/tailandia.html

        un saludo y si necesitas cualquier cosa más, no dudes en contactarnos =)

  • Sonia dice:

    La verdad es que con este artículo todavía tengo más claro que quiero visitar Ayutthaya… si puede ser este otoño. :) A verrrr…

    Por cierto, ¿comentas que el tren tarda sólo dos horas desde Bangkok? En otros lugares había leído que necesitabas unas 4 horas y la verdad me tenía un poco preocupada porque pasar 8 horas en el tren ida y vuelta me parecía un poco pesado…

    Muy interesante el artículo y unas fotos preciosas.

    Un saludo!
    Sonia.

  • Pol dice:

    Buena info! me encanta Ayutthaya!

  • Como siempre gran relato. La imagen de las niñas con la madre, preciosa. Un saludo.

  • M.C. dice:

    Yo me quedé con ganas de poder ir visitar Ayutthaya… Pero no contaba con más días para dedicárselos a Tailandia! Tendré que volver en el futuro.
    saludos

3 Pingbacks y Trackbacks

  • [...] A la muerte de Rama, su hijo le sucedería en el trono pero no podría controlar las riendas del estado y Sukhothai comenzaría su declive, desmembrándose en pequeños estados feudales muy belicosos entre sí, para acabar sucumbiendo en 1438 al poder de su vecina del sur, Ayutthaya. [...]

  • [...] vist, a Bangkok hi ha moltes coses per veure i per visitar, a les afores de Bangkok hi ha “Ayuttahaya“, situat a 85 km de Bangkok. Es pot anar amb tren, amb autobús o en creuer “Oriental [...]

  • Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: El Buddha entre raíces es la imagen más conocida de Ayutthaya. Fotografía de José Lourido. A ochenta y dos kilómetros de Bangkok, en el corazón de la provincia que lleva su nombre y entremezcladas con la propia ciudad, yacen …..

Deja un comentario

Comentario: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>