Camboya

8 cosas que ver y hacer en BATTAMBANG, Camboya

battambang

Guía de Battambang: 8 cosas que ver y hacer en la ciudad y sus alrededores

Battambang es una ciudad muy tranquila y pintoresca. Sus edificios de la época colonial francesa se encuentran repartidos por calles estrechas, incluyendo el barrio peatonal en torno al mercado donde las galerías de arte, cafeterías, tiendas y bares ocupan los viejos locales y las pagodas se alinean en torno a un río.
Y aunque sea una de las ciudades más grandes de Camboya, la sensación es de estar en un pueblo que se echa a dormir temprano.
Recomiendo pasar aquí dos días o sólo uno si se organizan muy bien las visitas: explorar en la ciudad su arquitectura, su arte, probar la cocina local y sobre todo, utilizarla como campo base, pues lo que más merece la pena son las excursiones que se pueden hacer por las afueras de la ciudad. Allá el paisaje se transforma en arrozales salpicados por aldeas y montes: es una buena oportunidad para ver un poco de la Camboya rural. Por el campo encontramos viejas pagodas, ruinas de Angkor, cuevas repletas de murciélagos, cascadas y el famoso tren de bambú.

Rotonda de battambang que representa la leyenda del palo negro

Rotonda de battambang que representa la leyenda del palo negro

Cómo llegar a Battambang

Se puede llegar aquí en autobús, pero si estás en Siem Reap recomiendo hacer el trayecto de ida en barco por el lago Tonlé Sap. De esta manera atravesarás los pueblos flotantes que están fuera de las rutas turísticas. Aviso que tarda unas ocho horas y que el ferry es un poco incómodo, pero merece la pena. Son poblaciones donde todo se hace en el agua: verás que las viviendas, la comisaría de policía, las tiendas, los restaurantes y hasta la escuela son isletas en el agua. Nunca olvidaré la imagen de los niños remando para ir al colegio.

 

QUÉ VER Y HACER EN BATTAMBANG

Como he comentado, la ciudad de Battambang está llena de arquitectura colonial y pagodas antiguas, y el campo que la rodea no sólo alberga ruinas de la época de Angkor y pagodas históricas, sino que también pueden verse arrozales y pequeños pueblos. El trayecto para llegar a lugares como Ek Phnom y Phnom Banan pasa por paisajes muy bonitos (Phnom significa ‘montaña). Para recorrer la zona puedes alquilar una moto (no piden carnet de conducir) o contratar un tuk-tuk. Nosotros pinchamos una rueda pero hay muchos talleres por ahí –es algo muy común-, y atravesamos caminos de tierra cruzándonos con grandes camiones y levantando polvaredas, todo muy Mad Max. Desde luego fue de lo mejor del viaje por Camboya.
Comienza desayunando una sopa de pollo en el Mercado Central para coger energías:

 

En la ciudad:

1. Visitar pagodas

Tanto la ciudad de Battambang como el campo están repletos de bonitas y antiguas pagodas, algunas de ellas tienen cientos de años de antigüedad  y exhiben obras de arte y arquitectura únicas (es una rareza, pues los Jemeres Rojos se cargaron muchos templos). Sólo en la ciudad de Battambang ya hay nueve pagodas: Wat Kandal muestra algunas de las pinturas vihear y Wat Tahm Rei Saw, construido en 1903, es uno de esos raros wats camboyanos que contienen pinturas del poema hindú Reamker.

La pagoda Damrey Sor

 

2. Ir al circo

La ONG Phare Ponleu Selpak ofrece a los niños camboyanos de familias desfavorecidas la oportunidad de formarse a través de diferentes actividades artísticas, como música, dibujo, teatro, danza y acrobacias.
Hay visitas guiadas por $ 5. Y el espectáculo de circo comienza a las siete de la tarde. La entrada cuesta 14$ pero os garantizo que merece mucho la pena.  Para saber con certeza el horario, puedes llamar al 077-554413, mirar su web o consultar en cualquier agencia de viajes de Battanbang o en la recepción de tu hotel.

phare circus battambang

Hermosos acróbatas del circo Phare

3. Clases de cocina jemer

El restaurante camboyano Nary Kitchen imparte clases de cocina todos los días por la mañana y por la tarde. La clase comienza con un recorrido por el mercado para aprender sobre los productos locales y sus precios. De vuelta en el restaurante, aprenderás a cocinar cuatro platos camboyanos tradicionales. Una vez terminados, te los puedes comer (o cenar). También se puede pedir la opción vegetariana, y todos los estudiantes se van a casa con las recetas de los platos que han preparado. Cuesta 10$ por persona. Tel 012-763950

clases de cocina battambang

Aprendiendo a cocinar platos camboyanos

4. El Museo Provincial 

El Museo Provincial de Battambang en la orilla del río y en el centro de la ciudad alberga una gran colección de objetos de Angkor y preangkorianos: estatuas, esculturas, fragmentos de templos antiguos, cerámicas, etc. Estos pequeños museos provinciales pueden ser un verdadero placer para los forofos de Angkor , pues contienen algunas piezas raras y únicas, y este es uno de los mejores museos provinciales. Horario 8a.m. -11a.m. / 2 p.m.-5p.m. Los trabajadores del museo son muy majos y siempre se alegran de ver turistas. Se puede pedir un guía.
La entrada cuesta 1$
Tel: 092-914688, 016-896727

provincial museum battambang

El Museo Provincial de Battambang

 

En los alrededores:

A solo unos pocos kilómetros de la ciudad, el campo se convierte en pequeños pueblos con casas sobre pilotes (parecidas a los hórreos asturianos). De camino a cualquiera de las ruinas angkorianas verás este tipo de paisajes de arrozales. Aprovecha en los mercados para cotillear cómo preparan algunos de los productos locales como los fideos o la pasta de pescado, el “prahok”. Es todo muy tradicional y curioso para ver pero aviso que los mercados suelen estar bastante guarros y que el prahok huele muy pero que muy mal. De todos modos merece la pena adentrarse en los mercados, en lo que constituye el centro de la actividad de las aldeas.

 

5. Ir en el tren de bambú

El tren de bambú es un medio de transporte tan ingenioso como rústico, creo que no he visto nunca un vehículo motorizado más simple que éste. Consiste en una pequeña plataforma de bambú con un motor de motocicleta. Se mueve por la vía del tren, recogiendo y dejando pasajeros, animales y otros bultos. Cuando se encuentra con otro tren de bambú que viene en dirección opuesta, al haber sólo un carril, hay que desmontarlo y dejarlo a un lado para que pase el otro tren. Se le suele dar preferencia al que lleva más gente y este proceso no tarda más de cinco minutos.
Lo usan tanto turistas como locales, y aunque pueda ser un poco tontería el trayecto porque los árboles apenas dejan ver el paisaje, te aseguras unas risas. El precio para extranjeros es de unos 5$ por persona.

bamboo train battambang

Maquinista del tren de bambú

 

6. Ek Phnom

A unos 45 minutos de Battambang se encuentra una importante ruina angkoriana de principios del siglo XI. Se trata de un templo hindú construido por el rey Suryavarman I. Hace poco hablé sobre la historia de Angkor, échale un ojo para ampliar información.
 El templo está bastante destartalado y consta de prasats (pequeñas torres en lengua jemer) con algunas tallas hindúes: éstas sí que están en buen estado. Junto al templo, nos encontramos con la pagoda budista de Wat Ek Phnom y un pequeño lago.
El camino del río Stung Sangker a Ek Phnom desde Battambang pasa a través de unos paisajes de palmeras muy bonitos.

Ek Phnom

Ruinas Ek Phnom

7. Phnom Banan

Phnom Banan está en la cima de una montaña, así que hay que subir unas cuantas escaleras: ya sabéis, “Phnom” significa montaña en lengua jemer.
Es un templo de la era de Angkor construido a mediados del siglo XI. Consta de cinco prasats dispuestos en forma de cinco puntas que recuerda a Angkor Wat.
El templo fue construido por el gobernante jemer Udayadityavarman II, hijo de Suryavarman I, el rey que construyó el templo en Ek Phnom para que nos entendamos. Tiene dinteles tallados en buen estado y en la cima de la montaña tenemos una vista panorámica de los alrededores. Cerca hay una pequeña cueva conocida como L’Ang But Meas, una pagoda muy antigua (más de 150 años) en la base de la montaña. Como ambos están al sur de la ciudad de Battambang, el viaje a Phnom Banan a menudo se combina con una parada en Phnom Sampov.

phnom banan

 

8. Ver miles de murciélagos en Phnom Sampov

Phnom Sampov es una montaña impregnada de leyendas, coronada por Wat Sampov y un grupo de cuevas utilizadas como “cuevas de la muerte” por los jemeres rojos, pues contienen los restos óseos de sus víctimas.
El Wat es interesante, pero el paisaje desde lo alto es aún mejor. En vez de subir las escaleras, creo que es más cómodo tomar el camino con curvas que sube.
Toda la zona está relacionada con la conocida leyenda popular jemer de “Neang Rumsay Sok”, “la chica que le desciende el cabello”.
Al atardecer, en torno a las seis de la tarde, miles de murciélagos salen de una cueva durante más de 30 minutos: un espectáculo que no te puedes perder. He decidió no poner ningún vídeo para que impresione más verlo por primera vez pero si te puede la curiosidad, puedes ver una muestra aquí

Phnom Sampov

Un campo de fútbol con cortacéspedes naturales frente a Phnom Sampov

No olvides llevar un buen seguro de viajes

Yo recomiendo el seguro de viajes de Mondo: ellos te hacen cinco preguntas y en función de tus respuestas, te recomiendan el seguro más adecuado (según el destino, la duración, el tipo de viajero, presupuesto, etc). Para más información, puedes mirar aquí y obtendrás un 5% de descuento.

el mejor seguro de viajes

 Fuentes: Cambodia by hotels,
Hole in the Donut,
Battambang traveler,

Entradas relacionadas

4 comentarios

Deja un comentario

Comentario: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>