Camboya

Vivir en Camboya 2: Guía de supervivencia en Siem Reap y anécdotas varias

 

ganesh angkor

Ganesh en Angkor Wat, si quieres saber qué es esto, haz click aquí

Breve guía de supervivencia en Siem Reap, Camboya

Como ya os conté, me estoy quedando en la ciudad camboyana de Siem Reap donde siempre es verano, los templos de Angkor conviven con la jungla, la gente sonríe y los turistas hacen que la fiesta no termine. En este post os voy a contar consejos para instalarse en esta parte de Camboya, alguna curiosidad y mi percepción del lugar mezclados con anécdotas del día a día.

Puerta norte de Angkor Thom

Puerta norte de Angkor Thom

 

DINERO

En Camboya se utilizan tanto los dólares americanos como los rieles: un dólar equivale a 4.000 rieles.
Por ejemplo, si algo cuesta 1’5$, puedes pagar 1$ + 2000 rieles.
Como hay billetes de 100 rieles, puede ocurrir que tengas la cartera abultada, pero que no te llegue para nada.
Hay muchos cajeros automáticos pero lleva algo en efectivo y varias tarjetas. Misteriosamente una me funciona y otra no y eso que lo hablé con el banco previamente.
No suelen aceptar pagos con tarjeta.
Toda esta pasta que véis, es para pagar un café.

 

TRANSPORTE

Al ser una ciudad muy llana, se puede ir a cualquier sitio en bicicleta sin esfuerzo. Se pueden alquilar por 2$ el día o si se va a estar más tiempo, se puede comprar una en el mercado de Phsar Leu Thom Thmei por 45$. También se puede optar por una moto si se trabaja en las afueras. Pero por lo general si uno no se mueve de la ciudad, la bicicleta es ideal. Cuidado, aquí cuando dicen “bike” quieren decir moto en vez de bici… al principio tuve ulgunas conversaciones absurdas hasta que me enteré de este dato.
Si no se tiene un vehículo, está la opción del tuk tuk, pero pacta antes el precio o te puedes llevar un susto.
La ciudad está plagada de agencias de viaje que te gestionan el transporte a otros puntos de Camboya o países cercanos como Tailandia, Laos o Vietnam. Antes de comprar el ticket, consulta y compara varias agencias pues el precio puede variar mucho.

 

OCIO

Por supuesto, hay que ir a ver Angkor, el yacimiento arqueológico más importante del mundo que contiene el mayor templo construido como ya contamos en aquí. Además de los templos de Angkor a los que les dedicaré un post aparte, hay otras cosas que se pueden hacer en la ciudad como acudir a un espectáculo del Phare Circus. Sin animales y al estilo del Circo del Sol, cada día de la semana hay una función diferente que mezcla acrobacias, música, pintura, danza y teatro que merece mucho la pena. Además tiene una labor social pues los artistas provienen de zonas desfavorecidas y la recaudación se destina a mejorar la vida de su entorno.
Además mirad qué majos: les pregunté por e-mail la nueva ubicación del circo, y cuando llegué me dijeron que me habían guardado los mejores asientos para que hiciera fotos para el blog sin haberlo solicitado. Todo porque vieron el blog en la firma de mi email.

phare circus

Los acróbates del Phare Circus y yo

También hay una escape room: se trata de conseguir salir de una habitación en 60 minutos con el misterio de Angkor como tema. Yo no lo he probado aún, así que tampoco os lo puedo recomendar. Pero me parece muy curioso que esta actividad haya llegado hasta aquí.

Los fines de semana se realizan muchos eventos tanto en la calle, como en hoteles o bares. En el grupo de Facebook “Expats and locals living in Siem Reap, Cambodia” te puedes enterar de las últimas novedades. Algunos eventos sí que son más hippsters y sólo acuden en su mayoría expats (inmigrantes) y en otros se mezlcan locales con extranjeros.
Aunque en realidad ese grupo es un cajón de sastre la mar de entretenido. Desde noticias relacionadas a la ciudad hasta cuestiones de todo tipo como que a alguien se le ha escapado un gato, cuál es el mejor lugar para arreglarse un diente o teñirse el pelo, si se ha ido la electricidad en tal calle, ofertas de trabajo, o los australianos anunciando que ha llegado un cargamento de su querido Vegemite.

Pub Street es la zona donde se concentran los bares y discotecas de decibelios generosos. En el Temple bar se pueden ver todos los días espectáculos gratis de danza tradicional apsara a las 19:30 y en el Mezze hay clases de salsa y si se quiere bailar otras cosas, el Yolo bar no está mal (son dos garitos hippies contiguos y se baila en la calle). Si te metes por los callejones hay barecitos como el Angkor Famous donde las jarritas de cerveza cuestan 0,5$ y la música te deja mantener una conversación, además te dan palomitas gratis. Por Sok San hay chiringuitos más tranquilos como el Cayo Coco de suelo de arena y ambiente hippie o el elegante pero igualmente barato Hangout. Los domingos está muy bien el Food Co-op para tomar algo en el césped con música en directo.
Aún tengo que investigar el tema de apuntarme a Bokator, un arte marcial camboyano.

Una opción que me gusta para los domingos es ir con la bici por el campo entre los arrozales o por los templos secundarios de Angkor. Para lo primero os recomiendo pedalear unos kilómetros más allá de Phnom Krorn y así atravesar un pueblo lleno de vida, arrozales y charcos de nenúfares. Antes del atardecer conviene volver al templo situado sobre una colina y ver el mejor atardecer con un paisaje verde hasta el infinito. La aplicación Maps.me viene muy bien para hacer estos recorridos y para no perderse en la ciudad. También hay agencias que organizan rutas en bici y en moto.
A la vuelta, un masaje no viene mal tampoco. Los hay baratos en el Night Market.
Y si estás cansado o hace mucho calor, ir a la piscina de un hostel es una opción. Por ejemplo en el Garden Village se puede acudir a la piscina consumiendo algo del bar (si quieres lo puedes tomar en el agua y puedes pedir que enciendan el jacuzzi).

Atardecer desde Phnom Krorn

Atardecer desde Phnom Krorn

TRABAJAR O HACER VOLUNTARIADO

Si buscas en google “Jobs in Cambodia” te saldrán varias páginas de búsqueda de empleo. Por lo que me dijo un camboyano, funcionan bastante bien (que no es Infojobs, vamos). También está el grupo de ofertas de trabajo “Siem Reao Job posting”. Casi todo lo que se solicita es de dependiente, recepcionista de hotel, camarero y demás puestos relacionados con el turismo. El sueldo medio de este tipo de empleos es de 150$ pero de vez en cuando salen ofertas para puestos de mayor cualificación. Sólo puedes ser guía de los templos de Angkor si tienes la nacionalidad camboyana.
Yo lo que hago es dar clases privadas de español. En ese caso hay que ser coherente con los sueldos del país en el precio si nuestro estudiante es camboyano, si es extranjero se mantiene el precio que creas conveniente.
También me parece un buen lugar para trabajar online.

En cuando a hacer voluntariado, lo que más se solicita aquí son profesores de inglés. Siempre había pensado que los voluntarios más útiles son los médicos, ingenieros, arquitectos y cosas por el estilo y que una periodista no tiene nada que aportar al Tercer Mundo más allá de labores de comunicación de ONGs. Pero en este caso estamos en una ciudad turística y la diferencia entre hablar el idioma internacional o no, les cambia la vida.
También puedes poner enseñar actividades artísticas como música, danza o pintura y en algunos casos, enseñar francés. El español no lo valoran pues piensan –con razón- que primero hay que aprender inglés.
En el grupo de Facebook de “NGO’s and volunteers working in Siem Reap” se puede contactar con ONG’s
Hay que tener un amigo en común con alguien para que te admitan en este grupo cerrado porque han estado recibiendo mucho spam. También mira en Work away.
Hay que tener cuidado a la hora de escoger, hay ONGs que no sólo no te pagan los gastos si no que te hacen “darles una donación”. Yo no creo en el trabajo gratis y mucho menos pagando pero es tanta la afluencia de voluntarios que algunos ven el negocio. Yo por ejemplo lo hice mal, escogí en una que decían que me pagarían 100$ al mes para el alquiler (cosa que no ocurrió) más comida  y cena (arroz con verduras, normalmente) . Como no me hacían pagar se vieron con el derecho de explotarme y me trataron muy mal como expliqué aquí. Así que ponte firme en las condiciones. Hay muchas ONGs y seguro que haces falta, sobre todo si piensas estar una temporada larga.

 

BUSCAR CASA

Hay páginaes en internet como el grupo de Facebook “Siem Reap city buy & sell” donde la gente cuelga anuncios de casas, terrenos y locales que están disponibles para comprar o alquilar.  También se puede preguntar en el grupo de Expats y tener un poco de paciencia, visité unos diez pisos antes de quedarme con uno.

El estándar occidental es más caro porque entre otras cosas tiene cocina o bañera y muebles estilo Ikea, un apartamento para uno cuesta en torno a 300$ al mes. En las casas jemer lo habitual es comprar un fogón y una nevera y tirar de ello, yo realmente no necesito más y son mucho más económicas. En ambos tipos de casa hay que tener cuidado con la electricidad que es más cara que en España. Sé de uno que ha recibido una factura de 160$ por pasarse un mes con el aire acondicionado puesto. Por si acaso yo no lo conecto aunque queda poco para la época de más calor (abril-mayo) y me han dicho que no me resistiré. De momento con el ventilador estoy bien.
Me hace gracia que en España nos dejemos una pasta en placas de ducha cuando aquí tienen la solución definitiva. No hay ducha, sólo un agujero en el suelo y punto. También me parece un gran invento el de la manguerita con un chorro a presión junto al inodoro.  Así se ahorran el bidé y mantienen una mejor higiene.

Yo vivo en un vecindario camboyano céntrico que me encanta por el ambiente familiar (150$/mes). Entre mis vecinos hay una anciana que me habla en jemer alto y claro, una familia numerosa con muchas niñas que me visitan, una pareja con sólo una hija que es un trasto, un conductor de tuk-tuk, un estudiante de danza apsara, un ladyboy, un jubilado coreano que comercia con hormigas rojas, un perro de seguridad que dejó de ladrarme al cabo de un mes, y un cachorro con pajarita que se me mete en casa y hace que se me caiga la baba.
Hace un rato mientras recogía la casa tenía a las niñas viendo vídeos de Youtube en mi ordenador y cantando a grito pelado canciones en inglés sobre frutas, y el cachorro con pajarita me mordisqueaba el pantalón para jugar. Para escribir este post he tenido que echar a todos y cerrar la puerta, jejeje.

niñas

Mis vecinillas aprendiendo inglés en mi salón, momentos antes de ponerme a escribir. Bueno, hay dos que no sé qué hacen.

cachorro camboya

In-in tardó semanas en aceptarme y ahora me quiere con todo su amor perruno

COMPRAR ENSERES Y COMIDA

Aquí lo que no usan mucho los camboyanos es muy caro como el papel higiénico, la leche (la más barata la he visto por 1’3$ el tetra brick), bollería/galletas, queso o absolutamente todos los cosméticos, sobre todo la cera de depilar, tampones y hasta el repelente de mosquitos. No te están timando, efectivamente por un bote grande champú te pueden cobrar 5$. El otro día me costó encontrar una crema hidratante que no fuera blanqueadora. Como cada uno quiere lo que no tiene, aquí les parece bello tener la piel blanca, lo cual me parece un poco triste pero me acuerdo de cuando en Europa se llevaba estar moreno y meterse horas en la cabina de solárium, que viene a ser lo mismo pero al revés.

CREMA BLANQUEANTE

Casi todas las cremas son blanqueantes. Contenienen lejías perjudiciales.

Los supermercados están orientados a los extranjeros por lo que son más caros incluso que en España. Algunos de ellos son el Angkor market, el Asia market o el del centro comercial Lucky mall. Si cocinas en casa siempre puedes ir a los mercados locales pero al principio tendrás que andarte muy al loro con los precios hasta que te conozcan. Hasta entonces toca regatear por todo.
El agua no es potable así que lo habitual es comprase un bidón como el de la foto por 6$ en la tienda más cercana e ir a cambiarlo cada vez que lo gastas por sólo 1$. Me la llevo a casa sin problema en la parte trasera de la bici.
En cuanto a muebles, electrodomésticos e incluso ropa, se puede consultar el grupo de Facebook de Expats. Siempre que alguien abandona la ciudad, pone todas sus cosas a la venta y es una buena oportunidad para hacerte con algo de segunda mano a buen precio. Así conseguí mi nevera al poco de llegar y ayer me hice con estanterías de bambú.

bidon de agua

 

LAVAR ROPA

Para qué tener lavadora si en todas partes te hacen la colada por 1$ el kilo y te devuelven la ropa planchada. Al hacer calor mi ropa es ligera así que suelo gastar 2Kg a la semana, tres si echo a lavar las sábanas o la toalla.
Si se quiere ahorrar, se puede comprar detergente en polvo en algunas de las pequeñas tiendas de madera donde hay de todo.

COMIDA

Como muchos me han preguntado, la comida generalmente no es picante aunque hay algunos platos que sí lo son, conviene preguntar. Personalmente me gusta mucho así que en ese sentido no me ha costado adaptarme.

restaurante khmer

Restaurante de ollas, comida casera jemer

Lo más barato con los puestos callejeros donde dan platos de noodles por 1$ o 1’5$ o “los restaurantes jemeres de las ollas” como en la foto, en los que puedes comer comida casera por 1$. Esos son los que utilizo para el día a día y lo que compro es para llevar, como te dan envoltorios de plástico, yo he optado por acudir con mi propia fiambrera. Les cuesta entender cuando les digo que prefiero que usen mi envase para no gastar plástico. Bueno, creo que me tienen por la loca del tupper, con lo glamuroso que es usar un envoltorio de poliestireno metido en una bolsa de plástico con más cubiertos de plástico -nótese la ironía-.

comida jemer

Que no te engañe su mala pinta, en este chiringuito del cruce de Taphul con Tep Vong se come increíblemente bien por 2$

 

También hay restaurantes en los que se come muy bien por 1’5-2$. Mis favoritos se encuentran en la intersección de la calle Taphul con Tep Vong y en el cruce entre Tep Vong y la carretera nacional 6.
Buena noticia para los veganos, hay platos de pasta o arroz con verduras y tofu, la deliciosa morning glory al ajillo (ipomoea aquatica), ensaladas de mango, rollitos de primavera, etc. Muy rico todo.
En cuanto a platos carnívoros, me quedo con el salteado de limoncillo (lemongrass), el amok, el lock lack y el tom yum.

lemongras

Todo se acompaña de arroz, como este salteado de limoncillo

Hay lugares más elegantes con platos desde 2’5$ así que en general es bastante barato.
Ah, y si veis un sitio que se llame “Happy pizza”, no es el nombre del garito sino una indicación de que sirven pizza con marihuana que por lo visto es legal sólo para cocinar. Si comes happy pizza, no conduzcas.
Como visita freak, hay un restaurante norcoreano. Se llama “Pyongyang” y se encuentra en la nacional 6 junto al Majestic Oriental Hotel. Una oportunidad para hablar con las chicas del staff que son de Corea del Norte aunque a un precio elevado para ser Camboya. Aquí cuento cómo fue la experiencia.
Respecto a comer bichos, veréis que hay puestos de tarántulas fritas, grillos, cucarachas y demás exquisiteces. El hecho de que te cobren por hacer una foto, hace pensar que es más para turistas. Se comían durante la guerra como una fuente de proteína a modo de supervivencia pero lo que sí que se sigue usando son las hormigas como condimento en guisos, le da una textura crujiente.
En zonas rurales sí que he visto que se venden platos de gusanos e insectos, pero no me ha apetecido probarlos…

comer hormigas

Hormigas como condimento, me lo comí aunque no muy contenta

VISADO

O visa que dicen en todo el mundo. Para hacer todas estas cosas necesitas permiso para quedarte. Por suerte en Camboya es muy sencillo si eres español. Sólo tienes que solicitar el visado business en el aeropuerto que cuesta 30$, 5$ más que el estandard. Por si acaso di que sólo piensas quedarte un mes y lleva una foto de carnet.
A las dos semanas aproximadamente acude a una de las agencias de viajes que hacen la extensión del visado. Normalmente no hacen ninguna pregunta además de si lo quieres para un mes, seis, o un año, éste último cuesta 290$. Es caro pero al menos no tienes que salir cada mes del país.

Y esto es todo, amigos. No llevo tanto tiempo aquí como para decir que soy una experta así que seguramente me he dejado muchas cosas: iré completando este artículo con los descubrimientos que vaya haciendo. ¡Vuestras aportaciones son bienvenidas!

 

Y para terminar, este buen hombre nos recita las 32 vocales del idioma jemer. ¡Dale al play!

 

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Comentario: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>